¿Es Cuba una dictadura? el debate ruge en españa



El periódico digital de Alicantur Noticias

En este enfrentamiento, algunos ven una nueva señal de que las crisis diplomáticas se están utilizando como herramienta para desgastar al gobierno, a pesar de que la política hacia Cuba debería ser una cuestión de Estado. “Estamos en campaña electoral permanente, y esto es letal para España”, lamenta Josep Antoni Duran i Lleida, ex presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso con los gobiernos del PSOE y el PP.

Enrique Ayala, analista de Fundación Alternativas, cree que el Partido Popular, y en particular Vox, están instalados en una «oposición frontal» & rdquor; No permite ningún tipo de acuerdo estatal. «Deben mostrar lealtad para solidificar la posición del país, pero parece que lo que quieren es que el gobierno tome un bate de béisbol y golpee a la afición castrista», explica.

Esa polarización contamina todo queda patente en la retórica de los partidos, que varía según estén en el poder o no porque, según el investigador del Instituto Elcano Carlos Malamud, en el fondo los gobiernos del PSOE y el PP tenían un «bastante constructivo & rdquor; con La Habana de la transición. El investigador recuerda, por ejemplo, que el único presidente que recibió a Fidel Castro en La Moncloa fue José María Aznar en 1998 y que el gobierno de Mariano Rajoy impulsó la primera visita de los reyes a Cuba, que tuvo lugar en 2019. dictadura, no se gana mucho, todo el mundo sabe que Cuba es una dictadura, agrega el investigador.

“No es necesario solemnizar lo obvio. Si parece un pato, nada como un pato y camina como un pato, es un pato. En Cuba no se respetan los derechos fundamentales, no hay separación de poderes, no hay sistema multipartidista, no hay libertad de empresa, cuatro características de una dictadura paradigmática », agrega, por su parte, el exministro de Relaciones Exteriores y Popular MEP. José Manuel García -Margallo, partidario de un consenso político hacia la isla.

“El principal partido de la oposición debe estar dispuesto a asumir el desafío, pero primero el gobierno debe ofrecer diálogo. Y esto no ha sucedido ”, advierte el exjefe de la diplomacia española, que propone una transición“ a la española ”para Cuba y un diálogo entre el régimen y la oposición pilotado por organismos internacionales con la complicidad de Estados Unidos.

Ni Aznar, ni nosotros podemos

Según Valeria Vásquez, analista internacional especializada en América Latina, la reacción de la comunidad internacional debería ser “inmediata & rdquor; de lo contrario, «la situación se deteriorará y los cubanos no podrán soportarlo». También cree que la Unión Europea tiene la oportunidad de ejercer un mayor liderazgo a la luz del papel limitado de Estados Unidos y que ni las sanciones ni los embargos servirán para mejorar la situación en la isla.

Una idea que apoya el analista Enrique Ayala. «España debe defender las libertades y los derechos humanos, pero eso no se consigue poniendo al gobierno cubano entre la espada y la pared, porque se defenderá de forma numantina y eso puede causar mucho más daño a los cubanos», advierte.

Duran i Lleida señala que, si José María Aznar practicó una política más cercana a la de Estados Unidos -fue bajo su gobierno cuando la Unión Europea adoptó en 1996 la denominada Posición Común que ha estrechado las relaciones con la isla- y Podemos Tiene una visión más cercana a Venezuela, el gobierno de Pedro Sánchez «no debe seguir a ninguno».

Noticias relacionadas

«Hagamos lo que hagamos, hacemos las declaraciones más duras o duras posibles, la capacidad de incidencia de España, la UE y la comunidad internacional sobre la realidad cubana es bastante limitada», añade con escepticismo Malamud.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *