La economía abre la mano para más ayudas directas a empresas y autónomos



El periódico digital de Alicantur Noticias

Un café que reabrió el año pasado después de cerrar dos meses debido a la pandemia.
Un café que reabrió el año pasado después de cerrar dos meses debido a la pandemia.Fuente Álvaro / GETTY

El gobierno aprobó en marzo un plan de ayudas directas a empresas y autónomos por valor de 7.000 millones. Sin embargo, cuatro meses después, la distribución de estas subvenciones no está teniendo el éxito esperado. Muchas comunidades han tenido que extender los plazos, aumentar los sectores beneficiarios por segunda vez, incluso cambiar criterios y lanzar nuevas convocatorias para intentar aumentar el número de beneficiarios y los montos otorgados. Por eso el Ministerio de Economía ha abierto la mano con los criterios para intentar que estos lleguen a más empresas y autónomos. Hasta hace poco, casi todas las comunidades interpretaban que esta ayuda debía destinarse a facturas y deudas pendientes de pago hasta el 31 de mayo de 2021. Pero ahora, según un nuevo enfoque que cuenta con el respaldo de la Economía, también se pueden compensar pérdidas contables.

Las comunidades, los empresarios y los autónomos se quejaron de que los empresarios complacientes se veían perjudicados porque solo se subvencionaban las deudas pendientes y no las pérdidas. Lorenzo Amor, presidente de la asociación de autónomos ATA, destaca que los profesionales pequeños y autónomos no pueden darse el lujo de dejar a sus proveedores sin pagar porque dejarían de abastecerlos. «Son los adultos quienes pueden», añade. Por tanto, la interpretación de incluir pérdidas debería permitir la entrada de más beneficiarios y la distribución de más ayudas.

Canarias fue la primera en incluir este criterio de pérdida como gasto subvencionable con independencia de que se haya pagado o no. Hace un mes las Islas Baleares añadieron este mismo concepto para poder acceder a las ayudas. El Gobierno Balear ya ha concluido esta convocatoria, que amplió a finales de junio y en la que cambió este requisito, concedió un poco más de tiempo y amplió las ayudas a todos los sectores. Y de esta manera ha más que duplicado los beneficiarios. La Comunidad Valenciana ha anunciado una nueva convocatoria en la que también contempla esta misma interpretación validada por la Consejería de Economía.

Más información

Sin embargo, un buen número de comunidades consultadas explican que por ahora no aplicarán este criterio de pérdida. Argumentan que este concepto no está incluido en el decreto. Aunque hablamos de costes fijos, el texto legal no los menciona a la hora de establecer el orden de pago de los conceptos e indica que las ayudas se utilizarán «para hacer frente a la deuda y realizar pagos a proveedores y otros acreedores». “Si el Ministerio de Economía quiere que se agregue un nuevo criterio para hacer funcionar las ayudas, debe acudir al Consejo de Ministros y modificar el decreto. De lo contrario, existe un riesgo claro de que la intervención o el tribunal de cuentas reduzcan estos subsidios «, dice un alto funcionario de ayuda regional.

Por el contrario, Economía alega que siempre ha sido así desde el principio, que algunas comunidades ahora están asumiendo esta nueva interpretación por sí mismas y que, en todo caso, solo está aclarando los criterios. En cualquier caso, subraya, lo importante es que la ayuda llegue al tejido productivo. Sin embargo, buena parte de las comunidades argumentan que esto implica un claro cambio de criterio y que ya consultaron este punto al inicio. Algunos también han enviado dudas por escrito al ministerio al respecto: luego señalaron que en una interpretación restrictiva del decreto, los subsidios deben otorgarse solo a aquellas empresas o profesionales que tengan cosas pendientes de pago, tanto con proveedores como con el banco. Y protestaron porque esto excluyó a quienes intentaron mantenerse al día con sus proveedores y deudas a pesar de las pérdidas.

Dudas de la comunidad

El único documento de aclaración que el ministerio envió a las comunidades fue enviado en abril, semanas después de que se aprobara la ayuda. Y en esto se dice que se pueden cobrar costos fijos que no están cubiertos por ingresos. Y agrega que entre ellas se consideran las pérdidas contables distintas de las amortizaciones. Pero luego está la pregunta: “¿Los costos incurridos pueden ser los ya pagados o solo las deudas derivadas del impago de estos costos? Y responde: “El objetivo es que las empresas con deudas y pendientes derivadas de compromisos contractuales contraídos antes de la entrada en vigor del Real Decreto Ley 5/2021 y que deben pagarse hasta el 31 de mayo, puedan satisfacerlas con el débito de estos directos. Deudas o pendientes significa aquellas aún no satisfechas, independientemente de que se encuentren dentro del plazo de pago acordado entre las partes o se consideren impagadas por exceder este plazo ”. A partir de esta respuesta, la mayoría de las comunidades coincidieron en que la ayuda solo podría utilizarse para pagos y deudas pendientes. Pero no los que ya eran suscriptores. Por ejemplo, Madrid llama costes fijos pendientes de pago. Y Cataluña, deudas vinculadas a costes fijos.

En cualquier caso, los auditores regionales han decidido ceñirse a lo que consideran estricta legalidad. Algunos explican que el documento aclaratorio de abril ni siquiera tiene el membrete oficial del ministerio y difícilmente puede tomarse como una guía. Recuerdan que es difícil justificar las pérdidas, y que el texto legislativo entraría en contradicción porque la pérdida contable incluye costos variables, y estos últimos tienen prohibido financiarlos en el decreto.

La asociación de empresarios Pymes, Cepyme, advierte que los fondos están en exceso y pide una extensión de los plazos para las solicitudes, aumentar los montos y bajar los requisitos. También recuerda que en Alemania se concedieron ayudas directas para compensar las pérdidas. Por el contrario, España ha optado por ofrecer subvenciones, donde los pagos deben estar justificados e implican mucha más burocracia.

Amortización de ICO

Fuentes gubernamentales se sorprenden de que la ayuda no funcione mejor si tenemos en cuenta que también sirve para amortizar los préstamos por adelantado. Y con 130,000 millones de créditos ICO otorgados, es difícil creer que ya no se estén utilizando. «La burocracia, los trámites engorrosos y las prescripciones restrictivas hacen que la ayuda no llegue», subraya Lorenzo Amor.

Algunas autonomías proponen generalizar las ayudas a todos los sectores. El decreto estableció 95 ramas de actividad. Y comunidades como Aragón los han ampliado a unos 400. La Comunidad Valenciana, Cataluña y Baleares los han extendido a todo el mundo. Este último sostiene que su economía en su conjunto se ve afectada por el golpe al turismo.

Sin embargo, la legislación permite a las comunidades extender esta ayuda solo a los sectores particularmente afectados de la región. Es decir, no te permite extenderlos a todo el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *