Interior se opone a facilitar permisos a menores extranjeros no acompañados



El periódico digital de Alicantur Noticias

Menores extranjeros en piso de acogida en Valencia.
Menores extranjeros en piso de acogida en Valencia.Monica Torres

La medida de inmigración más amplia del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migración se encontró con la oposición del Ministerio del Interior. La modificación de la legislación de inmigración para dotar de documentación a miles de menores extranjeros no acompañados y jóvenes ex detenidos que llegaron a España de forma irregular ha vuelto a poner sobre la mesa dos planteamientos contrapuestos en un mismo Gobierno para abordar la inmigración. En una reunión celebrada este viernes entre los ministerios participantes en la reforma, quedó clara la posición de ambos, según fuentes cercanas al encuentro. Para la migración, la eliminación de los obstáculos actuales evitará irregularidades, marginación y facilitará el acceso al trabajo de los jóvenes. Para Interior será un aliciente para las mafias, para “millones” de jóvenes de 17 años y generará fricciones con sus socios europeos.

La modificación del reglamento, que llegará al Consejo de Ministros en forma de real decreto, se encuentra en conversaciones con los distintos ministerios implicados desde abril. La reforma tiene como objetivo sobre todo facilitar los permisos de residencia y trabajo a los ex presos que, a los 18 años, están obligados a cumplir requisitos prácticamente imposibles -como tener unos ingresos superiores a los 2.000 € mensuales- para renovar o conseguir su documentos. Incluso cuando cumplen, se les concede un permiso de residencia que no les permite trabajar. La propuesta también acorta el tiempo que tienen los menores en acogimiento familiar para obtener documentos lo antes posible, como ya lo dispone la ley, y no pasar meses sin documentos. También les permite renovar sus autorizaciones cada cinco años y no todas, como actualmente. El cambio también autorizará a las personas a trabajar de forma automática a partir de los 16 años, concesión que hasta ahora era un lujo para unos pocos. La reforma beneficiaría a unos 8.000 menores extranjeros no acompañados y a otros 8.000 jóvenes que llegaron solos a España pero que ya han alcanzado la mayoría de edad.

A Interni no le gustó el borrador presentado por Migrazioni. En la reunión celebrada este viernes, el subdirector general de Relaciones Internacionales, Manuel Alhama, defendió las objeciones de su ministerio. Según fuentes cercanas al encuentro, el departamento de Fernando Grande-Marlaska no entra en el análisis de fondo y motivaciones de la propuesta, pero advierte de su impacto en varios ámbitos, especialmente en su política de combate a la inmigración irregular. El Inter sostiene que la propuesta de acortar los plazos para la obtención de documentos podría potencialmente animar a «millones» de jóvenes extranjeros de 17 años a venir a España y no está de acuerdo en que la renovación se extienda a cinco años. Alhama también advirtió sobre cómo las mafias pueden aprovechar la disposición y pidió que se tengan en cuenta los antecedentes de los menores -y no solo de los adultos- para no regularizarlos. Interni también expresó su preocupación por la reacción de la UE a la reforma, particularmente Francia y Alemania, que pronto tendrán elecciones, porque los permisos facilitarán el tránsito de los jóvenes por todo el continente.

El secretario de Estado de Migraciones, Jesús Perea, defendió su propuesta, que es también una de las medidas que sigue de cerca su ministro, José Luis Escrivá. Según las fuentes consultadas, Perea argumentó que el impacto que tendrá la medida en miles de jóvenes está por encima de un posible efecto llamado. La Secretaría de Estado puso como ejemplo al joven ex-preso al que se le permitió trabajar en el campo cuando no hubo trabajadores temporales durante el encierro. De los 462 niños que obtuvieron el permiso, el 70% aún están inscritos en la Seguridad Social y tienen contratos en cadena para trabajar en otros sectores, como el sector hotelero y de restauración. Pese a ello, no se ha negado a replantearse los plazos para la obtención y renovación de permisos.

El departamento de Grande-Marlaska no tiene mucho apoyo en su oposición a la propuesta, según fuentes cercanas a la negociación, pero la Cancillería la apoya en algunos puntos. El departamento que ahora dirige Manuel Albares también ha advertido sobre el impacto de la medida en la UE y cómo la reducción de plazos podría dificultar las devoluciones (este punto se inserta específicamente en el texto para que la obtención de los documentos no obstaculice la repatriación, si se considere conveniente). El Ministerio de Políticas Territoriales y el Ministerio de Derechos Sociales, por su parte, han apoyado el planteamiento de la propuesta de Migración.

El texto debe ser llevado ahora al Consejo de Estado para que pueda presentar su informe con urgencia en 15 días. El objetivo del departamento de Escrivá es llegar al Consejo de Ministros para su aprobación en las próximas semanas. El secretario de Estado de Migración, quien dice estar «satisfecho con el proceso de diálogo que se mantiene con todos los ministerios, incluido el Ministerio del Interior», no quiso precisar si contendrá los cambios, en referencia a plazos y antecedentes, que la solicitud del departamento de Grande-Marlaska. Estamos convencidos de que la reforma que se implementará en las próximas semanas será muy positiva, también gracias a los aportes de todos los ministerios ”, afirman fuentes de Migración. Fuentes internas sostienen que el texto aún se encuentra en negociación.