La economía catalana repunta un 15,7%, por debajo de la media española



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

La economía catalana está sufriendo la peor crisis sanitaria de toda España y países europeos. A tercer trimestre del año, el producto interior bruto (PIB) repuntó un 15,7% frente al 16,7% del conjunto de España, según los datos publicados hoy por la Idescat.

En términos anuales, el PIB (que mide todo lo que produce una economía) se contrajo un 9,1% mientras que la media española fue del -8,7%. Estas cifras distan mucho del declive observado a lo largo del Unión Europea y que se sitúa en el -3,9%.


Evolución

Economía señala que el ritmo de la recuperación se ha ralentizado desde agosto con los brotes




El fuerte repunte de la economía en el tercer trimestre se debe a que se calcula en relación con la caída que se produjo en el segundo trimestre cuando el PIB de la UE cayó un 16,3%. Según el Idescat, todos los sectores económicos presentan tasas de variación interanual negativas entre julio y septiembre, aunque la intensidad de los descensos es menor que en el trimestre anterior, lo que se explica por la normalización de la actividad económica en la mayoría de sectores.

Según el Departamento de Economía que dirige Pere Aragonès, «el ritmo de recuperación del tercer trimestre fue más intenso en julio y se ha ralentizado desde agosto por el estallido de la pandemia a finales del verano».

La parálisis económica también ha afectado a la venta de coches

La parálisis económica también ha afectado a la venta de coches (Àlex García)

La industria presenta una tasa interanual del -8,2%, frente al -19,4% del período anterior, gracias a que sectores como la alimentación, la química y la farmacéutica han recuperado la producción respecto al año anterior. Otros negocios, como generación eléctrica y artes gráficas, muestran una tendencia de recuperación más lenta y mantienen niveles de actividad muy por debajo de los del año anterior. El sector servicios registró una importante reducción de la actividad (-9,3%), pero que implica una importante recuperación respecto al trimestre anterior, cuando había caído un 20,5%, gracias al fin de las restricciones a la movilidad y la apertura de límites derivados del fin del estado de alarma.



Sin embargo, actividades como el tráfico aéreo o las agencias de viajes registraron solo una leve recuperación respecto al trimestre anterior debido a la fuerte caída de turistas extranjeros y al mantenimiento de algunas restricciones de movilidad. Por otro lado, otros negocios como las telecomunicaciones o las tecnologías de la información han recuperado su negocio con mucha rapidez e incluso han superado lo que tenían un año antes. Por su parte, la actividad de la construcción disminuyó un 7,6% respecto al mismo período de 2019, lo que representa una mejora significativa respecto al trimestre anterior (-28%). La agricultura también mantiene la tendencia negativa de los trimestres anteriores, con una tasa del -2%.