Factory 4.0 se conecta a la realidad virtual y aumentada



Las mejores noticias en Alicantur Noticias

Actualizado:

No es ciencia ficción, sino una realidad cada vez más arraigada en la industria española. Si hace menos de una década la realidad aumentada y virtual eran tecnologías poco difundidas en la sociedad española, lo cierto es que poco a poco se ha ido familiarizando e instalando en diferentes ámbitos de nuestra vida. Pero donde resultó como un gran aliado es en las fábricas, donde ya se considera un elemento clave en lo que es la transición digital y se posiciona como una de las tecnologías que se implementarán en la mayoría de ellas, independientemente del sector de actividad.

De hecho, los expertos ven que el desarrollo de la realidad aumentada y virtual aplicada al mundo empresarial es «imparable» y, según Capgemini Invent Vicepresidente de Industria, Carlos garcia, en cinco años habrá un Implementación «bastante relevante» en empresas españolas. Y es que no solo ayuda a mejorar la eficacia y productividad entre el personal de fábrica ya que reduce los errores y por ende también los costes, sino que también da una mayor seguridad al operario.

Según detalla Carlos García, la realidad virtual y aumentada se utiliza en cuatro áreas de la industria. Por un lado, durante el proceso de diseño y montaje ya que permite «probar situaciones y probar el producto antes de producirlo». Asimismo, es una tecnología aliada para facilitar la identificación de errores en la empresa y de igual forma brinda soporte en las actividades de reparación y mantenimiento.

Valor informativo

El cuarto elemento, pero no menos importante, es que es una herramienta que facilita considerablemente la formación de los trabajadores. Como se explica Pedro Saez, CEO de Neosentec -empresa dedicada al diseño y desarrollo de realidad aumentada-, lo que se busca con esta tecnología es poder transferir al trabajador la información que la empresa ha digitalizado «en el momento oportuno y de la manera adecuada «. Y es esa realidad aumentada, dice. Luis Galo, Responsable de Inteligencia Artificial de Lantek, «permite a los usuarios adquirir experiencia antes de pasar por el proceso real» mediante la simulación de un entorno virtual.

Asimismo, el CEO de Innovae afirma, Pablo Ayala, una empresa que lleva diez años trabajando en esta tecnología, aplicándola sobre todo en el ámbito de la formación. Y es que, como defiende, está probado que la efectividad de una experiencia de formación en realidad virtual es «lo más parecido a la experiencia del entorno real», contando siempre con la ventaja que le permite evitar situaciones de riesgo para el trabajador: «Se aprenden cosas muy complicadas sin riesgo de sufrir un accidente».

Por eso Sáez cree que la realidad aumentada es algo que todas las empresas deben evaluar, ya que es la forma «más eficiente» de brindar información a los trabajadores.

Ritmo irregular

Con estas aplicaciones, y aunque hay sectores en los que la realidad aumentada y virtual está más desarrollada (automoción, aeronáutica, aeroespacial, naval, militar o grandes empresas energéticas), lo cierto es que los expertos consultados coinciden en que se trata de tecnología cruzada, aplicable a todas las actividades de producción.

También coinciden en que su implementación aún es irregular e incipiente fuera de estos sectores. «Sigue siendo una opción reservada para grandes empresas en aplicaciones muy concretas o para centros de investigación y desarrollo.», Según el director del canal OEM de Lantek, Francisco Pérez.

Pero donde está el freno, o una de las principales barreras para que esta tecnología se utilice cada vez más, es en el procesamiento del contenido y no tanto en el desarrollo de la tecnología. Es decir, como señala Pérez, el problema está en la distribución, en cómo enriquecer la información en los dispositivos. Es por ello que hoy la realidad aumentada y virtual no está al alcance de todos, porque la inversión humana del esfuerzo de elaboración de la información es lo que todavía no está, según Pérez, «tan estandarizado como para ser accesible.

Aun así, Ayala también ve margen de mejora en las gafas utilizadas para la realidad aumentada, que siguen siendo «caras y en términos de rendimiento hay margen de mejora». Esto no sucede con las gafas de realidad virtual, que existen a muy bajo costo y con una altísima calidad. “La realidad virtual -según el director general de Innovae- carece de movimiento humano y cuanto mayor es el que las gafas que aparecen tienen mejores prestaciones y precios más competitivos”.

Míralos
Comentarios

.