Jueces condenados como Garzón por cometer delitos «a sabiendas» no son rehabilitados por el CGPJ



La actualidad en Alicantur Noticias

Los jueces condenados por cometer un delito «a sabiendas» (delito intencional) como Baltasar Garzón no han sido rehabilitados desde Consejo General del Poder Judicial CGPJ.

El Comité de Derechos humanos de las Naciones Unidas concluyó en sentencia que la Corte Suprema violó el derecho a la presunción de inocencia y a revisar la condena y sentencia del ex juez de la Audiencia Nacional en 2012. La Audiencia Nacional lo condenó a 11 años de interdicción por prevaricación dolosa tras intervenir ilegalmente el números de teléfono de los abogados de los imputados en el «caso Gürtel». El Ministro de Justicia, Pilar LlopDijo el lunes que su ministerio estudiará la opinión de la ONU.

Fuentes del CGPJ consultadas por Libertad digital Destacan que «Garzón sólo pudo regresar al Poder Judicial por dos vías. La primera, con una revisión de la sentencia que no es aplicable en este caso. En ese sentido, la jurisprudencia de la Corte Suprema indica que una sentencia de la ONU No es comparable a una resolución del Tribunal Europeo de Derechos Humanos del CEDH y de acuerdo con la Ley Orgánica del Poder Judicial LOPJ, solo las resoluciones de Estrasburgo permiten la revisión de sentencias. Además, el Tribunal Constitucional y la propia CEDH rechazaron categóricamente los recursos de Garzón tras su condena ”.

La segunda forma que tiene Garzón de reclamar su regreso al poder judicial es apelar a la Artículo 380 de la LOPJ y solicitando su rehabilitación como juez por el propio CGPJ. La ley establece que «quienes hayan perdido la condición de juez o magistrado por alguna de las causas previstas, pueden solicitar su rehabilitación al Consejo General del Poder Judicial, una vez obtenido el previsto en el código penal, en su caso. «

Las mismas fuentes consultadas por LD subrayan que entre las causas previstas por la Ley, «no figura la que afecta a Garzón». Y lo que es más, «la decisión de rehabilitarlo o no es un criterio del CGPJ «, en particular por la Comisión Permanente del Gobierno de Jueces, que actualmente cuenta con la mayoría de miembros conservadores, Por tanto, el posible regreso al Poder Judicial de Garzón con el actual Consejo General del Poder Judicial es prácticamente inexistente.

En este contexto, destacan que a la fecha el CGPJ actual no ha rehabilitado a ningún juez que haya cometido un delito doloso (a sabiendas). «No hay precedente. Esta posición fijada por el actual gobierno de jueces podría cambiar tras su renovación ”, subrayan.

«En el hipotético caso de que el CGPJ rehabilite a Garzón, Estaría obligado a participar en el primer concurso de puestos a convocar y permanecer un mínimo de 1 año en asignación forzosa. Mantendría el rango que tenía hasta el año en que fue descalificado y para este momento, muchos magistrados ya lo pasaron para optar a un lugar en un Juzgado Central de Educación de la Audiencia Nacional ”, concluyen.

22 de abril este diario es avanzado que Baltasar Garzón quería volver al poder judicial a partir de mayo. Sin embargo, LD ya había precisado que su regreso no sería tan fácil, ni tan inminente como afirmó frente a sus familiares, ya que luego de haber saldado sus deudas con la justicia, comenzaría el proceso de regreso al poder judicial.

La demoledora sentencia del Tribunal Supremo contra Garzón

El ex titular del Juzgado Central de Instrucción n. 5 de la Audiencia Nacional fue sentenciado en febrero de 2012 de Corte Suprema para 11 años de inhabilitación por el delito de allanamiento intencional, luego de haber ordenado la grabación ilegal en prisión de las conversaciones entre los líderes de la Parcela Gürtel y sus abogados.

El portavoz del devastador fallo de 70 páginas fue el magistrado de la Corte Suprema Miguel Colmenero. Además, el tribunal que condenó a Garzón también estuvo integrado por Joaquín Giménez, Andrés Martínez Arrieta, Francisco Monterde, Juan Ramón Berdugo, Luciano Varela y Manuel Marchena.

El imputado ha determinado con su resolución una reducción drástica e injustificada del derecho de defensa y de los demás derechos infractores vinculados al mismo, o, en otras palabras, como ya ha señalado el docente, una laminación de estos derechos., situando la acción judicial concreta que llevó a cabo, y si también fuera admitida como cuestionable, situando todo el proceso penal español, teóricamente dotado de las garantías constitucionales y jurídicas propias de una norma jurídica contemporánea, en el nivel de los sistemas políticos y procesales característicos de Tiempos ya transcurridos desde la consagración y aceptación generalizada del moderno proceso penal liberal, admitiendo prácticas que en la actualidad se encuentran solo en regímenes totalitarios en los que todo se considera válido para obtener información que interesa, o debería ser de interés para el Estado. , otorgando las mínimas garantías efectivas a la ciudadanía y convirtiendo así las disposiciones constitucionales y legales en la materia en meros proclamas sin contenido ”.

La resolución es injustaPor tanto, al restringir de forma arbitraria y sustancial el derecho de defensa del imputado en prisión, sin ningún motivo que pueda ser mínimamente aceptable.

.