Hazard dura solo 15 minutos: cae lesionado



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

Eden Hazard, contra Elche en Valdebebas.
Eden Hazard, contra Elche en Valdebebas.AFP7 vía Europa Press / Europa Press

Esta vez Eden Hazard duró quince minutos. Regresó el pasado sábado ante el Elche tras perderse siete partidos, pero volvió a caer. Tras no entrenar en la previa del duelo europeo del martes ante el Atalanta (21.00 horas, Liga de Campeones Movistar, ida 0-1), el club informó tener una lesión muscular en el psoas derecho. Esta vez no hay tiempo estimado para salir.

«Algo está pasando. Son cosas que ya no les puedo explicar. Espero, porque quiero ser positivo, que sea poca cosa y pronto pueda estar con nosotros», dijo Zinedine Zidane en rueda de prensa este Lunes, antes de que la entidad publique el informe médico. «No sé si estará conmigo o con alguien más, porque tiene un contrato largo, pero lo que quiero es que vea al jugador que es. Y esto llegará. Hay que tener paciencia», agregó. prosiguió el técnico francés entre el aluvión de preguntas sobre el belga. «Ya son cuatro, no puedo contarte más», protestó en un vano intento por resolver el asunto.

Su estancia en el Madrid, por la que fichó en el verano de 2019 por valor de entre 100 millones (informados al principio) y 160 (que luego reivindicó la prensa belga), es un drama médico. Se trata de la quinta lesión de esta temporada, a la que hay que sumar la positiva de covid, que le excluyó de la visita a Mestalla.

De los 36 partidos jugados por los blancos esta temporada, se ha perdido 21. No llega ni al 20% del total de minutos. No ha completado un partido desde el 23 de noviembre de 2019 contra la Real Sociedad, el anterior a la lesión ante el PSG, el inicio de una tortura física que nadie es capaz de explicar. Sus pérdidas son tan recurrentes que el equipo se acostumbró a sufrir sin él. En medio de un grave problema de puntuación, el ex del Chelsea era uno de los destinados a paliar ese hueco, pero, hasta nuevo aviso, el belga ya no se pensaba en una posible solución a la interminable racha de lesiones.

Su récord en este campo es unir siete juegos seguidos en pedazos. Esta temporada, su historial médico comienza como una continuación del anterior. El belga, que jugó 80 minutos el pasado mes de agosto en octavos de final ante el City pese a mostrar signos de mala forma, se está preparando tarde para la nueva temporada. No estuvo disponible en los dos primeros partidos (Real y Betis) y, cuando finalmente fue inscrito ante el Valladolid a finales de septiembre, se fracturó el recto anterior del muslo derecho.

Regresó un mes después contra Gladbach, pero apenas duró tres partidos. El tiempo en Alemania, ante el Huesca (marca un gol) y con el Inter. Entonces el insecto covid lo ataca, aunque, afortunadamente para él, coincide con un arresto de las selecciones y solo pierde el duelo en Mestalla.

En su próxima jornada apenas dura tres (Villarreal, Inter y Alavés). Frente a los vitorianos, a los 28 minutos se retiró de Di Stefano y los exámenes le diagnosticaron otra rotura del recto rectal del muslo derecho, el mismo problema que hace dos meses. Esos días, además, el vestuario atravesaba un momento crítico, con el paso a los octavos de final de la Champions League por banda.

El equipo escapó al acantilado sin él, perdiéndose seis partidos (Shakhtar, Sevilla, Gladbach, Atlético, Athletic y Eibar). Volvió contra el Granada, pero no jugó nada. Sí, lo hizo ante el Elche en Martínez Valero y, luego, sí, supo conectar siete partidos seguidos, su mejor récord del año. Hasta que, ante el Levante, un desgarro del recto anterior, esta vez en el muslo izquierdo, lo envió en camilla para los próximos siete partidos.

El sábado pasado volvió a visitar en breve ante el Elche, pero eso ha sido hasta aquí.

Puedes seguir DEPORTES en Facebook Y Gorjeoo regístrate aquí para recibir nuestro boletín semanal.