Junqueras y otros concejales indultados piden a San Sebastián el acercamiento de los presos de ETA



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

De izquierda a derecha, Josep Rull, Carme Forcadell, Dolors Bassa, Oriol Junqueras, Arnaldo Otegi y Maddalen Iriarte en las calles de San Sebastián, este sábado en una manifestación para exigir el acercamiento de los presos.
De izquierda a derecha, Josep Rull, Carme Forcadell, Dolors Bassa, Oriol Junqueras, Arnaldo Otegi y Maddalen Iriarte en las calles de San Sebastián, este sábado en una manifestación para exigir el acercamiento de los presos.Javier Hernández

«Paso a paso hacia casa», reza la pancarta con la que varios miles de personas convocaron desde la izquierda. nacionalista Se manifestaron este sábado en San Sebastián pidiendo el acercamiento de los presos de ETA. Los ex concejales catalanes Dolors Bassa, Josep Rull y Raül Romeva, la ex presidenta del parlamento catalán Carme Forcadell y el presidente de ERC Oriol Junqueras, que se autodenominan «presos políticos», todos indultados tras ser encarcelados en el caso del 1-O-, se incorporaron Arnaldo Otegi en la marcha lanzada por la red Sare para pedir una nueva política penitenciaria que agrupe a los que consideran «presos políticos vascos». Al finalizar la marcha, el coordinador de Sare, Joseba Azkarraga, pidió al Gobierno vasco, que lleva tres semanas gestionando las cárceles, que acelere, «en cumplimiento de la ley», una política penitenciaria «más justa», progresiones de rango y autorizaciones.

Los miembros de Covite han condicionado el inicio de la marcha de Sare con carteles y pancartas llamando a los terroristas de ETA asesinos.
Los miembros de Covite han condicionado el inicio de la marcha de Sare con carteles y pancartas llamando a los terroristas de ETA asesinos.Javier Hernández

La marcha comenzó con una foto de familia en el túnel del Antiguo, cerca de la playa de La Concha, y con un accidente. Varios miembros del Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) desplegaron dos pancartas en la parte superior del túnel con las palabras «presos políticos» y «Gudariak«(Soldados). Abajo, en rojo, estaba escrito «asesinos en prisión». También distribuyeron folletos con los nombres de las víctimas de ETA. A pesar del intercambio de insultos, no hubo enfrentamientos. Representantes de los sindicatos EH Bildu, PNV, Elkarrekin Podemos y los sindicatos ELA, LAB, UGT, Steilas, Esk, Ehne, Etxalde, Hiru, CNT y CGT confirmaron su presencia en la marcha.

Junqueras recibió el mayor aplauso durante la marcha. Finalmente Azkarraga, el exministro de Justicia, junto con el ex presidente vasco Juan José Ibarretxe, leyeron un comunicado. El objeto del llamamiento era pedir el fin de la política penitenciaria «excepcional», coincidiendo también con el décimo aniversario del cese definitivo de la actividad terrorista de la banda. Más allá de su petición del Gobierno español, Sare cree que la asunción de competencias en materia penitenciaria por parte del Ejecutivo vasco debe suponer un cambio de situación.

Sin embargo, Azkarraga reconoció que se ha avanzado en esta materia: «Es cierto que el último año ha supuesto un avance hacia otro tipo de política penitenciaria», reconoció el exconsejero. Desde 2018, el gobierno de Pedro Sánchez ha trasladado un total de 66 presos al País Vasco. Otros 11 fueron promovidos a penitenciaría de tercer grado o semi-libertad. Actualmente, hay 202 presos de la banda terrorista en las cárceles españolas. Otros 35 permanecen en cárceles francesas. También advirtió al PNV que “tiene en sus manos la posibilidad de desarrollar una política penitenciaria de carácter humanista, no represivo, que nos acerque a la reconstrucción de la convivencia, después de tantos años de enfrentamiento y sufrimiento. Si es así, nos tendrán a su lado y, si no, seguiremos recordando que una paz justa requiere audacia, justicia y humanidad ”.