La crisis del chip y sus raíces ‘trumpianas’



La actualidad en Alicantur Noticias

Línea de producción de semiconductores en una fábrica china.
Línea de producción de semiconductores en una fábrica china.VCG / VCG a través de Getty Images

¿Cuál es el estado actual de la economía estadounidense? Un breve resumen podría ser «expandirse, con cuellos de botella». Y algunos de estos cuellos de botella reflejan el caos causado por la política comercial de Donald Trump. Dónde estamos: El empleo está creciendo a un ritmo no visto desde 1984. Probablemente suceda lo mismo con el PIB, aunque todavía no tengamos estimaciones oficiales para el segundo trimestre. Sin embargo, estamos experimentando una escasez de muchos artículos, lo que está creando un problema para la producción en algunas áreas y provocando fuertes aumentos de precios en otras.

La escasez se está resolviendo en parte. Por ejemplo, hace dos meses, la madera costaba casi cuatro veces lo que costaba antes de la pandemia. Desde entonces, su precio ha bajado más de un 50%. Otros obstáculos, en cambio, parecen más persistentes. El comercio mundial se ve frenado por un suministro inadecuado de contenedores de tamaño estándar, esas omnipresentes cajas que transportan casi cualquier cosa porque pueden elevarse directamente desde las cubiertas de los barcos hasta los vagones de ferrocarril y las plataformas de los camiones; y los expertos predicen que la escasez durará hasta finales de este año.

Y hay otro cuello de botella que puede ser un problema aún mayor que la falta de contenedores: la escasez global de chips semiconductores. Como es sabido, casi todo hoy en día contiene chips de silicio. Es por eso que un suministro insuficiente de circuitos integrados es un problema no solo para computadoras y teléfonos inteligentes. Casi todos los bienes duraderos llevan chips, incluidos los electrodomésticos y, lo que es más importante, los automóviles.

Más información

Como resultado, la escasez de estos componentes ha tenido ramificaciones extensas y quizás inesperadas. La falta de chips está limitando la producción de automóviles, por lo que algunas personas compran automóviles de segunda mano. Y el aumento de los precios de los automóviles usados ​​contribuye sorprendentemente a la inflación. De hecho, en mayo representó alrededor de un tercio del aumento de los precios al consumidor.

Bueno, ¿cuál es la razón por la que nos enfrentamos a una escasez de semiconductores? Parte de la respuesta es que la pandemia ha creado un ciclo económico extraño. Como la gente no podía salir a comer, renovó la cocina y, al no poder ir al gimnasio, compró bicicletas estáticas. Así, mientras la demanda de servicios permanece deprimida, la demanda de bienes ha aumentado. Y, como dije, prácticamente todos los bienes físicos tienen un chip en su interior. Pero, como muestra Chad Brown, del Instituto Peterson de Economía Internacional, la política comercial de la administración Trump ha empeorado las cosas.

Cuando Trump nos llevó a una guerra comercial con China, era obvio que había muchas cosas en el comercio mundial que él y sus asesores no entendían. Entre otras cosas, no parecían comprender que el comercio moderno consiste no solo en simples intercambios de bienes, sino en complejas cadenas de suministro en las que la producción de un artículo en particular implica a menudo actividades repartidas por todo el mundo.

Dado este hecho, la estructura de tarifas de Trump fue, rotundamente, estúpida. Los aranceles aduaneros se enfocaron principalmente en insumos intermedios como semiconductores y bienes de capital que las empresas estadounidenses necesitan para competir en el mercado mundial. Numerosos estudios han concluido que el resultado ha sido que, a efectos prácticos, los aranceles han reducido el empleo en el sector manufacturero estadounidense.

Pero la política comercial de Trump no solo fue mal concebida. También fue errático. Nadie sabía a qué productos se aplicarían las nuevas tasas o si se mantendrían las tasas impositivas. Y en alta tecnología, particularmente en semiconductores, el expresidente ha comenzado a imponer restricciones a las exportaciones de manera irregular.

Como escribí en ese momento, el problema no era tanto que Trump se autoproclamara como un «hombre de los aranceles», sino que era tan caprichoso e impredecible. Y esa planificación empresarial la ha arruinado, sobre todo en semiconductores.

Consideremos los productores extranjeros que venden al mercado estadounidense. Estos productores tenían pocos incentivos para aumentar su capacidad ya que, por lo que sabían, de repente podrían enfrentarse a aranceles elevados. Pero los productores estadounidenses también tenían pocos incentivos para invertir, ya que, hasta donde ellos sabían, la protección arancelaria de la que dependían podría desaparecer de la noche a la mañana, o se les prohibió inesperadamente la venta a los mercados extranjeros.

Más información

Básicamente, las cadenas de suministro internacionales no funcionan muy bien cuando las políticas de una economía mundial importante se rigen por los caprichos de un líder que obtiene sus ideas de la televisión por cable. Tenga en cuenta que no soy un partidario acérrimo del libre comercio. Hay buenas razones para una política gubernamental intervencionista que garantice cadenas de suministro confiables, y la administración Biden se está moviendo en esta dirección. Sin embargo, es importante que estas medidas sean diseñadas por personas que entiendan el tema y que las reglas del juego sean lo suficientemente claras para que las empresas las planifiquen.

En otras palabras, necesitamos un estilo de toma de decisiones políticas opuesto al que teníamos bajo el gobierno anterior. Por lo que vale, no creo que una mala política sea la causa fundamental de los cuellos de botella que enfrentamos, ni que esos cuellos de botella impidan una rápida recuperación económica. Pero la extravagante política comercial de Trump ha hecho un daño real y todavía estamos pagando el precio.

Paul krugman Es Premio Nobel de Economía. © The New York Times, 2021. Traducción de clips de noticias