Hallan cementerio ilegal en el Casar con los restos de 20 perros



Las mejores noticias en Alicantur Noticias

Él Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil de Guadalajara Se investiga la aparición de numerosos cadáveres de perros en El Casar, municipio de Guadalajara. Los restos fueron encontrados en una zona de la urbanización Montezarzuela. Según los informes, los cuerpos fueron arrojados a las alcantarillas en bolsas.

Los agentes de Seprona informaron que los restos de un veinte perros, algunos de los cuales fueron decapitado, aparentemente para evitar la identificación a través del microchip.

Se estima que puede haber restos de al menos 20 perros en este cementerio ilegal

Se estima que en este cementerio ilegal puede haber restos de al menos 20 perros (Guardia Civil / Guardia Civil)




La Guardia Civil explica en un comunicado que la ubicación de este cementerio ilegal es un urbanización cuya construcción se ha paralizado. Solo construyeron las carreteras y el sistema de alcantarillado, que es el espacio que muchas personas usarían como lugar para deshacerse de las mascotas muertas.

El proceso se inició a raíz de una denuncia presentada por Asociación ‘Amores Peludos‘cuya colaboración con Seprona fue fundamental.


Dificultad para identificar los restos.

Los agentes encontraron el archivo restos esqueléticos en bolsas en algunos casos, mientras que otros fueron esparcidos dentro de la alcantarilla. Los especialistas de Seprona trataron de obtener la mayor cantidad de información posible sobre los animales y sus dueños a través del Sistema de Identificación Individual de Animales CLM (SIIA-CLM) con el fin de presentar las quejas administrativas oportunas. Sin embargo, el hecho de que algunos animales hayan sido decapitados lo dificulta.

Por su parte,
Pacma
Ya ha anunciado que está considerando emprender acciones legales para que los responsables de esta brutalidad no queden impunes, según informa a través de su Facebook.

los legislación
en salud animal y las ordenanzas municipales exigen que los dueños de mascotas notifiquen a la administración competente la muerte de los animales para poder retirarlos. Además, los propietarios deben asumir la responsabilidad de deshacerse de los cadáveres de la manera establecida, generalmente en un incinerador autorizado.



La Seprona nos recuerda que los animales muertos pueden llevar arriesgo para la salud animal, la salud pública o el medio ambiente, y que en este caso las sanciones resultantes podrían alcanzar importes de 3.000 euros.

Desde la Guardia Civil destacaron que “la sociedad avanza y se desarrolla, y una de las características que marcan la diferencia frente a sociedades más primitivas se centra en la mayor consideración por los animales”.

“Los animales muertos deben ser tratados con respeto, nunca deben ser abandonados, avisa a tu ayuntamiento, veterinario o Seprona y te dirán cómo actuar”, aconsejaron.