La Agencia Tributaria advierte sobre el aumento del gasto estructural por parte de las administraciones



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

La presidenta de Airef, Cristina Herrero.
La presidenta de Airef, Cristina Herrero.EFE

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) advirtió este lunes del riesgo de que el gasto estructural aumente y, en el mediano plazo, se consolide. Son los pagos fijos que se repiten todos los años como las pensiones, la salud, la educación o los sueldos de los empleados públicos. «El déficit de las cuentas públicas se reduce por la retirada de las medidas para la pandemia, pero el crecimiento subyacente del gasto es superior a la mejora cíclica de los ingresos», advirtió la presidenta del organismo, Cristina Herrero, ante el Congreso de Presupuestos. Comisión. Y volvió a pedir al gobierno que elabore un plan de reequilibrio fiscal a medio plazo.

La progresiva abolición de las medidas aprobadas por el Covid reduce el gasto. Sin embargo, Herrero aconsejó a las administraciones que no exploten este espacio fiscal para incrementar los desembolsos estructurales que no tienen una fuente permanente de financiamiento. Y estimó el aumento del gasto subyacente, que no corresponde a la crisis pandémica, en 6,2% en 2021 y 3,5% en 2022.

«El límite de gasto presupuestario está incorporando un aumento en el gasto estructural», dijo el informe de la agencia. Eliminando los fondos europeos y las transferencias extraordinarias, los desembolsos crecen un 18% en 2021 y un 7% en 2022. Y las comunidades también tienen presupuestos que implican aumentos estructurales.

A ello contribuye la consolidación de parte del gasto sanitario por la pandemia y la indexación de más de la mitad del gasto revalorizando las pensiones y salarios de los empleados públicos con la inflación. Herrero recordó que, aunque se han suspendido las reglas de disciplina fiscal, la orientación de la UE es apoyar la actividad pero con cautela en aquellos países con elevado endeudamiento.

La corrección de los datos del PIB realizada por el INE, los altos precios de la energía y las interrupciones en las cadenas de suministro llevan a la Agencia Tributaria a revisar a la baja el crecimiento: 5,5% para 2021 y 6,1% para 2022 Los del gobierno, 6,5% para este año y el 7% para el próximo año, por lo tanto, permanecería en el rango más alto de probabilidades, dijo Herrero. Sin embargo, una vez que se tiene en cuenta la inflación, el PIB nominal, que es relevante para el ingreso, se ubicaría en los escenarios de probabilidad central. En consecuencia, el Órgano considera factibles las proyecciones de déficit público del 7,9% del PIB en 2021 y del 4,8% en 2022. Sin embargo, una vez que se tiene en cuenta el efecto de los fondos europeos React EU, la reducción del déficit es mucho menor que la de los Plan presupuestario: 2,7 puntos en lugar de 3,4.

Además, Airef explicó que a los ingresos les va bien por el mantenimiento de los ingresos, el comportamiento ocupacional, la progresividad del impuesto sobre la renta de las personas físicas o cambios en la composición del consumo de productos básicos hacia otros con tasas de IVA más altas. También destacó el aumento de los ingresos gracias a los pagos con tarjeta. Y destacó que la elasticidad del financiamiento con respecto al PIB en expansión puede llegar a 1.8. En tales circunstancias, «las previsiones de ingresos del Presupuesto 2022 nos parecen viables», concluyó Herrero.