Kyrie Irving, un extravagante que aturde a la NBA



La actualidad en Alicantur Noticias

Kyrie Irving, durante un partido entre los Brooklyn Nets y los Charlotte Hornets en diciembre de 2020.
Kyrie Irving, durante un partido entre los Brooklyn Nets y los Charlotte Hornets en diciembre de 2020.JARED C. TILTON (AFP)

Kyrie Irving se abalanzó sobre la NBA como un meteoro inesperado. A punto de comenzar la temporada el martes, con el brillo de su 75 aniversario y casi volviendo a la normalidad después de lo peor de la pandemia, el creador de juego de los Brooklyn Nets de 29 años y una de las grandes figuras de la Liga se muestra reacio a vacunarse. contra la pandemia COVID-19. Lo que podría parecer un problema específico resuelto con la sanción relacionada se ha convertido en un lío que alimenta el debate sobre la libertad y los derechos de ciudadanía.

La actitud obstinada de Irving no es tan sorprendente cuando se trata de su personalidad y algunas de sus extravagantes creencias. Pero no conviene poner todo en la misma bolsa. Muchos pusieron una cruz y un guión cuando en 2017 defendió que la Tierra es plana. Sus explicaciones lo desacreditaron aún más. Sacó su teoría de una «investigación» en Instagram, confesó. En octubre de 2018 pidió perdón. Dijo que expresó su teoría diciendo: «Soy un gran teórico de la conspiración». Y concluyó: «No soy muy inteligente para decirlo». También celebró en un pódcast que John F. Kennedy fue asesinado porque quería terminar vestíbulo banca y que la CIA intentó contratar asesinos para matar a Bob Marley. «Solo estaba bromeando», se retractó.

La situación de Irving ahora es mucho más grave. Puede poner en peligro su carrera (tiene otros dos años en su contrato a razón de 30,2 millones de euros esta temporada y 31,5 millones la próxima) y no son solo comentarios más o menos desafortunados. La posición de quienes se niegan a vacunarse está alineada e iluminada. Hace semanas que no hace declaraciones, pero desde su entorno explican que asegura que no está en contra de las vacunas y que su cargo sirve para expresar su malestar de que la gente esté perdiendo el trabajo por la obligación de vacunarse. Traten de desafiar, afirman, la forma en que se controla la sociedad. «Kyrie quiere ser una voz para los que no tienen voz», dijo una de sus amigas. Irving se da cuenta de que lo que sucedió con otro jugador prominente que no quiso vacunarse, Andrew Wiggins, refuerza su caso. Wiggins, de Golden State, el equipo con sede en San Francisco donde las autoridades de salud también exigen la vacunación para acceder a áreas cerradas, terminó cediendo. “Las únicas opciones eran vacunarse o no jugar. Fue una decisión difícil ”, se quejó Wiggins.

La NBA no requiere vacunación, pero los departamentos de salud de Nueva York y San Francisco requieren que la vacuna acceda a salas cerradas. La Liga pretende sancionar a Irving con 320.000 € por cada partido perdido. Se consideró la posibilidad de que estaría ausente solo en los programados en Brooklyn y en los dos que jugarán en el Madison Square Garden. Pero los Nets han decidido prescindir de Irving, sin juegos ni entrenamientos, hasta que esté «en condiciones de estar en el equipo», no escribir «hasta que esté vacunado».

Michele Roberts, presidente de la Asociación de Jugadores (NBPA), no cree que la NBA pueda multar a Irving por no jugar «por causas irracionales». Irving es su propio vicepresidente de la NBPA, cargo en el que reemplazó a Pau Gasol, y tiene un ascenso entre muchos compañeros. En la primavera de 2020 lideró un grupo que no consintió en la reanudación de la Liga en la burbuja de Orlando debido a la pandemia. Creían que el regreso a los tribunales limitó los esfuerzos de justicia social después del asesinato de George Floyd en mayo de 2020 debido a la brutalidad policial. Irving ha desaparecido en más de una ocasión del radar de su equipo sin que ni siquiera su manager, Steve Nash, supiera dónde estaba. Ya en enero y agosto de 2021 fue multado por no respetar los protocolos de salud anti-covid. Por este concepto acumula más de dos millones de dólares en multas.

Activista y solidaria

Es solidario y generoso. Compró una casa para la familia de George Floyd. Durante la burbuja de la Liga Femenina, la WNBA donó $ 1.5 millones a jugadoras que no pudieron competir en Bradenton, Florida. Deuda estudiantil de la Universidad de Lincoln pagada. Financió 250.000 comidas durante la pandemia en Nueva York. Donó miles de dólares a los sioux, se involucró en su lucha contra un oleoducto en Dakota y se tatuó el logo en el cuello. En 2018, la tribu llamada Irving Little Mountain. Su madre, Elizabeth, descendiente de los sioux, murió cuando Irving tenía cuatro años. Su padre, Drederick, jugó para la Universidad de Boston con Rick Pitino. Emigró a Australia para jugar en una liga semiprofesional durante dos años. Allí, en Melbourne, nació Kyrie. Regresaron a Estados Unidos. Irving jugó en la Universidad de Duke con Mike Krzyzewski, aunque brevemente debido a una lesión grave. Inmediatamente se inscribió en borrador. Cleveland lo eligió número uno en 2011. Fue el Novato del Año y ganó la Copa del Mundo de 2014 con Estados Unidos.

Cuando LeBron James regresó a Cleveland después de cuatro años en Miami, compartieron equipo. Jugaron tres finales seguidas y ganaron 2016, el mismo año en que Irving también ganó la medalla de oro en los Juegos de Río. Pidió ser canjeado en 2017 afirmando que quería ser más líder que junto a LeBron. Se fue a los Celtics. En julio de 2019 fichó por los Nets. Se sometió a una cirugía de hombro en febrero de 2020 y solo pudo jugar 20 partidos esa temporada. En junio de 2021, se lesionó el tobillo derecho cuando cayó ante Antetokounmpo en el cuarto juego de las semifinales de la Conferencia Este que los Bucks ganaron 4-3. Ahora los Nets son los grandes favoritos, pero los Aviso raro Kyrie Irving lo está alterando todo.

Puedes seguir a Alicantur DEPORTES en Facebook Y Gorjeo, o regístrese aquí para recibir nuestro boletín semanal.