La competición abre filas extraordinarias en Cala



Las mejores noticias en Alicantur Noticias

El Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ha decidido abrir un expediente extraordinario en el caso de presunto insulto racista del cadista Juan Cala contra el defensa francés del Valencia Mouctar Diakhaby.

El expediente se abre tras recibir el correspondiente informe del Director de Integridad y Seguridad de la RFEF, así como una carta de Valencia solicitando la apertura de un expediente sancionador, a dicho organismo.

Según el jugador valenciano, el domingo, a los 29 minutos de partido que jugaban ambos equipos en el Ramón de Carranza, Cala lo llamó «maldito negro», que obligó al equipo de Javi Gracia a retirarse del campo, aunque luego regresó sin Diakhaby.

El Comité indica que «de antemano» es «Es fundamental actuar con firmeza En relación con cualquier acción, manifestación o declaración susceptible de violencia, racismo, xenofobia o intolerancia en el fútbol, ​​para tal efecto existen preceptos dentro del Código Disciplinario de la RFEF que permiten la iniciación de acciones disciplinarias para el conocimiento oportuno de la naturaleza y alcance de la hechos y, en su caso, la sanción relativa cuando las circunstancias lo justifiquen «.

«De todas formas, iniciar un expediente requiere que usted tenga indicios mínimos razonables de la comisión de un delito, siendo apreciado en este caso, por lo que este Comité de Competición se compromete: a iniciar un procedimiento sancionador extraordinario «en Juan Cala» por la ejecución de conductas que pudieran ser constitutivas de una o más infracciones al reglamento deportivo general, todo lo anterior de conformidad con el artículo 32 del Código Disciplinario vigente de la RFEF «; y nombramiento Juan Antonio Landaberea Unzueta como instrucción para procesar el procedimiento.

El futbolista andaluz desmintió este martes ante los medios de comunicación que dijo bruscamente esa expresión y, visiblemente enfadado por lo que considera «un circo mediático» y un «linchamiento» contra su personaTambién aseguró que tanto él como el club emprenderán acciones legales.

Cala, de 31 años, explicó que el origen de estos hechos radica en un partido con Diakhaby y que, tras un accidente, el central francés le «reprocha» y, tras un intercambio de palabras entre los dos, es cuando se desencadena la reacción del Defensa valenciana y consecuente retirada temporal del equipo del césped de Carranza.

«Me regaña, vuelvo con tantas historias y le digo que me deje en paz y siga adelante. En ese preciso momento ignora la obra, se me acerca y me dice que le dije una mierda negra, trato de tranquilizarme». él en Twice, le digo que no lo dije, me empuja, lo repito y me vuelve a empujar ”, recuerda Cala minuciosamente.

El central continuó su relato de los hechos y lo subrayó su compañero Fali vino a separarlos y que es en ese momento cuando se forma la tangana, de la cual dijo que estaba excluido porque pensó que «había venido a provocar» su segunda carta y que, cuando Diakhaby ve que la saca, vuela en Una rabia y las imágenes llegan tan desafortunadas que todo el mundo sabe «con» Gabriel Paulista diciendo lo que le dijeron.

Cala dijo que «no tenía ningún problema» para hablar «a solas» con Diakhaby y aclarar todo, que pensó que debería haberse hecho en el mismo estadio, y destacó que el francés, o «lo inventó» o «escuchó mal», por lo que argumentó que los hechos fueron investigados a fondo y que se comprobó «la verdad».

El presidente de Valencia, Anil Murthy, recordó que el fútbol debe ser «un ejemplo» para la sociedad, aseguró que con el presunto insulto racista del jugador gaditano en Diakhaby y el posterior manejo de la situación, dio un «paso atrás» en esa pelea y dijo que la entidad de Mestalla llegará hasta el final en defensa de su futbolista.

El propio Diakhaby también brindó su versión de lo ocurrido a Carranza el martes y reiteró que, trasladado al árbitro, David Medié Jiménez, un jugador local le hizo un insulto racista y reveló que sus compañeros intentaron hacerlos volver al terreno de juego, ofreciendo a Juan Cala la oportunidad de disculparse.

«El domingo en Cádiz hay una comedia en la que un jugador me insulta y sus palabras son ‘Mierda negra’. Es intolerable, no lo puedo permitir. Todos habéis visto mi reacción. No puede pasar en la vida normal y ni siquiera en el fútbol, ​​que es un deporte de respeto ”, explicó el jugador francés en un video publicado en sus redes sociales.

«Mis compañeros y yo decidimos ir al vestuario. Fue una buena decisión. Entonces uno de sus jugadores le preguntó a uno de nuestros jugadores si volveríamos a la cancha si Cala se disculpaba. Le dijimos que no, eso son cosas. no así, que no puedes hacer algo y disculparte y seguir así ”, dijo.

Diakhaby dijo que estaba bien pero también que el insulto dolía «mucho». «Es la vida y hay cosas así en la vida. Ojalá la Liga haga cosas y soluciones para tener unas pruebas y que se vea y se aclare y ya está», dijo el central, que agradeció la respuesta a su equipo. .

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *