Inés Arrimadas: «No hemos podido volver a emocionarnos»



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, aseguró este martes que se siente «más reforzada que nunca» para liderar el partido, a pesar de los malos resultados de las elecciones catalanas del 14 de febrero. Lo dijo en la rueda de prensa posterior a la reunión celebrada el lunes por el ejecutivo nacional del partido. El líder del partido reconoció, sin embargo, que CS no logró «volver a emocionar» a los votantes que dieron a la formación liberal el primer lugar entre los partidos catalanes en las elecciones de diciembre de 2017, pero está convencido de que el partido «es necesario para España» y que su proyecto «debe seguir aplicándose». “Me veo con fuerza para seguir adelante y el Ejecutivo ha reforzado su apuesta por un proyecto más necesario que nunca”, recalcó.

Arrimadas destacó que la ciudadanía «habla y discute» mientras que las otras partes «que obtienen resultados desastrosos» no tienen este tipo de discusión interna. Además, recordó que lleva menos de un año a cargo de la formación, desde que fue electo al Congreso el 8 de marzo de 2020 en sustitución de Albert Rivera, y que «se siente con el apoyo del partido». «Después del 10 de noviembre, el partido ha hecho un análisis y un cambio y estamos implementando esa nueva etapa», dijo el líder liberal, agregando que la estrategia del partido «es correcta» y que sus decisiones no se rigen por cálculos electorales. «Cuando tomo una decisión no miro si da votos o no, veo si es lo correcto», dijo.

Las declaraciones de Arrimadas se producen apenas dos días después del colapso electoral de Ciudadanos en las elecciones catalanas del 14 de febrero, pasando de 36 escaños a 6, apenas tres años después de ser la primera fuerza en Cataluña, y convirtiéndose en el penúltimo partido con representación parlamentaria, solo frente al Partido Popular, que obtuvo tres escaños. La caída del partido liberal, que perdió casi un millón de votos respecto a 2017, no fue aprovechada por los populares, que vieron reducida su representación en un escaño respecto a las elecciones anteriores. El gran beneficiado en el espacio de la derecha española fue Vox, que ganó 11 escaños y se convirtió en la cuarta fuerza del Parlamento.

En su discurso de este martes, la presidenta de Ciudadanos también se refirió al abandono por parte del Partido Popular de su sede nacional en la vía Genova de Madrid, anunciado este martes por Pablo Casado. «No tenemos que salir de una sede para que la gente no recuerde la corrupción del partido, por suerte no tenemos ese problema», comentó. Arrimadas también negó que el Comité Ejecutivo del partido, que se reunió el lunes, cuestionara su liderazgo y que el problema de la ciudadanía sea «un problema de personas». “La inmensa mayoría de los discursos fueron de entusiasmo y compromiso, este partido es muy fuerte y está comprometido con el interés general”, recalcó.

Arrimadas se mostró preocupado por los resultados de las elecciones del pasado domingo, en las que las formaciones separatistas sumaron más del 50% de los votos, y destacó que esta situación demuestra la utilidad de Ciudadanos. «Creemos que el resultado es muy malo para el constitucionalismo y muy malo para Cataluña, y es más necesario que nunca que sigamos trabajando duro», dijo Arrimadas.