Interior finaliza la construcción de la nueva valla en Ceuta y Melilla



El periódico digital de Alicantur Noticias

Interior finaliza la construccion de la nueva valla en Ceuta

La nueva valla que separa Melilla de Marruecos ya es visible desde distintos puntos de la ciudad. Una estructura de 10 metros de altura coronada por rodillos metálicos reemplaza ya en varios tramos, los más vulnerables, la antigua valla protegida por acordeones. A primera vista, este panel, que prevé que la altura de la valla se eleve en un 30% en aproximadamente un tercio del perímetro, parece imposible de escalar y representa una diferencia de altura considerable para quienes logran llegar a la cima. En el resto de la valla, que mide un total de 12 kilómetros, se está instalando una estructura ligeramente más baja, que sin embargo termina con una hilera de barras curvas, bautizadas como «peine invertido», que dificulta el paso al otro lado. Los dos nuevos tipos de vallado a lo largo de los ocho kilómetros de la frontera de Ceuta también están a punto de finalizar. El plan del Ministerio del Interior es completar las obras a finales de año.

La retirada de las concertinas, con la que los migrantes se rasgan la piel cuando intentan trepar por ellas, fue una de las primeras promesas del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, quien defendió un sistema más seguro pero menos dañino para frenar el ingreso. de migrantes en ambas ciudades autónomas. Una maraña de palas, en cambio, protege la valla del lado marroquí -donde se ha reforzado la seguridad en los últimos meses- y aún se pueden ver acordeones de media altura en el lado de Melilla.

Las obras de reposición de las concertinas, instaladas en 2005 por el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, se iniciaron a finales del año pasado y se estimaron en 18 millones de euros (8,3 millones para Ceuta y 9,5 para Melilla ). Las obras se enmarcan en un amplio plan de reformas para reforzar y renovar las fronteras de ambas ciudades autónomas para las que la ministra ha destinado un total de 32,7 millones de euros y que prevé un nuevo circuito cerrado de televisión con cámaras térmicas y instalación de sistemas de reconocimiento facial en la frontera.

La retirada de las concertinas fue una petición histórica de las organizaciones de derechos de los migrantes, que veían con recelo cómo los diferentes tramos de la valla se elevaban de seis a diez metros de altura, mientras que Marruecos, por su parte, instalaba la suya propia. cuchillas. “No compartimos el modelo de construcción de muros y vallas. La militarización nunca puede ser la solución. Los migrantes dejarán de desgarrarse y mutilarse cuando salten, pero corren el riesgo de caer al suelo desde una altura de 10 metros y la gendarmería marroquí los estará esperando en el suelo «, dijo la eurodiputada de Izquierda Unida Sira Rego durante su visita al ciudad autónoma fronteriza con el eurodiputado de IU Manuel Pineda. “Los recursos que se destinen para seguir ampliando las vallas y muros deben ser utilizados para impulsar una política de acogida y acompañamiento a los migrantes y fortalecer el estatus social y las políticas de empleo de los espacios recepción «, añadió.