Es hora de volver al trabajo



La actualidad en Alicantur Noticias

Las fechas en rojo están pasando en el calendario para esta temporada navideña y es hora de volver al trabajo. Para el mismo día 8, dos días después de los Reyes, está prevista una reunión de diálogo social entre Gobierno, empresarios y sindicatos, para abordar las necesarias extensión de las ertes en sectores afectados por restricciones de movimiento y capacidad frente a la propagación del virus.

Tras el fiasco que para los sectores de comercio, hoteles y restaurantes Asumiendo el paquete de medidas aprobado por el Gobierno el 22 de diciembre (sin las ayudas directas que esperaban empresarios y autónomos), ahora es de esperar que el Ejecutivo no muestre avaricia en la ampliación de las ertes, en un momento en que la expectativa la vacuna comienza a señalar el fin de las restricciones a la actividad económica.

Con datos hasta noviembre, el número de trabajadores en erte ronda las 750.000 personas (los datos de diciembre se darán a conocer este martes). 62% de los trabajadores en alojamiento turistico; 56% de los de empresas turísticas y agencias de viajes; 43% en transporte avion; 29% en juegos de azar y apuestas; 27% en catering y 19% de trabajadores en actividades deportivas, recreativas y de entretenimiento, por nombrar algunos ejemplos.

Te puede interesar

Ahora y no más tarde, toca eso también Entidades gubernamentales y financieras Acordar de una vez por todas la solución que ambas partes vienen buscando desde el verano para refinanciar los préstamos de empresas en apuros que han recibido parte de los más de 930.000 préstamos garantizados por el estado a través del ICO. Muchas de estas empresas, que eran viables antes de la pandemia, corren grave riesgo de dejar de ser viables debido a la extensión de las restricciones, que expirarán un año en marzo. Y aunque el gobierno ha vuelto a suspender la obligación de declarar la suspensión de pagos hasta el 14 de marzo, es urgente poner cierta certeza en medio de tanta incertidumbre.

La fatiga pandémica no solo afecta a los ciudadanos; también se apodera de las agotadas cuentas públicas. Pero ahora no es el momento de desmayarse ahora que la vacuna nos permite ver el objetivo. Es hora de volver al trabajo.

.