Entre cinco y diez matones siguieron pateando a Samuel cuando ya estaba inconsciente



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

Santiago / Madrid

Actualizado:

Aunque la brutal golpiza que mató al joven Samuel en la madrugada de viernes a sábado fue filmada por algunas cámaras de videovigilancia en la zona, la Policía Nacional tardó tres días en detener a los presuntos responsables. Según explicaron a Alicantur Noticias fuentes cercanas a la investigación, el juez que se hizo cargo de la investigación del caso quiso esbozar las responsabilidades de cada uno mucho antes de su detención. Finalmente, ayer por la tarde, La Policía del Estado detuvo a tres jóvenes, de entre 20 y 25 años, por su presunta participación en la muerte. de Samuel.

Los tres detenidos son vecinos de A Coruña. Son dos niños y una niña, según ha podido saber Alicantur Noticias a partir de fuentes de investigación. Los tres son amigos, salieron juntos de un bar y no conocían en absoluto a la víctima.. Con toda probabilidad habrá más arrestos en las próximas horas, dado que entre cinco y diez personas participaron en el ataque que tuvo lugar en dos momentos diferentes, según varios testigos y acreditados por las cámaras.

Esta «manada» enojada pateó a Samuel en la cabeza varias veces y siguió adelante. golpearlo cuando ya estaba desmayado en el suelo. Dos de los detenidos participaron en los dos momentos distintos en los que se produjo la golpiza. El tercero, solo en el segundo.

El celular homofóbico

La Policía del Estado comenzó a interrogar a los testigos del crimen el mismo sábado. Llamó por quince días y los agentes se ofrecieron a testificar acompañados de un abogado. Lo hicieron, según fuentes de la encuesta, convencidos de que entre los jóvenes mencionados podría haber los responsables de la muerte de Samuel. Algunos aceptaron. Uno de estos testigos, según las mismas fuentes, pidió volver a declarar para dar más detalles. de lo que había pasado. Los Carabinieri dan plena credibilidad a algunos testigos, cuyo relato coincide con lo grabado con algunas cámaras. Las imágenes de algunos, sin embargo, al estar de noche, no son demasiado nítidas.

Ahora, más allá de la paternidad, los investigadores tendrán que investigar si el crimen, que se precipitó tras una confusión con un teléfono móvil, dos de los internos pensaron que Samuel y un amigo los estaban grabando cuando en realidad hicieron una llamada telefónica con el ‘ Aplicación Facetime ‘- tenía motivaciones homofóbicas. La declaración inicial no lo incluye, pero Luego, algunos testigos aseguraron que el brutal ataque fue precedido por insultos homofóbicos.. Los investigadores, según fuentes policiales, no descartan hipótesis alguna, aunque el hecho de no conocer a Samuel, como se ha demostrado, minimiza esta posibilidad.

Una patada mortal

La paliza fatal de Samuel desató una ola de indignación en el colectivo LGTBI y las plazas de varias ciudades, en particular Madrid, Barcelona y La Coruña, estaban llenas de manifestantes exigiendo justicia y contra la homofobia. Algunas formaciones, como Podemos, asumen que se trató de un delito homofóbico, aunque el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, es más cauteloso y prefiere esperar el resultado de las investigaciones de la Policía del Estado. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, también pidió cautela y que la policía aclare el motivo del «brutal asesinato».

Lo que esta claro Según la autopsia preliminar, es que uno de los golpes que recibió Samuel en la cabeza acabó con su vida.. En cualquier caso, una autopsia complementaria debería, según fuentes investigadoras, ofrecer más datos sobre las heridas fatales de la joven enfermera, de 24 años, quien esa noche salió con un par de amigas a festejar en los locales de entretenimiento del malecón. Coruñés y acabó siendo golpeado.

Samuel y un amigo estaban en uno de los pubs locales cuando decidieron salir a fumar. Se le ocurrió hacer una videollamada con la pareja de este último, que no había salido esa noche, y ese fue el detonante.

Míralos
Comentarios

.