Johnson & Johnson detiene los ensayos de la vacuna Covid-19 para participantes enfermos



La actualidad en Alicantur Noticias

La fachada del edificio Johnson & Johnson en Irvine, California.
La fachada del edificio Johnson & Johnson en Irvine, California.MARCA RALSTON / AFP

La empresa estadounidense Johnson & Johnson, que está probando su prototipo en España en la fase 2 a través de su filial Janssen con la colaboración de tres hospitales españoles -La Paz y La Princesa en Madrid y Marqués de Valdecilla en Santander- ha parado temporalmente Sus pruebas La empresa confirmó que los médicos de la vacuna Covid-19 después de que uno de los participantes de la prueba se enfermara.

«Hemos dejado de administrar temporalmente nuevas dosis en todos nuestros ensayos clínicos de la vacuna covid-19, incluido el estudio de fase 3, debido a una enfermedad inexplicable en un participante del estudio», explicó la compañía en un comunicado. El ensayo de la vacuna tiene aproximadamente 60.000 participantes en todo el mundo.

La filial española de la farmacéutica y los tres hospitales participantes en los ensayos se remitieron al comunicado y se negaron a ofrecer más información sobre el caso.

El término «enfermedad inexplicable» es una traducción literal del utilizado en inglés en estos casos, explican fuentes de la industria. Indica que los líderes del estudio aún no han encontrado un diagnóstico de las dolencias que padece el voluntario, lo que suele demorar unos días. Mientras tanto, las pruebas se suspenden como medida de precaución y se convoca al comité de seguridad del paciente independiente para investigar el caso.

Otro ensayo de una vacuna contra el coronavirus, el de AstraZeneca con la Universidad de Oxford, fue interrumpido durante cuatro días (9-12 de septiembre) por un episodio similar y se retomó cuando se constató que el origen del Las dolencias del paciente no estaban relacionadas con el prototipo de la vacuna.

«Los efectos adversos, incluso los graves, son parte de cualquier ensayo clínico, especialmente los que son masivos», explica la compañía en el comunicado.

La compañía farmacéutica lanzó en septiembre un ensayo en fase 3 de su prototipo, que se basa en un adenovirus resfriado modificado con la información genética del nuevo coronavirus. Según el laboratorio, solo se necesitará una dosis frente a las dos inyecciones que requieren las inmunizaciones que preparan sus competidores en la carrera por obtener el antídoto contra el covid-19.

Después de ser probadas en animales, todas las vacunas experimentales deben pasar tres etapas de pruebas en humanos. En el primero, se excluyen los efectos graves. El segundo es confirmar la seguridad de la inmunización, estudiar la respuesta inmune y ajustar las dosis. Y es en el tercero, cuando se debe demostrar eficacia y seguridad en pruebas con decenas de miles de participantes. Johnson & Johnson también ralentizó esta última fase.

La Comisión Europea mantiene un acuerdo preliminar para comprar 200 millones de dosis de Johnson & Johnson; 300 millones del candidato Oxford y AstraZeneca; 300 del francés Sanofi y del británico GSK; 225 millones de la alemana Curevac; 200 millones de BioNTech y Pfizer y 80 millones de Moderna.

Los políticos de todo el mundo han prometido tener una vacuna antes de fin de año, pero la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha sido más cautelosa. De hecho, si se alcanza en 2021, sería, con mucho, la vacuna más rápida jamás desarrollada. La OMS estima que en el verano de 2021 la vacuna comenzará a estar disponible para grupos de riesgo, pero no será hasta 2022 cuando pueda comenzar la vacunación masiva.

Información sobre el coronavirus

– Aquí puedes seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia en el mundo

– Así evoluciona la curva de coronavirus en España y en todas las autonomías

– Descarga la aplicación de seguimiento para España

– Buscador: la nueva normalidad de los municipios

– En caso de síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en todos los países de América Latina.

– Guía de actuación contra la enfermedad