Feroz conmoción en el Congreso por las gracias a los líderes del ‘proc’: «Soy la mayor cobardía de un presidente»



Las mejores noticias en Alicantur Noticias

Actualizado

La Sala se niega a cambiar la ley para prohibir el indulto a los condenados por sedición

El portavoz de ERC, Gabriel Rufin, en el Congreso.
El portavoz de ERC, Gabriel Rufin, en el Congreso.EFE

Disculpas a los líderes de la procesos Provocaron un acalorado enfrentamiento en el Congreso que puso de relieve la escisión entre el PSOE, por un lado, y el resto de las fuerzas constitucionales, por otro, por la estrategia a seguir en Cataluña y contra el independentismo; lo que deja la unidad de acción de 2017 en un segundo plano.

Se puso de manifiesto en el amargo enfrentamiento entre los dos principales partidos del país, el PSOE y el PP. El popular acusó a Pedro Sánchez de haber cometido «uno de los actos más viles de la historia de los presidentes de gobierno». Mientras los socialistas recriminaban la Pablo Casado para buscar «la ventaja y el oportunismo de la peor especie» en su intento de «aprovechar la incomprensión y el rechazo que suscita el independentismo para enfrentar a los españoles».

Con este clima, el Congreso vivió la antesala del debate que tendrá lugar el 30 de junio, cuando Sánchez se presentará por primera vez en la Cámara para explicar las gracias (una vez que ya hayan sido aprobadas) y atender las críticas del PP. Vox y ciudadanos.

Hasta entonces, el PSOE y Unidos Podemos conseguir con el apoyo de sus socios independentistas revertir las iniciativas contra estos indultos. La primera fue la semana pasada y este martes hubo dos más, dos propuestas de PP y Vox que cambiaron la ley para prohibir el indulto por los delitos de sedición y rebelión. Ambos fueron rechazados.

La reforma legal a la ley de indulto, vigente desde 1870, quedó en segundo plano porque el debate parlamentario se centrará en la decisión del gobierno de indultar al máximo gobierno. procesos. PP, Vox y Ciudadanos fueron incisivos en su total oposición.

El diputado popular Carlos Rojas atacó a Sánchez por utilizar la figura del indulto como «forma de contrato con fines partidistas» y de forma «arbitraria» para permanecer en Moncloa y subrayó que el PSOE debería «avergonzarse» de «subvertir» la naturaleza del perdón. , cometiendo un «atentado a los pilares fundamentales de la democracia» y «rompiendo las reglas del juego de la convivencia».

«Las gracias son garantía de problemas para el futuro y pago por un segundo procesos«, ha subrayado el diputado del PP, que acusó a Sánchez de» haber cometido un engaño «contra España y el PSOE y de haber provocado un» daño «que no es» parcial e irreversible «.

Ha influido en la idea de que estamos ante una «autocomplacencia» porque necesita los votos de los partidos separatistas para «mantenerse en el poder». Por eso le reproché haber «puesto de rodillas a todo un gobierno» para «pedir» esos votos.

Si bien las críticas fueron duras, también lo fue el PSOE en su respuesta. Rafael Simancas defendió la medida de indulto a favor de los condenados y pidió que el PP no «sabotee el legítimo intento de dejar atrás viejos conflictos y aspirar a la convivencia pacífica».

«Tenemos objetivos diametralmente opuestos: el PSOE quiere solucionar el problema en interés de España y el PP quiere agravar el problema en interés del PP», recriminó el diputado socialista, que, en esta línea, indicó al PP generar «confrontación» y «división»

Simancas pidió al PP que no se deje llevar por «furiosos mítines anti-Saneamiento» que no representan a la sociedad española ni por Rosa Dez, de quien irónicamente la definió como «una fuente inagotable de armonía, paz y equilibrio» y de la que Dijo que no lo hizo ni siquiera representativo. «Se quedaron solos. Solos y con ellos [sealando a Vox], que es aún peor «, dijo.

El portavoz de Ciudadanos, Edmundo Bal, quien jugó un papel importante en la lucha judicial contra la procesos Como abogado del Estado, fue muy sensacionalista en sus reproches al gobierno por poner al país de rodillas «ante quienes intentaron quebrarlo» y por «humillar» a los españoles que lucharon por defender el Estado de derecho.

«No ganaron, porque lo volveremos a hacer», exclamó, parafraseando el pregón utilizado por los dirigentes de la procesos. «Si vuelven a atacar la Constitución, volverán a ir a la cárcel y serán juzgados de nuevo. Y no habrá perdón para los reincidentes», señaló Bal.

Desde Vox, Juanjo Aizcorbe atacó al gobierno porque con gracias «traiciona a España» y se queja de que Sánchez juega con Cataluña «por el sacrificio» de sus fines políticos. Así, el diputado advirtió que el presidente apunta a un «cambio de régimen».

Desde United We Can, Jaume asevera Defendió las gracias y afirmó que tienen «mayor legitimidad» que otras que se han otorgado en el pasado porque tienen una «doble garantía», la que dio el Congreso la semana pasada y la que se recibió con el informe del Consejo de Europa.

Como era de esperar, los partidos separatistas apoyaron los indultos pero acordaron advertir al gobierno que «no son la solución definitiva», como dijo ERC. «Son una enmienda a una situación injusta, pero en ningún caso resuelven el conflicto», dijo el diputado. Carolina Telechea. Así, proclamó que «la única salida» es la amnistía y la autodeterminación.

Un comunicado compartido por Junts y la CUP. El primero también aprovechó para vengar a Puigdemont y elevarlo a los altares por haber sido el artífice de la «presión internacional» que obligó al gobierno a tomar la decisión. Este último advirtió al Ejecutivo que las gracias «no son el comienzo de nada» y que «no nos detendremos» hasta que hayamos obtenido la amnistía y la autodeterminación de Cataluña.

.