La Audiencia Nacional apoya la decisión de Marlaska de destituir al coronel Pérez de los Cobos



Las mejores noticias en Alicantur Noticias

La Audiencia Nacional apoya la decision de Marlaska de destituir

La Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional revocó este miércoles la sentencia dictada el 31 de marzo por el juez Celestino Salgado con la que anuló por «ilegal» la destitución, el 24 de mayo de 2020, del coronel Diego Pérez de los Cobos del cargo. de jefe de la Guardia Civil de Madrid. La sentencia, en la que se acepta el recurso de apelación del Ministerio del Interior, concluye que la destitución del alto mando estuvo debidamente motivada y conforme a la ley.

La decisión da un tiro en el brazo al ministro Fernando Grande-Marlaska, cuya renuncia fue solicitada en bloque por la oposición cuando se anunció el primer fallo judicial. Interni despidió al coronel por «pérdida de confianza» tras filtrar a la prensa los detalles de una investigación de la Guardia Civil sobre la manifestación del día de la mujer en Madrid el 8 de marzo de 2020 y su presunta relación con la propagación del covid-19. El alto mando de la Guardia Civil, actualmente adscrito a la Intervención de Armas y Explosivos, estudia apelar la sentencia ante el Tribunal Supremo, según informaron fuentes de su entorno.

Descargable

La sentencia, de la que fue ponente el juez Jesús Nicolás García Paredes, fue firmada por unanimidad por los cinco magistrados del tribunal. La resolución concluye que «el despido está justificado» teniendo en cuenta que Interni actuó «conforme a la normativa» cuando decidió destituir a Pérez de los Cobos de la jefatura de la Guardia Civil madrileña por la pérdida de confianza «, cualidad que acompaña y promedia la cita para ese lugar y destino«. Los magistrados rechazan que haya habido un «abuso de poder», como lo demuestra la sentencia del pasado mes de marzo.

El juez Salgado, también de la Audiencia Nacional, afirmó que la motivación traspuesta en el documento con el que se notificó al coronel el despido no era real «o, al menos, no se ajustaba a la realidad». El magistrado de primera instancia consideró que el sobreseimiento efectivamente se produjo por la negativa de Pérez de los Cobos a informar a los titulares de la Secretaría de Gobernación de la investigación del 8-M, en violación del «deber de confidencialidad». Ahora, sin embargo, el juzgado rechaza esta tesis y concluye que “la pérdida de confianza se debe a la ‘no información’ del ‘desarrollo’, no del contenido, de las ‘investigaciones y actuaciones’ llevadas a cabo por la Guardia Civil; todo ello, en el amplio y, en ocasiones, confuso ‘marco policial operativo y judicial’.

La sentencia recuerda numerosas jurisprudencias sobre los «límites del control judicial» para resolver los recursos de sobreseimiento -y nombramientos- en los destinos libremente designados de la Guardia Civil. La Corte destaca que se debe aplicar la norma específica que los rige en la institución armada, y no la referida a los empleados públicos en general, como había hecho el juez de la primera decisión. Además, el Juzgado distingue entre la idoneidad para el cargo, que en el caso de Pérez de los Cobos no se discute (recordemos que el Consejo Superior de la Guardia Civil ha propuesto su ascenso a general), y la confianza depositada por la autoridad. quien hizo el nombramiento y quien, en caso de pérdida, ordena su cese.

La Corte destaca que la Corte Suprema ya ha dictaminado que, para evitar la arbitrariedad en los despidos, era necesaria una motivación mínima y suficiente, sin necesidad de entrar en detalles. La sentencia subraya que, en el caso del exjefe de la Guardia Civil de Madrid, dicha motivación existió «y es suficiente, sin que el despido haya sido privado del conocimiento de la causa» por la que se decidió su cese. Por tanto, el tribunal concluye que, «habiendo traicionado la confianza, la declaración de reincorporación al destino» de Pérez de los Cobos no tiene sentido.

Más información

Grande-Marlaska atribuyó inicialmente la destitución de Pérez de los Cobos a un simple «cambio de equipo», pero en apariciones públicas posteriores reconoció que la destitución se debió a una «pérdida de confianza» por filtración de datos del informe policial. de El caso 8-M. La carta de despido precisó que se había tomado para «no informar sobre el desarrollo de las investigaciones y actuaciones de la Guardia Civil, en el contexto operativo y de la Policía Judicial, con fines de conocimiento», en referencia a estas investigaciones. Los agentes que llevaron a cabo esta investigación, pertenecientes a la Comandancia de Madrid, actuaron bajo la dirección de la titular del Juzgado de Educación número 51 de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel, que investigaba al entonces delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco por prevaricación, por haber autorizado la realización de actos masivos en las fechas anteriores a la declaración del primer estado de alarma por coronavirus, el 14 de marzo de 2020. El juez de Plaza de Castilla finalmente sobreseyó el caso.

En su apelación, Interior ofreció cinco motivos para impugnar la sentencia del 31 de marzo, al considerar que la destitución del alto mando fue conforme a derecho y que no se había producido el «abuso de poder» que apreciaba el juez Salgado. La primera fue que la cese de un mando de la Guardia Civil en un cargo de libre nombramiento no se rige por las normas generales aplicables a los funcionarios, sino por «un régimen especial» que se justifica «en los principios de disciplina u objetividad que caracterizan al instituto ”. El Ilustre Colegio de Abogados del Estado destacó que la destitución de Pérez de los Cobos fue“ por la pérdida de confianza ”y, por tanto, plenamente adecuada al régimen jurídico especial aplicable a la Guardia Civil.

Interni afirmó además que la ley «no impide» que un mando de la Guardia Civil reciba información de sus subordinados sobre las «incidencias» de una investigación y que, a su vez, ésta «la comunica a la cadena de mando del Ministerio de Interno. ”, Especialmente en casos de relevancia mediática y en los que participen personas de relevancia pública. La misiva destacó que la Gobernación nunca solicitó al coronel información sobre el contenido de las denuncias, sino solo que se le notificó en el momento de la entrega de los documentos, lo que, insistió el recurso, es «perfectamente compatible con la comunicación de incidentes». . Y señala que se le pidió información luego de la existencia de un informe que involucraba a Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Salud y luego se hizo un rostro visible de las medidas gubernamentales contra la pandemia. publicado en la prensa. . “El Inter tuvo que enterarse por la prensa de una circunstancia (la entrega de los documentos) que esperaban conocer a través de la cadena de mando”, reza el llamamiento.

Pérez de los Cobos pidió su regreso como jefe de la Guardia Civil a Madrid, pero Interior se negó a la espera de la decisión final, por lo que el alto mando se dirigió a la Audiencia Nacional. «El coronel ha sufrido daños irreversibles que no se pueden reparar desde hace casi un año», argumentó la defensa de Pérez de los Cobos. Sin embargo, el juez desestimó su solicitud el pasado mes de mayo, al considerar que, si finalmente se acogía el recurso del Gobierno, el regreso del alto mando «perjudicaría» a las personas que integran la cadena de mando de la Guardia Civil. Madrid Civil como en la Intervención de Armas y Explosivos, donde se encuentra apostado actualmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *