La audiencia da a la esposa de Bárcenas y a otros cinco internos de la trama de Gürtel 10 días para ingresar a prisión



El periódico digital de Alicantur Noticias

La audiencia da a la esposa de Barcenas y a

Rosalía Iglesias, esposa del ex tesorero del PP Luis Bárcenas, y otros cinco condenados a más de cinco años de prisión por la primera fase del complot de Gürtel tendrán que ir a la cárcel en los próximos 10 días. La Audiencia Nacional les otorgó este término con base en el informe de la Fiscalía Anticorrupción, que solicitaba el ingreso inmediato a prisión según «la naturaleza y alcance de los delitos y la severidad de las condenas confirmadas por el Tribunal Supremo».

La esposa de Bárcenas había pedido posponer su encarcelamiento, alegando que estaba en tratamiento de rehabilitación por una dolencia en la muñeca, pero el tribunal lo negó este jueves porque, según el tribunal, puede ser atendido en el centro penitenciario. Los jueces tampoco aceptaron los aplazamientos solicitados por María del Carmen Rodríguez Quijano (ex esposa del líder de la conspiración, Francisco Correa, y condenada a 17 años y 8 meses) y por José Luis Izquierdo (considerado el contador de Gürtel, condenado a 13 años y 10 meses). Este último manifestó que pretendía apelar por amparo ante el Tribunal Constitucional, que pretende pedir la suspensión de la sentencia como medida cautelar, pero la audiencia rechazó la solicitud. La última palabra pertenece al Tribunal Constitucional, pero generalmente este tribunal no suspende las entradas a prisión con sentencias de más de seis años de prisión.

Los condenados de la primera fase de Gürtel que ahora irán a la cárcel se sumarán a los que estaban previamente encarcelados o cumplían otras penas antes de que el Tribunal Supremo tomara una decisión firme hace dos semanas sobre los primeros años de funcionamiento de la conspiración vinculada al Partido Popular, condenados. como civilmente responsable de sacar provecho de las actividades corruptas de la red. El tribunal superior condenó a 29 personas a penas que van desde los 51 años de prisión para Correa hasta los 11 meses que impuso al concejal de Pozuelo de Alarcón Roberto Fernández. La ley deja en manos del juez de sentencia la posibilidad de suspender la ejecución de las penas -y, por tanto, de no ingresar en prisión- aquellos cuya sentencia no supere los dos años de prisión, situación en la que nueve de los condenados.

Además, quienes, a pesar de superar este límite, pueden beneficiarse de esta medida también porque suman condenas por diversos delitos que, en ningún caso, individualmente superan esta cifra. Esta es la situación, por ejemplo, del ex concejal de Majadahonda José Luis Peñas, condenado a cuatro años y nueve meses de prisión por siete delitos. Las grabaciones que Peñas hizo de los líderes de la conspiración permitieron descubrir la red. En 2018, el fiscal ya había anunciado que apoyaría una petición de indulto para él. Una plataforma recoge firmas en Internet a favor del indulto, que depende del Gobierno.