Illa intentará que el PSC presida el ‘Parlament’ para que actúe como contrapeso al independentismo



El periódico digital de Alicantur Noticias

El juego es un gran juego, pero no un farol. El candidato del PSC y ganador de las elecciones catalanas, Salvador Illa, empieza a negociar esta tarde con los partidos catalanes renunciando a formar gobierno pero con una petición firme sobre la mesa: que el PSC preside el Parlamento de Cataluña.

Una estrategia que te permitiría lograr dos objetivos. El primero, a corto plazo, ser el primero en invertir en el parlamento catalán para que su victoria electoral no se desvanezca, como sucedió con Arrimadas, y la idea del cambio se convierta en la idea principal de su campaña electoral, aunque aún no llegue al gobierno catalán.

Cambio a la presidencia de parlamento qué permitiría al PSC de Illa convertirse en un contrapeso a largo plazo del movimiento independentista, como un órgano de control o contrapoder que serviría de garantía contra la vuelta a las viejas formas del independentismo que amenaza con «volver a hacerlo» en el referéndum ilegal. Cuando se le preguntó sobre la pregunta en una rueda de prensa en Barcelona, ​​Illa prometió que «lucharemos contra todo. Hemos ganado las elecciones y tenemos derecho a todo esto. Nos comportaremos como debemos comportarnos como partido político con el El apoyo más popular en las elecciones que han tenido lugar. ayer, con alguna diferencia entre la segunda y la tercera ”. Una batalla que comienza esta tarde y terminará «Desde el 12 de marzo, fecha de constitución del parlamento y el PSC hará todo lo que esté a su alcance «.

La medida es seria, aseguran los socialistas, y permite ampliar el marco negociador, centrándose en otros temas ajenos a la formación del gobierno que, tanto Moncloa como el PSOE y el PSC, asumen que será un gobierno ERC independiente. Junts y la Copa. No incorporan En Comú Podem a la ecuación porque dicen que «les es imposible apoyar a un gobierno de derecha de Borrás», y porque descartan categóricamente un tripartito con ERC y En Comú sería «suicidio». y en España.

Las fuentes de Moncloa también explican esto el tripartito de izquierda va radicalmente en contra de su estrategia a largo plazo, de cara a las elecciones municipales que se celebrarán dentro de un año más o menos, en mayo de 2022, y al enorme poder territorial que está en juego para cerrar el ciclo de cambio que comenzó ayer por la noche, 14 de febrero.

La pregunta que se cierne sobre su estrategia es si existe o no miedo a que su alianza con ERC se tambalee, alentado por su victoria en el bloque independentista. La respuesta es no «porque no les importan» los republicanos. «Esquerra ganó en el bloque independentista a pesar de apoyar los presupuestos, la toma de posesión de Pedro Sánchez y la prolongación del estado de alarma. Ha pasado lo peor» y todo esto los ha traído aquí, para desmontar el eterno mito de que el ERC siempre gana. las urnas pero no las elecciones.

Todo ello da alas a los estrategas de la Moncloa para los que ahora «no tendría sentido quemar barcos». Solo el tiempo dirá si la victoria infundió un exceso de confianza y optimismo en la Moncloa o si, como la anterior legislatura, acaban admitiendo que «no se puede confiar en sus socios».

.