Fondo de vacunación y recuperación: el legado «Express» de Ursula von der Leyen



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

Fondo de vacunacion y recuperacion el legado Express de Ursula

Ursula von der Leyen, la primera mujer en presidir la Comisión Europea, ha logrado amasar un legado en menos de dos años que algunos de sus predecesores no han logrado en una década. La pandemia del covid-19, que comenzó apenas dos meses después de que la conservadora alemana asumiera el cargo, amenazó con arruinar su mandato. Pero la presidenta de la Comisión logró revertir la crisis con tres iniciativas -fondo de recuperación, campaña de vacunas y certificado digital- que ya le garantizan un lugar destacado en la historia de la Unión Europea.

La líder comunitaria hará balance este miércoles durante su discurso sobre el estado de la Unión ante el Parlamento Europeo. Su discurso abordará los retos del futuro, desde la explosiva situación geopolítica tras la caída de Afganistán ante los talibanes hasta la continuación de la lucha contra el virus covid-19. Pero a pesar de las dificultades que le esperan en 2022, Von der Leyen llegará a la cima de su mandato de cinco años con la tranquilidad de que ha superado fácilmente las pruebas de un período sanitario, económico y social sin precedentes en la historia de la UE. . Y sabiendo que, al menos por ahora, cuenta con un fuerte apoyo no solo de su grupo político (el Partido Popular Europeo), sino también de socialistas y liberales.

Más información

«Von der Leyen jugó un papel muy positivo en la respuesta a la pandemia», dice el líder del Grupo Socialista en el Parlamento Europeo, el eurodiputado Iratxe García. “Una medida como el plan de recuperación incluye muchas de las demandas que venimos haciendo desde hace años y que nos parecían inalcanzables”, reconoce.

Este fondo inyectará 800 000 millones de euros en la economía europea para intentar compensar el enorme daño causado por la pandemia al tejido productivo, económico y social de la UE. Por primera vez en la historia del club, la financiación de esta ayuda, incluida la ayuda no reembolsable, se hará a través de una emisión de deuda conjunta respaldada por los 27 estados miembros. Se trata de un paso sin precedentes hacia la fortaleza del euro como referente internacional en los mercados financieros y transforma a la Comisión Europea, encargada de colocar la deuda, en el embrión de una posible tesorería para la eurozona.

La estrategia de vacunación puesta en marcha por Von der Leyen sin siquiera tener claras competencias para ello también marca un hito hacia la unión de la salud que podría surgir en respuesta a la pandemia. El presidente de la Comisión encabezó un programa conjunto de compra de dosis que impedía a los países con más recursos, como Alemania, Francia, Italia y los Países Bajos, iniciar una compra conjunta fuera de la UE que podría haber monopolizado la mayoría de los viales disponibles.

Únete a Alicantur ahora para seguir todas las novedades y leer sin límites

Registrate aquí

El tercer gol de Von der Leyen desde el inicio de la pandemia fue igualmente inesperado. El presidente insistió en el establecimiento de un certificado digital para el covid que facilitaría la movilidad dentro de la UE, permitiendo a los usuarios demostrar fácilmente en cualquier país del club si han sido vacunados, superado una prueba o superado la enfermedad.

«Me parecía imposible que el certificado pudiera salir adelante y menos en un tiempo récord de sólo cuatro meses», confiesa un veterano diplomático que participó en la negociación del proyecto legislativo. En la misma Comisión, según fuentes dentro de la agencia, hubo voces a favor de optar por una recomendación simple, que permitiría a cada gobierno decidir si introducir o reconocer el certificado. Pero Von der Leyen pidió hacer todo lo posible para evitar que el proyecto chocara con la interpretación libre de cada capital ”, recuerdan fuentes comunitarias. El certificado entró en vigor el 1 de julio, con un sistema de verificación digital interoperable entre los 27 estados miembros y se convertirá en un salvoconducto esencial y un precedente tecnológico para la eventual armonización de los documentos oficiales en toda la UE.

Otro elemento positivo es el cierre del acuerdo de cooperación y comercio con Londres, que concluyó el Brexit el 31 de diciembre. O la aprobación de la denominada Ley del Clima, un texto que hizo vinculantes los objetivos de neutralidad de carbono para 2050.

Nada anticipó esta serie de éxitos cuando Von der Leyen llegó a Bruselas catapultado por el Ministerio de Defensa alemán, donde su gestión suscitó constantes críticas. El alemán ha llegado a la capital comunitaria del repunte, después de que los vetos cruzados en el Consejo Europeo frustraran las aspiraciones de presidir la Comisión del conservador alemán Manfred Weber y del socialista holandés Frans Timmermans.

Von der Leyen fue recibido con evidente malestar en el Parlamento Europeo, dado que ni siquiera había participado en las elecciones europeas de las que debería haber partido el presidente de la Comisión. El conservador alemán salvó por poco el voto de investidura, con 382 votos a favor, 327 en contra y 22 abstenciones.

Tras varios reveses en la formación de su equipo, incluido el rechazo por parte del Parlamento de la persona elegida por Francia como comisario europeo, Von der Leyen logró tomar el relevo de Jean-Claude Juncker el 1 de diciembre de 2019, un mes después de lo esperado.

La nueva presidenta, que hizo construir un pequeño apartamento en el edificio de la Comisión para vivir junto a su oficina, ha provocado serias reticencias entre los funcionarios de la agencia. Las críticas apuntaban a su desconocimiento de la cultura política y administrativa de la Comisión, a su confianza casi exclusiva en un pequeño grupo de alemanes que también llegaron repentinamente de Berlín, y a su tendencia a imponer sus propios criterios con poco respeto a la colegialidad que debe reinar entre los ciudadanos. comisionados.

En el ámbito del presidente, se reconoce que tiene un cierto carácter presidencial y que el poder se ha centralizado cada vez más en el Berlaymont, el edificio donde vive y trabaja Von der Leyen. Pero aseguran que esta tendencia se inició hace más de una década, durante el mandato de José Manuel Durão Barroso (2004-2014).

El supuesto aislamiento de Von der Leyen y su equipo más cercano se atribuye a sus errores más graves. Estuvo a punto de provocar un grave incidente con Londres al invocar un precepto de los acuerdos Brexit para evitar la salida de vacunas de la UE por la frontera entre Irlanda y la provincia británica de Irlanda del Norte. El incidente se corrigió en unas horas y la medida nunca tuvo un efecto real. Pero el ejecutivo de Boris Johnson saltó ante ese desliz y culpó a Bruselas por la renovada tensión en el Ulster y el daño que el Brexit ha causado a la convivencia entre las dos partes de la isla irlandesa. Algunas fuentes señalan que Von der Leyen podría haber salvado una dimensión de disolución si hubiera consultado más abiertamente con los demás miembros de la Comisión.

La campaña de vacunación también comenzó con obstáculos. Von der Leyen anunció a finales de 2020 con gran fanfarria el inicio de pinchazos tras la compra conjunta, pero tanto ella como el resto de la Comisión parecían desconocer la llegada de la oferta. Alrededor de las vacaciones de Navidad quedó claro que, a diferencia de Reino Unido y Estados Unidos, las campañas de vacunación no despegaban en Europa y los viales aún no habían llegado. Von der Leyen intervino sobre el tema y luego de varias medidas de presión sobre las empresas farmacéuticas, el torrente de dosis comenzó a fluir, especialmente a partir de abril de 2021.

La Presidenta de la Comisión apuesta ahora por el éxito del resto de su mandato en líneas muy espinosas. Sobre la mesa hay un pacto migratorio que disgusta a países de primera línea como España, Italia o Grecia, dado que sobre ellos pesa toda la tarea de gestionar las entradas irregulares, y que adquiere un nuevo sentido ante el previsible desastre humanitario en Afganistán.

En su discurso del miércoles también debería hablar de la defensa común, otro eterno reclamo de la UE. Se ha convertido en un foco del debate sobre la autonomía estratégica tras el susto del espacio de rastreo de Asia Central y la realización de la dependencia militar de los Estados Unidos y la OTAN. Desde entonces, Bruselas ha resucitado la idea de un batallón comunitario de respuesta rápida de 5.000 soldados.

El futuro no será fácil. En menos de dos semanas perderá el apoyo de su mentora, Angela Merkel, tras las elecciones del 26 de septiembre en Alemania. El apoyo del canciller y presidente francés Emmanuel Macron fue fundamental para el éxito del presidente de la Comisión. Una circunstancia que, entre otras cosas, la pone en relación con uno de sus grandes predecesores. Jacques Delors, considerado hasta la fecha el mejor presidente de la organización, también supo explotar la complicidad con los líderes del eje franco-alemán de su época (Helmut Kohl y François Mitterrand). Quizás sea el turno de Delors de compartir su histórico trono con la primera mujer en presidir la Comisión.

Siga toda la información internacional sobre Facebook Y Gorjeo, o en nuestro boletín semanal.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *