Equipo solidario que hace más compañía



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

Madrid

Actualizado:

Nunca es tarde si la felicidad es buena. El refrán español vuelve a definir a la perfección la situación del voluntariado corporativo o, por el contrario, las acciones de impacto social que promueven las empresas entre sus trabajadores. En España, las empresas han empezado tarde a impulsar este tipo de acciones, un tema más anglosajón. Sin embargo, una vez que comenzó a extenderse, no dejó de crecer. Además, según Juan Ángel Poyatos, fundador de Voluntare, es en nuestro país donde este tipo de voluntariado cobra mayor relevancia en la actualidad, y empresas españolas como Telefónica o La Caixa se encuentran entre las cinco a diez principales empresas del mundo que se dedican a este acciones solidarias.

«La velocidad con la que crece en las empresas españolas es mucho más rápida que en otros países europeosComenta unos días después de haber presentado, junto a la Asociación de Voluntarios de «La Caixa», la primera radiografía sobre voluntariado corporativo en España. Un estudio que demuestra que en seis de cada diez empresas, al menos el 10% de la plantilla participa en sus programas de voluntariado social y ambiental.

Un porcentaje que aumentará la crisis sanitaria, económica y social. Si bien es cierto que más del 80% de las empresas han tenido que trasladarse a entornos online para cumplir con la normativa sanitaria, es cierto que las empresas, según Poyatos, están viendo una mayor movilización. Específico, El 62% de las entidades reporta una mayor participación y compromiso de sus empleados. “Logramos aumentar la participación a medida que atravesamos un proceso de evolución muy amplio”, promoviendo actividades no presenciales.

Además, si el 6% de la población española realiza voluntariado Durante los peores meses de la pandemia, casi dos millones más de personas se unieron para ayudar en diferentes áreas.. “Como muchas empresas han colaborado, creo que ahora seguirán explorando los campos para que sus trabajadores puedan ser más voluntarios”, dice la directora de la plataforma de voluntariado española, Mar Amate.

Beneficios

Pero es que la promoción de estas actividades por parte de las organizaciones trae amplios beneficios al funcionamiento interno de la empresa. Por ejemplo, ayuda a la empresa a mirar los Objetivos de Desarrollo Sostenible y los de la Agenda 2030. Pero también ayuda al trabajador a estar más feliz e identificado con su empresa. Además, participar en una de estas acciones mejora la productividad. “Cuando estos trabajadores participan en programas con organizaciones y ONG, pueden desarrollar otro tipo de habilidades que luego impactan en el trabajo que realizan”, dice Amate. Todos estos beneficios han hecho que alrededor del 80% de las empresas del Ibex-35, y según estimaciones de Voluntare, ya cuenten con programas de voluntariado corporativo.

¿Cuál es la mejor forma de fomentar estas prácticas entre los empleados? Tanto Poyatos como Amate coinciden en la clave para movilizar a los trabajadores: «Deben percibir que lo que están haciendo tiene un impacto social, va a hacer algo». Y esto no sucedía anteriormente. Asimismo, para Amate, otro factor motivador es el hecho de brindar al trabajador la oportunidad de participar en el proceso de toma de decisiones de las actividades a desarrollar.

El director corporativo de Acción Social en Caixabank, Pere Huguet, también destaca la importancia de adecuar la jornada laboral del trabajador para impulsar estas prácticas: “Una forma habitual de hacerlo es liberando un determinado número de horas de trabajo al año durante el cual el trabajador puede ser voluntario en una entidad social de su elección. Según el estudio Voluntare, las empresas destinan en promedio entre 6 y 20 horas al año, dentro del horario laboral, para que los empleados pueden involucrarse en acciones, lo que según Huguet está «más extendido» en otros países.

Míralos
Comentarios

.