Flix Bolaos defiende contra la UE y el Tribunal Constitucional que los jueces no eligen jueces



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

Actualizado

Las dos principales asociaciones de magistrados atacan la tesis del ministro y Casado pide su renuncia inmediata por su totalitarismo.

Flix Bolaos, en rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros del 31 de agosto.
Flix Bolaos, en rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros del 31 de agosto.Jaime garcaPISCINA

La renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) desató ayer una crisis entre el PSOE y el PP que deja todas las opciones para llegar a un acuerdo para salir muertos del bloqueo. Sería lo más parecido a un milagro dada la distancia que hoy separa las dos partes. Si la tensión es normal siempre que se toca este tema, ayer dio lugar a un abierto enfrentamiento luego de que el ministro de la Presidencia, Flix Bolaos, se defendiera contra el criterio de la unión Europea y por el Tribunal Constitucional que los jueces no pueden elegir jueces.

Es una opción que presentó como antidemocrática, por tanto, para defender que fue el Parlamento el que decidió a los miembros del órgano de gobierno de los jueces para que tuviera una base de legitimidad ciudadana.

En un estado de derecho, en una democracia con nuestra Constitución, los jueces no pueden elegir a los jueces, ni los políticos pueden elegir a los políticos. Todos somos elegidos por los ciudadanos, porque son poderes estatales, dijo. No podemos crear diferentes compartimentos estancos entre potencias. Todos deben tener una base democrática.

Estas palabras provocaron la airada reacción del PP. Pablo Casado reclamó de inmediato la destitución del ministro de la Presidencia por haber practicado un totalitarismo inadmisible y lo acusó de haber perpetrado un atentado a la democracia, el estado de derecho, la independencia del poder judicial, Constitución y la UE con sus declaraciones.

El contraataque del PSOE. Reprendió al líder del PP por actuar tuiteando para manipular las opiniones del ministro y lo regañó por esconderse detrás de mil excusas para no derogar el CGPJ.

Las palabras de Bolaos chocan de frente con los criterios de la Unión Europea y del Tribunal Constitucional español. Desde Bruselas las instituciones europeas han hecho saber con insistencia a España que el mejor sistema electoral es el que más hace sin poder político. El último informe de la Comisión Europea sobre el tema, el pasado mes de julio, recordó las insistentes solicitudes de reforma del sistema y de nombrar al menos a la mayoría de los miembros por parte de los jueces, en línea con los estándares europeos y otros países de la UE – Ahora todo el mundo pasa con el respaldo de las Cortes.

Mandato caducado

Por otro lado, ante los reclamos de Bolaos, lo que se ha cuestionado en España por su posible inconstitucionalidad no es el sistema exigido por los colegios judiciales, sino el actual. Hasta 1985, 12 de los 20 miembros eran elegidos por los jueces. El PSOE cambió la ley y el asunto acabó en el Tribunal Constitucional. El tribunal de garantía avaló la reforma, pero lo hizo expresando su preferencia por la primera, que consideró más adecuada. Según el fallo, la pluralidad que busca el constituyente en el CGPJ se obtiene más fácilmente atribuyendo a los mismos jueces y magistrados la facultad de elegir a 12 de los integrantes del CGPJ.

Y advierte del peligro de que el nuevo sistema termine en una división política: la existencia y también la probabilidad de este riesgo, creado por un precepto que posibilita, aunque no sea necesario, una acción contraria al espíritu de la norma constitucional. , parece recomendar su reemplazo, pero no es base suficiente para declarar su nulidad, dijeron los magistrados en esa sentencia de 1986.

El marco político actual es que el PSOE y el PP llevan tres años luchando por la renovación del órgano de gobierno de los jueces, cuyos miembros han caducado durante tres años. Los socialistas intentaron eludir las demandas del PP de pactar bajando las mayorías exigidas por el Congreso para la designación de diputados. De las tres quintas partes vigentes -para forzar un acuerdo entre los dos principales partidos- se buscó la mayoría absoluta (176 diputados). Pero esto terminó hundiéndose después de que la Unión Europea hiciera sonar la alarma. El PP pide que la reforma solicitada por la UE se aplique ya en esta renovación y el PSOE apela a esta presión de Bruselas, pero solo para elegir a los 12 miembros. Mientras tanto, como señaló Bolaos, el gobierno sigue atrincherado y niega que los jueces elijan jueces.

PP: Bolaos mostró el «verdadero rostro» del gobierno

El secretario de Justicia e Interior del PP, Enrique LopezEl viernes acusó al Gobierno y al PSOE de no creer en la independencia del poder judicial y de desconfiar de los jueces. «Lo que hizo ayer Bolaos fue mostrar el verdadero rostro de un gobierno y un partido socialista que no cree en la independencia de los jueces y no confía en los jueces», dijo López, en declaraciones a Telecinco, recogidas por Europa Press.

Para el PP, que el jueves pidió la dimisión de Bolaos, la posición del ministro es «contra la Constitución» y es un error «inaudito», añadió. «Llegó a decir que los políticos no pueden ser elegidos por los políticos. ¿Quién ha sido nombrado ministro de la Presidencia más que el presidente Sánchez?». preguntó.

Por ello, ha destacado que este cargo sigue la misma línea de nombramiento que el Fiscal General del Estado de Dolores Delgado, quien anteriormente se había desempeñado como ministra de Justicia en el Ejecutivo de Pedro Sánchez, algo que «preocupa mucho en Europa».

.