Finge ser corredor y estafa más de 20.000 € a su socio



El periódico digital de Alicantur Noticias

Santiago

Actualizado:

El fiscal pide cuatro años de prisión para un hombre acusado de engañar a su pareja más de 20.000 euros por lo que pretendía ser abogado y mediador. El caso, que viene del Tribunal de Educación n. 2 de Pontevedra, será juzgado el 28 de octubre. Según el escrito de la fiscalía, el acusado, ya condenado a dos años de prisión por fraude fiscal en 2014, contactó a la víctima en línea, quien dijo que era soltera y también mediadora de las bolsas de valores de Londres y Hong Kong. como ocasionalmente en Barcelona. El imputado supo en ese momento que la víctima era médico y había roto con su pareja durante 14 años.

Así, iniciaron una relación romántica. y también empezaron a vivir juntos en la casa de la víctima, ubicada en Pontevedra, aunque de forma intermitente por las continuas ausencias del imputado, que justificó por motivos laborales. En este sentido, el acusado utilizó las empresas Vocelio y Flash Media para su portada, dándole los códigos de área de los lugares a los que decía ir, como Hong Kong, para que Le dio a la víctima un número con ese código de ciudad como si fuera su oficina. En realidad, el acusado estaba casado y no hizo tales viajes, pero permaneció en Melide con su esposa, de la que parece que conocía los trucos de su marido.

En enero de 2015, el acusado le dijo a la víctima que tenía problemas laborales y que también Sus cuentas habían sido bloqueadas porque era garante del negocio de su padre y por lo tanto no tenía liquidez. Es por ello que la víctima cubría todos los gastos diarios y además le entregaba determinadas cantidades de dinero. Luego la convenció para que pidiera un préstamo de 50.000 euros a la institución Abanca, con las nóminas del hospital, informándole que próximamente cobraría una suma importante y que podía cancelar este crédito, el cual fue otorgado el 12/02/15, fecha en que el imputado ordenó que esta suma se transfiriera a una cuenta en Bilbao, el director de la sucursal bancaria se negó, ya que la demandante era la víctima.

Sin embargo, los días 17 y 19 del mismo mes, el imputado realizó dos traslados, uno a favor de su esposa y otro a favor de su padre, de quien ni siquiera parece tener conocimiento de la trama de su hijo. Utilizando el mismo método, compró en línea y tenía dinero disponible a través de Hal Cash, sin que la víctima lo supiera.

A pesar de que el gerente del banco informó a la víctima de tales operaciones, el imputado le entregó varias disculpas, diciéndole además que lo pagaría todo en breve, ya que tenía una buena cantidad de vehículos en marcha, por lo que le propuso viajar con él a Italia. , donde había reservado un Porsche y otros vehículos, volvió a creer en sus engaños, ya que nada de esto era cierto.

Como en Italia no ha visto ningún coche, e después de recibir una llamada anterior de una persona que afirmó ser la esposa del acusado, quien incluso le envió una foto de boda, la víctima le pidió a su pareja que le devolviera el dinero a fines de mayo. Lejos de hacerlo, hizo dos transferencias bancarias como «pago de decoración» y salió de la casa.

Por tanto, el hombre está acusado de un delito de estafa, por lo que el Ministerio Público le pide la pena de cuatro años de prisión con la correspondiente inhabilitación del derecho al sufragio pasivo durante la condena, y una multa de 10 meses. a razón de una tarifa diaria de 10 euros, siendo la subsidiaria la responsabilidad personal en caso de impago, además de los gastos. El imputado indemnizará a la víctima con 22.483,65 € – el total de las cesiones – y los importes derivados de la solicitud de préstamo, se aplicará interés legal. Asimismo, el Ministerio Público solicitó, antes de la audiencia oral, identificar a la persona que era el director de Abanca en el momento de la solicitud y concesión del préstamo.

Míralos
Comentarios

.