Estas cinco hipotecas ya ofrecen márgenes inferiores al 0,90%



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

Estas cinco hipotecas ya ofrecen margenes inferiores al 090

Elegir una hipoteca, que marcará gran parte de los gastos familiares durante muchos años, no es tarea fácil. Conviene hacer cálculos, revisar bien los requisitos y saber negociar con el banco. Desde Segurodevidahipoteca.es ofrecen siete consejos para conseguir las mejores condiciones.

1. Verifique los requisitos: Cada entidad es diferente y requiere diferentes condiciones. Se tendrán en cuenta varios factores básicos, como la edad, los ingresos o el tipo de contrato.

2. No olvide los gastos asociados: La mayoría de los bancos solo otorgan un máximo del 80% del valor de tasación de la propiedad. Por lo tanto, el dinero restante debe eliminarse. Por ejemplo, si la casa tiene un precio de 100.000 euros, al menos ya debería tener 20.000 euros. Pero eso no es todo: cerrar la venta conlleva otros gastos.

3. Costos hipotecarios: El banco pagará al notario, a los administradores y la tasación. Pero el impuesto sobre actos jurídicos documentados (AJD) corre a cargo del consumidor. Es muy importante saber que es ilegítimo que la entidad incluya una cláusula para la imposición de costos de formalización en el contrato. La formalización de la venta del inmueble conlleva otros gastos que suelen rondar el 10% del valor de la vivienda. Esto significa que, para la casa de 100.000 euros, se añadirían otros 10.000 euros.

4. Negociar las condiciones: Es común que el banco ofrezca otros productos adicionales con la hipoteca, como tarjeta de crédito, seguro de vida, etc. Pero el usuario tiene el poder de negociar y, sobre todo, de negarse a aceptar lo que no quiere. No puedes obligarte a contratar nada extra por el préstamo, es decir, productos relacionados. Lo único que se puede hacer es ‘descontar’ y bajar un poco el tipo de interés a cambio de la contratación.

5. Compare el seguro de vida: El banco puede solicitar un seguro de vida, pero no el propio que vende. Antes de firmar la póliza del banco, es recomendable discutir con empresas especializadas. El seguro bancario es hasta un 79% más caro, según un estudio reciente del INESE y Global Actuarial. Por lo tanto, incluso si reducen la tasa de interés a cambio, el costo del seguro es tan alto que es posible que no lo compense.

6. Pregunte todas las dudas: Nunca debe dar nada por sentado o tener dudas. Si está firmado, no habrá devolución. Es fundamental mirar todo con lupa y no hacer preguntas. Si es necesario, puede buscar ayuda de un abogado o experto en bienes raíces para que lo guíe a través del proceso.

7. Solicite que todo esté por escrito: El contrato final no es válido hasta que sea firmado por el notario. Y solo lo que está firmado es lo que entrará en vigor más adelante. Es fundamental que todo lo negociado aparezca por escrito: eliminación de tarifas, productos relacionados, etc. El notario se encargará de asegurarse de que el cliente entienda todo lo que está a punto de firmar y que la documentación sea correcta.

.