Enagás mantiene objetivos de ganar alrededor de 400 millones este año y aumentar el dividendo un 5%



Las mejores noticias en Alicantur Noticias

Actualizado:

Enagás reiteró su objetivo de beneficio neto para 2020 y el pago de dividendos para este año, independientemente de «si el dividendo se recibe o no» en su filial Tallgrass Energy.

En una conferencia con analistas para presentar los resultados de los primeros nueve meses del año, el consejero delegado de Enagás, Marcelino Oreja, indicó que, si bien aún no se ha tomado la decisión por parte de los socios de Tallgrass Energy sobre si pagar o no dividendo de la energética estadounidense ante la incertidumbre de la situación del mercado estadounidense, reiteró que el dividendo del grupo “es independiente de si el dividendo se recauda en Tallgrass o no, ya que el resto de filiales cumplirán sus previsiones. dividendo «.

Enagás tiene un objetivo de beneficio neto para 2020 en torno a los 400 millones de euros y un compromiso de dividendo para este año de 1,68 euros por acción (+ 5%). Asimismo, la compañía reiteró su política de retribución al accionista para el período 2020-2026.

El grupo tiene previsiones positivas a medio plazo para Tallgrass Energy, donde tiene una participación del 30,2%, gracias a la recuperación sostenida de precios y demanda. «Volveremos a una senda de ganancias razonable», dijo Oreja sobre el estadounidense.

Por otro lado, el director gerente consideró como una «enorme posibilidad» la posibilidad de obtener el contrato para la gestión y mantenimiento de la planta de regasificación de Al-Zour (Kuwait), una de las más grandes del mundo, ya que crearía una nuevos negocios para el grupo, servicios.

Enagás aspira a este contrato a través del consorcio internacional Desfa, donde también tiene su sede Snam, y Oreja indicó que, a pesar de que el contrato asciende a unos 80 millones de euros en los años en los que consta, Enagás ya tendría derecho a «más o menos» El 25% de esta actividad no requiere inversión y sería una «gran noticia» para la empresa.

Asimismo, el grupo también podría participar en el proyecto de la planta de regasificación griega Alexandroupolis, en Salónica, donde Desfa prevé adquirir el 20%, aunque Oreja indicó que Enagás representaría solo tres millones de euros en esta operación.

Resultados hasta septiembre

Enagás obtuvo un beneficio neto de 348,9 millones de euros entre enero y septiembre, un 4,7% más que un año antes, apoyado en el control de los costes operativos y la mejora del resultado financiero y a pesar del descenso de los ingresos por covid -19, según las cuentas publicadas hoy por el operador de la planta de gas.

La empresa atribuye el avance del resultado financiero al efecto positivo no recurrente de 18,4 millones por las diferencias de cambio generadas por la compra de dólares para la ampliación de su participación en la American Tallgrass, entre otros, y la actualización Financiación de la cuenta de crédito del Gasoducto del Sur Peruano (12,3 millones de euros).

Los ingresos totales disminuyeron un 4,8%, hasta los 831 millones, con una disminución de 23,2 millones en la remuneración por continuidad de suministro (RCS) por la caída de la demanda de gas natural provocada por el covid-19, que hasta en septiembre fue del 10,7%.

El margen bruto de explotación (ebitda) descendió un 5,2% y se situó en 727,4 millones, según cuentas remitidas a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que reflejan una reducción de los gastos de explotación del 4% (221, 6 millones), gracias a las medidas de control aplicadas ya que la asignación de los gastos de las filiales no siguió el mismo cronograma que en 2019.

A 30 de septiembre el resultado de las sociedades participadas alcanza los 118,0 millones de euros, un 6% menos que el año anterior.

En conferencia con analistas, el presidente de la compañía, Antonio Llardén, destacó que los resultados hasta septiembre «están en línea» con el objetivo de cerrar el año con un beneficio neto de 440 millones y demostrar que Enagás «está aguantando bien a pesar de la convulsa situación económica que atravesamos ».

Además, añadió, las pruebas que realizaron sobre el posible deterioro de los activos por parte del covid concluyen que no es necesario realizar ningún ajuste a su valor en el balance.

Como en presentaciones anteriores, Llardén destacó que la alta previsibilidad del flujo de caja y la sólida estructura del balance de Enagás «presentan la flexibilidad suficiente para asegurar el compromiso con nuestra política de dividendos 2020-2026».

Por otro lado, reiteró el interés de la compañía por el desarrollo de proyectos de hidrógeno verde en España y confió que los cambios normativos necesarios para su implantación se producirán a partir de 2021, como, por ejemplo, un sistema para certificar su origen renovable. o modificaciones técnicas para permitir su producción, uso y transporte, ahora no requeridas por ley.

En los nueve primeros meses del año, las inversiones netas de Enagás ascendieron a 819,7 millones de euros, un 8,4% más, debido principalmente al aumento de la participación en Tallgrass, operación que también aumentó de la deuda financiera neta del grupo, que al cierre del período era de 4.119 millones, 364 más que en diciembre de 2019.

En las cuentas remitidas al supervisor bursátil, Enagás destacó que tiene una sólida situación de liquidez, con 2.418 millones de euros entre tesorería y líneas de crédito no utilizadas a 30 de septiembre, informa Efe.

Míralos
Comentarios

.