Jos Manuel Albares anticipa que España está trabajando para que los talibanes suelten a los colaboradores que no han podido evacuar libremente



Las mejores noticias en Alicantur Noticias

Actualizado

El ministro dice al Congreso que este es el esfuerzo actual y que «dependemos de la acción conjunta de la UE para avanzar».

Canciller sobre Afganistán: «La operación de evacuación continuará por otros caminos»

España, junto con el resto de la comunidad internacional, está trabajando en estos momentos para que el régimen talibán saque de Afganistán a las personas que han colaborado con España durante 20 años y que no han podido ser evacuadas en la misión humanitaria de estos días. Así lo afirmó el canciller, José Manuel Albares, en la mañana de este lunes en el Congreso.

«Ahí es donde estamos ahora», dijo, tras recordar que un comunicado de la administración Biden, que firmó 100 países, entre ellos España, destacó este domingo que «hemos recibido garantías de los talibanes de que todos los ciudadanos extranjeros y cualquier ciudadano afgano con La autorización de viaje de nuestros países permitirá ir de manera segura y ordenada a los puntos de salida y viajar fuera del país ”. Albares reiteró que el propósito del Ejecutivo es“ no dejar a nadie atrás ”.

El ministro compareció en la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso para explicar la crisis en Afganistán y adelantar las principales líneas de su administración en la que fue su primera visita a la Cámara desde su nombramiento a principios de julio.

Albares defendió en su discurso que España «ha estado a la altura», con el rescate de 2.206 afganos y su implicación como país de tránsito de evacuados de Estados Unidos y la UE. Ahora, dijo, tiene la intención de continuar con esta labor humanitaria.

Los tres goles

«Continuaremos colaborando y reflexionando con nuestros socios y aliados para seguir de cerca lo que está sucediendo», dijo el ministro. «Dependemos de la acción conjunta de la UE para avanzar».

«El gobierno no considera el reconocimiento del régimen talibán, impuesto por la fuerza», aseguró, y que lo que se quiere decir de manera coordinada con el resto de países es ver si es necesario «establecer contactos operativos» con Tres objetivos: Los afganos que ayudaron a España y aún permanecen allí, poder transferir ayuda humanitaria a la población y garantizar el respeto a las mujeres y niñas afganas.

Según el ministro, una operación de evacuación «sin precedentes» en la historia de España se llevó a cabo en un «tiempo récord» y en una situación de «extrema dificultad». Después de que la OTAN decidiera retirar su presencia militar en línea con Estados Unidos, España abandonó Afganistán el pasado mes de mayo y aunque ya había sospechas de un posible regreso de los talibanes al poder, no se pensó, dijo el ministro, «un colapso de la Gobierno afgano en unos días «.

La predicción era que podrían durar «al menos durante meses». Algo que respaldara datos como un ejército de 300.000 efectivos y una fuerza aérea contra 75.000 talibanes sin apoyo de aviación. De hecho, recordó, hasta unos días antes de la caída de Kabul, la inteligencia estadounidense sostenía que podrían durar tres meses. «No fue así y nos adaptamos».

Controles contra yihadistas

Ante las críticas de quienes sostienen que la situación en Afganistán es un fracaso de la presencia militar española desde hace dos décadas, el ministro defendió que el Ejecutivo no se resigna a este «paréntesis» que, con datos objetivos, ha mejorado la Educación y la cuidado de la salud de los afganos y su propia supervivencia.

Y dada la posición de Vox de que este rescate humanitario podría permitir la llegada de terroristas yihadistas y un aumento de la presión migratoria, Albares informó sobre los exhaustivos controles que realizó el contingente español antes de proceder con la evacuación.

El relato de Albares fue totalmente corregido por el PP, quien señala que el «éxito» de la misión humanitaria en Afganistán pertenece al embajador, Gabriel Ferrn, y su número dos, Paula sanchezy las Fuerzas Armadas. En ningún caso del Gobierno. «Tantos se han apuntado que otros han luchado».

El diputado Valentina martinez Indicó que salió bien a pesar del ministro, que el 3 de agosto supuso la destitución del embajador en el Consejo de Ministros, que fue quien patrocinó la salida de los españoles durante el mes de julio.

Afganistán es un lugar «muy duro»

Para el popular, El Ejecutivo «irrespeta instituciones y leyes» porque la operación española «debe ser autorizada por esta Cámara», porque «la naturaleza de la misión ha cambiado», y porque lo que debe comparecer es el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Una crítica también de Ciudadanos y Vox. Nira Fierro reprochó a Albares la falta de diálogo con su partido y dijo que sólo tenía «seis minutos» de contacto telefónico con ella. Y dijo que, como antes Josep Borrell y Arancha González Laya, su actitud es adamista: «Ante mí el diluvio, conmigo el oasis».

En su respuesta, Albares precisó que la decisión de destituir al embajador se tomó en junio, que el día 8 se envió la solicitud de plcet, que llegó a Kabul solo un mes después. Que su alivio se sintió aliviado porque Ferrn ha estado en Afganistán durante tres años y es un lugar «muy duro».

Querían encontrar una salida, explicó el ministro. Pero cuando la situación se complicó, él mismo lo llamó para pedirle que se quedara y «no dudó ni un momento».

.