España suspende vuelos desde Reino Unido excepto para españoles o residentes



Las mejores noticias en Alicantur Noticias

Espana suspende vuelos desde Reino Unido excepto para espanoles o

España tardó 24 horas en combinar la suspensión del tráfico aéreo de pasajeros con el Reino Unido. Ha pasado un día y más de 100 vuelos han aterrizado en suelo nacional desde que el gobierno holandés anunció que estaba sellando sus fronteras con las Islas Británicas para evitar la propagación de una variante del coronavirus que ha sido más contagiosa, pero al parecer. no más letal. Desde entonces, la mayoría de los países de la Unión Europea se han adherido. España fue uno de los últimos en hacerlo el lunes por la tarde. A partir del martes no pueden ingresar vuelos excepto para traer ciudadanos o residentes. Además, también reforzará el control fronterizo con Gibraltar, donde se ha confirmado un caso de esta variante.

La suspensión afectará a unos 100 vuelos que aterrizan diariamente en suelo español, principalmente en Málaga y Canarias. Según un portavoz de AENA, las aerolíneas mantienen actualmente rutas, a las que solo pueden acceder ciudadanos y residentes. Según los datos del aeropuerto para noviembre, la ocupación promedio fue de poco más de 100 pasajeros por vuelo, o alrededor de 10,000 personas por día.

Además, el endurecimiento de los controles en Gibraltar afectará a quienes cruzan la frontera todos los días. Gibraltar estimó que 30.000 personas hacían esto todos los días antes de la pandemia. De estos, hay 15.000 trabajadores transfronterizos europeos que viven en el área española, 9.300 de ellos españoles. No hay una estimación de cómo la crisis de salud afectó estas cifras. El primer ministro de Gibraltar, Fabián Picardo, informó a Asuntos Exteriores que todos los viajeros que lleguen al Peñón desde el Reino Unido deberán tener un PCR negativo y que se intensificarán las pruebas de población. En el lado español, se intensificarán los controles de puerta y se realizarán controles aleatorios a los trabajadores transfronterizos.

La medida, según el secretario de Estado de Comunicación, se tomó tras la reunión del Mecanismo de Crisis de la Unión, que el lunes analizó los efectos de la nueva variante del virus y pidió que se eviten los viajes no imprescindibles. . No se alcanzó una posición común después de tres horas. Según fuentes diplomáticas, la reunión técnica del denominado Mecanismo Integrado de Respuesta Política (RPIC) de la UE se limitó a verificar las diferentes medidas tomadas por cada uno de los 27 Estados miembros, desde la prohibición de entrada de viajeros desde territorio británico hasta imposición de pruebas y cuarentenas. Los 27 pidieron a la Comisión Europea que elaborara directrices que pudieran servir como base para un protocolo de salud más estricto que se aplicaría al Reino Unido como una forma de restablecer los enlaces aéreos, marítimos y ferroviarios. La reunión también abordó la necesidad de mantener la coordinación interna para evitar una repetición de los cierres fronterizos dentro de la zona Schengen que ocurrieron durante la primera ola de la epidemia.

Sin una posición común, como pedía España, el gobierno decidió suprimir los vuelos después de que «se hiciera patente en Bruselas la necesidad de medidas coordinadas». El primer ministro, Pedro Sánchez, mantuvo «una conversación sobre estas decisiones comunes» con el primer ministro portugués, Antonio Costa, así como con los ministros de Sanidad de ambos países, Salvador Illa y Marta Temido.

Aunque una decena de países ya habían decidido suprimir los vuelos el domingo, España se limitó a anunciar que limitaba los controles de las pruebas de PCR a los viajeros procedentes del Reino Unido. Desde el 23 de noviembre, España exige a los viajeros de países considerados de riesgo – aquellos con una incidencia acumulada de más de 150 casos por 100.000 habitantes en 14 días – una prueba negativa realizada 72 horas antes del vuelo, con multas a partir de 3.000 euros si no está disponible. El Reino Unido está incluido en la última lista, que es válida hasta el 27 de diciembre. Esta medida fue calificada por el propio Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias en Salud, como ineficaz, ya que no impide que una persona que está incubando el virus ingrese e infecte una vez que llegue al país.

Cuando España anunció el cierre, 20 países de la Unión Europea ya habían prohibido la llegada de vuelos desde las Islas Británicas: Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Croacia, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Francia, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Países Bajos, Polonia, Portugal, República Checa, Rumania y Suecia ya habían anunciado sus vetos en cascada, con diferentes duraciones: en los Países Bajos, hasta el 1 de enero, y en Francia, solo temporalmente, durante 48 horas. Otros países europeos, como Suiza, Noruega y Rusia, también se han sumado al cierre fronterizo, al igual que Marruecos, Turquía, Israel, Canadá, Hong Kong, Argentina, Colombia, Perú y Chile.

El gobierno español siguió apostando por una posición común que al final no se alcanzó: “Hemos apostado por la coordinación de estas medidas. Es positivo que haya una respuesta coordinada a nivel europeo ”, insistió Illa a principios de este lunes, en una entrevista radial en Rac1, en la que también afirmó que por el momento» no hay evidencia «de que la nueva cepa del El coronavirus ya está presente en España, aunque eso no quiere decir «que no lo esté» y explicó que la vacuna sigue siendo «eficaz» contra la mutación.

El Centro Europeo para el Control de Enfermedades (ECDC) publicó una evaluación de riesgos este domingo y aceptó las estimaciones del Reino Unido, que aseguran que la nueva cepa podría ser un 70% más contagiosa. “Esta nueva variante surgió en una época del año en la que tradicionalmente se ha incrementado la mezcla familiar y social. En este momento, no hay signos de una mayor gravedad de la infección «, dice en su informe. Insta a los países a secuenciar los casos para detectar si coinciden con esta variante para alertar al sistema europeo de detección temprana y pide evitar viajes y actividades sociales no esenciales.

Ni el Ministerio de Sanidad ni las Comunidades Autónomas han adoptado hasta ahora medidas más restrictivas que el plan de Navidad, cuyos detalles han dado a conocer en los últimos días los gobiernos autonómicos. La subsecretaria de Salud, Silvia Calzón, explicó que el contacto con las autonomías es diario y que las medidas se adaptarán en todo momento a su situación epidemiológica. Evitó responder a la pregunta de si el gobierno tiene la intención de endurecer el plan de Navidad o instar a las comunidades a hacerlo frente a esta nueva variante y a la luz de las recomendaciones del ECDC.

Calzón ha destacado que España es el segundo país europeo en realizar más estudios sobre la secuencia genética del virus y que todo lo referente a esta nueva variante del virus será «seguido con especial atención». los número dos Health descartó «a priori» que la nueva cepa pudiera influir en la estrategia diagnóstica, ya que las pruebas de antígeno detectan una parte del virus que no se ve afectada por esta mutación. Tampoco cree que afecte a la eficacia de las vacunas que comenzarán a perforar en España el próximo domingo, ya que la proteína S, que es a la que se dirige el fármaco, no ha sufrido cambios significativos.

Los expertos dudan en predecir cómo esta nueva variante podría afectar la propagación de la pandemia. Fernando Rodríguez Artalejo, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Autónoma de Madrid, señala que la preocupación más inmediata es un posible aumento de la transmisibilidad del virus. “Sin embargo, no es el virus predominante en el Reino Unido en este momento, aunque está creciendo mucho. Es razonable reforzar las medidas de protección no farmacológica, ya que son ciertamente eficaces, aunque la intensidad de estas medidas es cuestionable, y que se controle la situación y se analicen los problemas, como sugiere el ECDC europeo. Se trata de ganar tiempo hasta que los más vulnerables puedan vacunarse «, dice.

Aunque la variante ya no es letal, ya que es más contagiosa, su propagación podría conducir a más infecciones, lo que en última instancia conduce a más hospitalizaciones y más muertes, señala Elvis García, médico en epidemiología de la Universidad de Harvard.

Con información de Jesús Cañas, Bernardo de Miguel y Miguel González.

Información sobre el coronavirus

– Aquí puedes seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

– Buscador de restricciones: ¿qué puedo hacer en mi municipio?

– Así evoluciona la curva de coronavirus en todo el mundo

– Descarga la aplicación de seguimiento para España

– Guía de actuación contra la enfermedad