Ghali entró en España para renovar el DNI en Talavera bajo investigación del juez Ruz



El periódico digital de Alicantur Noticias

El líder del Frente Polisario tenía identidad extranjera pero el gobierno de Zapatero le otorgó & # 243;  un DNI en 2006.
Europa Press

En un documento oficial de la Comisión de Información General, Libertad digital encontrado que Brahim Ghali tenía cédula de identidad española. En el mismo documento se informó que el DNI emitido en 2006 había sido renovado en Talavera de la Reina el 30 de junio de 2016. Pero en esas fechas y desde 2012 ya admitido a tratamiento pesaba sobre Ghali y 27 terroristas del polisario más uno denuncia por genocidio en competencia con los delitos de asesinato, lesiones, detención ilegal, terrorismo, tortura promovidos por la asociación marroquí ASADEH.

La denuncia mencionada fue presentada ante el Juzgado de Pablo Rafael Ruz Gutiérrez, que dictó el 20 de diciembre del mismo año auto de apertura de la diligencia previa, pero no fue admitido a tratamiento hasta el 16 de agosto de 2012. El motivo de la demora fue que el Ministerio Público no presentó su informe hasta el 24 de mayo de 2012 aunque la fecha fija la fecha del 23 de marzo.

La La renovación del DNI tiene carácter presencial para que no exista otra forma de renovar el documento nacional de identidad que no sea personalmente en las oficinas autorizadas para tal efecto por la Policía del Estado. Por tanto, Brahim Ghali tuvo que presentarse en una de las comisarías autorizadas para emitir y renovar el DNI de la ciudad de Talavera de la Reina.

Aún no se sabe si Brahim Ghali se encontraba en una situación de búsqueda y captura en ese momento a pesar de los esfuerzos por averiguarlo y se desconoce por completo cómo ingresó a España. En cualquier caso, no pudo ser difícil ya que, siendo titular de un DNI y pese a una denuncia que lleva viva más de cuatro años, fue suficiente. exponer el documento antiguo para circular libremente en España, si no hay un orden inverso.

Es curioso que Brahim Ghali tenga un DNI español porque desde 1999 tenía una identidad extranjera perfectamente legal. Como indica la documentación oficial, «los extranjeros que, por sus intereses económicos, profesionales o sociales, estén vinculados a España, dispondrán de un número personal, único y exclusivo, de naturaleza secuencial «.

Ese número era el identificador de Brahim Ghali en España y tenía que aparecer en todos los documentos emitidos o procesados, así como los trámites que se encuentran sellados en la cédula de identidad o pasaporte. Por lo tanto, en los registros policiales se afirmó que Ghali era el propietario de la NIE n. X 2953163-D, a nombre de Brahim Ghali Moustapha, nacido el 16 de agosto de 1949 en Buera (Argelia), liberado el 7 de diciembre de 1999 en Madrid.

Fue cuando la policía investigó esta identidad extranjera cuando descubrieron que el acusado Ghali también era el dueño del DNI español vigente número 50241451-K. Pero ya no aparecía con el mismo nombre ni nació en la misma ciudad. Ahora estaba registrado como nacido en Smara (anteriormente el Sahara español) y su nombre era diferente, es decir. Gali Sidi-Mohamed Abdelyelil.

No era la primera vez que surgía un nombre falso porque la propia policía afirmaba en una carta de mayo de 2021 que el nombre del acusado Ghali es Ghali Ould Sid Mostapha Ould Mohamed Ould Abderramahne. Del mismo modo, en Hopital Central de la Armée en Argel, Ghali volvió a registrarse con un nombre falso. En este caso como Abdella Mohamed.

Lo curioso, según el denunciante Antonio Urdiales Por ello, conociendo la falsa identidad exhibida en su presencia en España en el hospital de Logroño, no se incautaron todos los documentos entregados por Brahim Ghali al hospital.

Según Urdiales, «lo verdaderamente increíble … es que la Policía Judicial dependa del Magistrado Juez del Juzgado Central de Educación nº 5 de Madrid, tras haber conocido y verificado que el pasaporte y la tarjeta sanitaria que utiliza el imputado GHALI , en el hospital San Pedro, FUERON DOCUMENTOS FALSOS DE TODOS FALSOS, NO LOS SECUESTARON«(en mayúscula en el original) para ponerlos a disposición de ese tribunal.

Los documentos no incautados fueron al menos:

-El pasaporte falso 300502551 a nombre de Mohamed Benbatouche
– Tarjeta sanitaria: ZZRS358706317571
– Tarjeta sanitaria autónoma: RS358706317571. Área de salud: Rioja.

Si alguna de estas tarjetas de salud fuera falsa, es algo que debería haber sido detectado de inmediato por Servicio de Salud de La Rioja y del propio hospital, pero no se ha informado de nada conocido.

Tampoco es comprensible que la denuncia relacionada no se haya presentado ante el Ministerio Público ni ante el Juzgado de Guardia de Logroño, tal y como establece inequívocamente el art. 262 del código procesal penal. El artículo en cuestión dice:

«Quienes por sus cargos, profesiones u oficios tengan noticia de un delito público, estarán obligados a denunciarlo de inmediato al Ministerio Público, al Juzgado competente, al juez de instrucción y, en su defecto, al más próximo funcionario municipal o policial al sitio si se trata de un delito flagrante «.

Este artículo hace especial referencia a los profesionales médicos que pueden ser multados si no denuncian los presuntos delitos observados.

Urdiales infiere en su comunicación al juez de Zaragoza que está investigando el caso que el ciudadano español Sr. GALI SIDI-MOHAMED ABDELJELIL (Brahim Ghali) representó la representación del Frente Polisario en España, de 1999 a 2008, «con una falsa identidad argelina de cualquier falsedad, ya que ni ese era su nombre completo, ni la fecha de nacimiento es real, ni especialmente el país por el nacimiento es Argelia «.

Por tanto, es normal que España proceda a declarar La nulidad de todos los actos y acuerdos que haya suscrito el referido sujeto. en el período comprendido entre 1999 y 2007, fecha en que salió de nuestro país cuando se presentó una denuncia en su contra, como ya lo hemos informado anteriormente.

De ello se deduce naturalmente que Ghali tenía que venir necesariamente a Talavera de la Reina. 30 de junio de 2016, para renovar su cédula de identidad española, fecha en la que estuvo involucrado en el Juicio Preliminar 1/2008 por los presuntos delitos de genocidio y otros que ya hemos denunciado.

Es decir, para el denunciante «al menos desde 2006, este individuo ha paseado por España, con absoluta tranquilidad, accediendo al interior de la península y las islas adyacentes, por cualquier punto de los 8.000 kilómetros de costa que tiene España, protegida por su flamante cédula de identidad, y sin perjuicio del pasaporte correspondiente, algo perfectamente conocido por el gobierno de Zapatero y posteriormente ”.

.