La Audiencia de Jaén absuelve al exsecretario de Estado de Hacienda de Montoro



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

El alcalde de Jaén, José Enrique Fernández de Moya, a la izquierda, y Miguel Ángel García Anguita, en un pleno del Ayuntamiento en 2014.
El alcalde de Jaén, José Enrique Fernández de Moya, a la izquierda, y Miguel Ángel García Anguita, en un pleno del Ayuntamiento en 2014.José Manuel Pedrosa

El Juzgado de Jaén absolvió al exsecretario de Estado de Hacienda entre 2016 y 2018, José Enrique Fernández de Moya (PP), de los delitos de prevaricación y malversación, imputados durante su etapa como alcalde de la ciudad, entre los años 2011 y 2015. Los jueces condenaron a cuatro asesores del equipo de gobierno popular, Miguel Ángel García Anguita y Manuel del Moral, a cuatro años de prisión por malversación de fondos públicos. Además, otras cinco personas fueron condenadas en el llamado Caso Matinsreg, un régimen de corrupción que lleva el nombre de la empresa a la que el Ayuntamiento de Jaén pagó más de cuatro millones entre 2012 y 2013 por productos químicos para el mantenimiento de fuentes públicas. Según el fallo, con precios inflados.

La ex número dos de Hacienda con el ministro Cristóbal Montoro, imputado no por la Fiscalía sino por la Fiscalía particular, durante el juicio, que se desarrolló en abril, negó cualquier implicación en ese complot y reiteró que había delegado toda la responsabilidad a los asesores de su equipo de gobierno. . La orden judicial inicial decía que Fernández de Moya como alcalde de Jaén «ha venido personalmente a ordenar los pagos a dicha empresa frente a las denuncias y objeciones legales que ha realizado sistemáticamente el controlador del ayuntamiento». La Audiencia de Jaén considera que «no se ha probado su participación en la facturación y no se ha probado el conocimiento de facturas falsas».

La investigación de esta trama corrupta en el Ayuntamiento de Jaén se inició tras la denuncia interpuesta por el grupo municipal del PSOE a finales de 2017 y en la que señalaba pagos «inflados» a la empresa Matinsreg, que presuntamente había recogido a mano el servicio de fuentes ornamentales. en la ciudad cuando Fernández de Moya fue alcalde de Jaén en 2012.

La decisión de la audiencia se refiere al modus operandi de esta trama corrupta: “Las facturas fueron presentadas directamente al Departamento de Mantenimiento Urbano y no al Registro Municipal, por lo que no hubo constancia en la intervención de las facturas presentadas y reclamadas por Matinsreg”. Y se afirma que el imputado Miguel Ángel García Anguita (teniente de alcalde), Manuel del Moral Negrillo (alcalde de Mantenimiento Urbano), así como los técnicos y empresarios involucrados (Agustín Sánchez García, José Merino Acero, Luis Gregorio González Valero, Isidoro Hipólito Cobo Sáiz y Rodrigo García Cámara) han participado de una forma u otra en el contexto de facturas falsas, con el objetivo o interés de obtener un beneficio ”. «Primero hubo un acuerdo preliminar para conseguir la empresa que se haría cargo de los servicios y luego se ideó el plan de facturación», añaden.

Las facturas fueron recibidas por la Oficina de Control de la Compañía, que es un empleado del Departamento de Mantenimiento. El fallo de 163 páginas concluye que “los imputados José Merino, Isidoro Hipólito y Luis Gregorio González coincidieron en que las facturas presentadas al municipio contenían conceptos no adecuados a la realidad. Y los acusados ​​Miguel Ángel García Anguita y Manuel del Moral tenían conocimiento de ese acuerdo ”, concejales sentenciados a cuatro años de prisión por malversación de fondos públicos, pero absueltos de los cargos de falsificación comercial y corrupción.

Los siete condenados deberán indemnizar, solidariamente, como responsabilidad civil, al Ayuntamiento de Jaén con 3.465.372 euros, cifra de la que responderá la empresa Matinsreg como filial responsable. La cifra es el importe en el que se estimó la pérdida económica que ocasiona esta parcela en el Consistorio de Jaén, que es la que soporta la mayor deuda per cápita del país (entre ciudades de más de 50.000 habitantes) y una deuda global que supera los 600 millones, la mayor parte de los cuales se trasladaron del mandato de Fernández de Moya.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *