Iglesias rechaza el cierre del ‘caso Dina’ y pide al juez que cite al jefe de la ‘policía patriótica’



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

El segundo vicepresidente del gobierno, Pablo Iglesias.
El segundo vicepresidente del gobierno, Pablo Iglesias.EUROPA PRESS / E. Tornillo. PISCINA / Prensa Europa

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, presentó ante la Audiencia Nacional un documento en el que rechazó la decisión del juez Manuel García-Castellón, instructor de la Caso Villarejo, para cerrar la pieza separada denominada ‘Dina’, que investiga el robo, en 2015, del teléfono celular de Dina Bousselham, exasesora del político, y la posterior difusión de la información contenida en el mismo. Iglesias pide al magistrado que lo vuelva a abrir y que cite como testigos a quien fuera a declarar número dos de la Policía Nacional durante el gobierno de Mariano Rajoy, Comisionado Eugenio Pino, ya su derecha en la Subdirección de Operaciones (DAO), el Inspector Jefe José Ángel Fuentes Gago. Ambos están acusados ​​en la pieza Cocina, que investiga el espionaje ilegal del ex tesorero del PP Luis Bárcenas.

El secretario general de Podemos quiere que el juez investigue los vínculos entre el comisario retirado José Manuel Villarejo y la convocatoria brigada política -el grupo de agentes que, en el escenario de Jorge Fernández Díaz como ministro del Interior, actuaron contra los rivales políticos del PP- y los periodistas que publicaron información en el celular del excolaborador de Iglesias. En la misiva, la defensa de Iglesias precisa que, si bien el líder de Podemos presentó, el 17 de octubre, un recurso de casación contra la orden del magistrado de la Audiencia Nacional solicitando la imputación, ahora lo que buscan es que «para este trámite se realizan los trámites complementarios necesarios «.

El robo del celular de quien fue asesor de Iglesias en su internado como eurodiputado y el posterior uso de los datos contenidos en la tarjeta telefónica, se relaciona con Villarejo, el principal imputado, quien se encuentra en prisión preventiva desde noviembre de 2017, porque en la entrada y En el registro de su domicilio se encontraron varias carpetas con el contenido del dispositivo. Ahora, el vicepresidente del Ejecutivo quiere que se realicen más pruebas sobre el supuesto conocimiento de que, desde la cúpula policial, existía sobre los movimientos de Villarejo en este asunto, ya que dependía directamente del comisionado Pino.

Fuentes de Podemos recuerdan dos hechos recientes que, en su opinión, refuerzan la idea de reabrir la investigación. Por un lado, el 16 de septiembre, la Sala Penal de la Audiencia Nacional destacó que «en la actualidad» es «plausible» que «la publicación de los archivos telefónicos de Boussselham tuviera como fuente a la organización de Villarejo». También valoró que la de estos contenidos se ha hecho «para causar una pérdida al señor Iglesias», a quien en su escrito devolvió la condición de infracción. Por otra parte, la Fiscalía Anticorrupción declaró, el 17 de octubre, que García-Castellón había cerrado «falsamente» la investigación y que quedan por realizar trámites «imprescindibles» para esclarecer los hechos.

Para profundizar los lazos entre Villarejo y los periodistas que publicaron información en el teléfono celular de Bousselham, Iglesias ahora pide que se incorpore al artículo una copia completa de las anotaciones manuscritas del comisionado sobre el allanamiento de su casa, que reflejaba sus reuniones con reporteros. sobre las fechas en que se publicó el contenido del celular de su ex colaborador. La carta menciona a dos periodistas: Esteban Urreiztieta, subdirector de EL MUNDO, y Eduardo Inda, director de Okdiario.

El secretario general de Podemos también ha pedido a la Dirección General de Policía que facilite toda la información disponible sobre el denominado «Informe PISA» (acrónimo de Pablo Iglesias SA), un documento policial con información falsa sobre la financiación supuestamente irregular de la formación que los juzgados de La época se negó a investigar: según Iglesias, «elementos provenientes de los vestigios informatizados del caso» podrían incluirse como fuentes de información.

Por ello, el líder de Podemos pidió a la Policía que informe si Villarejo envió a esa unidad una «copia de la tarjeta SD» o «archivo» del teléfono de Bousselham «que incluyen soporte informático y que están relacionados con la investigación al partido político. Podemos ”. El vicepresidente también pidió que se investigara si Villarejo había elaborado» notas informativas «relativas al terminal de su ex colaborador y si las había enviado a la cúpula policial.