Exigen que el exministro González Laya se declare investigado por la entrada en España del líder del Frente Polisario



El periódico digital de Alicantur Noticias

Actualizado

El exjefe de Cancillería Camilo Villarino y el Jefe de Estado Mayor de la Segunda Fuerza Aérea coinciden en su declaración ante el juez que estaban obedeciendo una orden superior

Camilo Villarino, a su llegada a los juzgados de Zaragoza.
Camilo Villarino, a su llegada a los juzgados de Zaragoza.EFE

Ex Jefe de Gabinete de Relaciones Exteriores Camilo Villarino y el segundo Jefe de Estado Mayor Aéreo, Francisco Javier Fernández Sánchez, coincidieron este lunes en su comunicado antes Juzgado de Primera Instancia número 7 de Zaragoza, el primero como sospechoso y el segundo como testigo, quien obedeció una orden superior para dejar que el jefe de la Frente Polisario, Brahim Ghali, en la base aérea de Zaragoza y sin pasaporte.

Esta declaración motivó a los fiscales del pueblo a haber anunciado que pedirán la declaración como sospechoso de la excanciller Arancha González Laya ante el juez que se ocupa del caso. Rafael Lasala. Según lo indicado por el abogado Antonio Urdiales, en la divulgación de las dos declaraciones este lunes en la Sala 10 de Ciudad de la justicia de Zaragoza.

Ghali llegó el 18 de abril con un avión argelino a la base aérea de Zaragoza, sin haber pasado controles ni documentos fronterizos. De allí salió en ambulancia para Hospital San Pedro de Logroo y fue internado en el centro de salud a nombre de Mohamed Benbatouche. El 2 de junio salió de España desde Pamplona.

Según el juez de instrucción, el teniente general Fernández Sánchez no fue citado a declarar como sospechoso porque «no hay constancia de que supiera que la persona que llegó a España tenía o no pasaporte diplomático o estaba exenta de pasaporte por cualquier motivo». control. Y aduanas. «.

El titular del despacho del presidente de La Rioja, Eliseo Sastre, también comparecerá como testigo, en fecha aún por establecer. La fiscalía también solicitó que el secretario general técnico del Ministerio de Relaciones Exteriores, Jos Mara Muriel Palomino.

Como parte de la investigación, el Oficina de información general La Policía del Estado interpuso una denuncia ante el juzgado en la que concluye que el titular del Frente Polisario ha obtenido «legalmente» su «condición de extranjero residente y ciudadano español», «sin mostrar signos de fraude o engaño».

En oficio de 30 de julio, al que ha tenido acceso Europa Press, los agentes aseguran que «han identificado numerosos documentos, tanto españoles como extranjeros», vinculados a Brahim Ghali y que han llevado a cabo «todas las investigaciones relacionadas». En concreto, indica un DNI saharaui, un pasaporte argelino, un DNI español y un NIE.

A pesar de que la Policía del Estado ha identificado cuatro documentos de identidad relacionados con Ghali, el Comisaría Superior de Policía de Navarra Informó al juez que el líder del Polisario salió del aeropuerto de Pamplona-Noain rumbo a Argelia sin pasaporte ni documentos que acrediten su identidad.

Regulaciones extranjeras

En un informe de fecha 30 de agosto, la Jefatura de Policía explicó al magistrado que Ghali «estaba autorizado a salir del territorio nacional porque se trataba de una salida voluntaria», en virtud de la Regulaciones extranjeras el cual establece que se puede salir del país «con documentación defectuosa o incluso sin ella» si no existen prohibiciones o impedimentos en el juicio de los servicios policiales judiciales.

El líder del Frente Polisario salió de España en la madrugada del 2 de junio rumbo a Argelia, tras presentarse ante el juez Santiago Pedraz por diversas denuncias presentadas en su contra por presuntas violaciones de derechos humanos en los campos de refugiados saharauis de Tinduf. El instructor de la Audiencia Nacional no dictó ninguna medida cautelar ya que no encontró evidencia de un delito que apuntara a Ghali.

Las acusaciones contra el presidente de la República Árabe Saharaui Democrática cobraron impulso cuando se conoció que se encontraba en España, precisamente en el hospital San Millón-San Pedro (Logroo), donde fue internado el 18 de abril en estado grave por complicaciones derivadas. del coronavirus.

Urdiales dijo que espera que se aclaren los motivos y causas de la entrada de Brahim Ghali a España a través del aeropuerto de Zaragoza.

El abogado cree que Brahim Ghali es el responsable de la muerte de 280 españoles. Quiere que Villarino explique cómo entró en España, porque «si tenemos la explicación estaremos todos contentos, de lo contrario pediremos abrir un juicio».

Intercambio de mensajes con WhatsApp

Los mensajes intercambiados por WhatsApp entre el Jefe de Estado Mayor del ex Canciller, Camilo Villarino, y el Teniente General Francisco Fernández, segundo Jefe de Estado Mayor de la Fuerza Aérea, muestran que el desembarco del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, en España se llevó a cabo sin ningún tipo de control aduanero y eso, en cualquier caso, «quien tiene que conocerlo ya lo sabe».

Con estas últimas palabras, expresadas por Villarino en el citado avispas, en manos del juez de Zaragoza que investiga el viaje de Ghali, informa al mando militar que todo lo relativo a la identificación del jefe del Polisario «no es un problema y no es responsabilidad del Ejército del Aire».

Estas comunicaciones comienzan alrededor de las 12:40 del domingo 18 de abril de este año, a través de un primer mensaje en el que el Jefe de Estado Mayor informa al segundo Jefe de Estado Mayor del Ejército del Aire que su «contacto argelino» comunicará en breve los datos del vuelo a España, información documental que finalmente se envía cuatro horas después.

El propio Villarino informa de la llegada de una ambulancia a la base para recoger al viajero, que padece Covid «en grado avanzado», y advierte al teniente general que «sujeto a cambios» solo deben desembarcar el paciente y el niño que lo acompaña «.

«El paciente viaja, según mis datos, con pasaporte diplomático argelino y su hijo tiene algún tipo de permiso de residencia en España», apunta Villarino.

Y agrega que «en cualquier caso, esto último no es un problema y no es responsabilidad de la Fuerza Aérea. Quienes tienen que conocerlo ya lo saben».

Ante esto, el Teniente General Fernández solicita el nombre de la aeronave para evitar «problemas» de autorización por parte del control de tráfico aéreo civil y agrega, en relación a la documentación de los viajeros, que «nos interesa sólo la parte aeronáutica».

Además, a solicitud de los militares, quienes informan de cada una de las gestiones realizadas hasta la salida de la ambulancia en dirección al hospital de Logroo y el despegue del avión, «¿quieres trámite aduanero y / o migratorio? por hacer «, el jefe de personal de Laya responde con un conciso» no «.

Cuatro días después, una vez publicada la noticia de que el jefe del Frente Polisario había ingresado en grave estado en un hospital de La Rioja, Villarino envió al comando militar un enlace a la noticia y le dijo que «en Relaciones Exteriores no hablaremos de Defensa.»

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *