La economía destruyó 357.000 puestos de trabajo solo en los últimos tres días de agosto



La actualidad en Alicantur Noticias

Madrid

Actualizado:

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, venía calentándose desde hace unos días, anticipándose al dato histórico de la reducción del paro en agosto, y el dato llega hoy con una reducción histórica del paro, pero también con una destrucción récord de puestos de trabajo. La euforia del Gobierno se enfrenta a la cautela exigida por las empresas porque casi cuatro millones siguen en paro en España y medio millón a ERTE y cerrar el negocio unos días después de la caída de la ayuda para respaldar puestos de trabajo durante la pandemia.

La reactivación del consumo privado y el repunte de los viajes de verano por parte de los españoles han animado al mercado laboral en los últimos meses, en los que también se han relajado las restricciones sanitarias. Un conjunto de circunstancias que propiciaron una reducción de 82.583 parados, lo que deja el número total de parados en 3.333.915. Una cifra que los trabajadores de ERTE no cobran porque siguen cotizando, pero no se garantiza su retorno al mercado laboral. A finales de agosto, 272.190 asalariados y 226.226 autónomos seguían en esta situación, aún recibiendo el cese de actividad.

Da Lavoro celebró la reducción del paro porque agosto es un mes tradicionalmente malo para el empleo debido al descenso de la contratación tras el final del verano y recordó que el paro registrado ya ha sido un descenso de seis meses con una caída acumulada de 675.000 personas desde Febrero. Es «una gran noticia, que confirma que hemos superado lo peor de la crisis», dijo el vicepresidente segundo.

Un largo camino por recorrer

Pero la realidad de los datos no avala las reflexiones del ministro si analizamos las afiliaciones a la Seguridad Social, el termómetro más fiable para medir el empleo. En agosto, la Seguridad Social destruyó 118.004 puestos de trabajo, lo que dejó el número de afiliados en 19.473.724 y si lo que se analiza son las altas y bajas del sistema, se pierden los últimos tres días del mes. más de 356.829 puestos de trabajo frente a los 80.000 del año anterior en el mismo período. Servicios de estudios como Funcas han recordado que en el sector privado aún quedan 725.000 puestos de trabajo para recuperar el nivel de febrero de 2020.

¿Por qué se destruye la ocupación el último día de cada mes? Los datos son una consecuencia directa del trabajo a través de empresas de trabajo temporal. Los contratos son cada vez más precarios y tienen menos duración, meses, días e incluso horas, que son los altibajos de la Seguridad Social fluctúan bruscamente a lo largo del mes. La destrucción en agosto es sorprendentemente alta y sugiere que, además de la naturaleza temporal, detrás puede estar la incapacidad de muchas empresas para mantener sus puestos de trabajo.

Yolanda Díaz asegura al sector turístico que el gobierno extenderá ERTE hasta que sea necesario

Estos datos avalan la necesidad de prudencia en las medidas de acompañamiento para salir de la crisis, ya que muestran una cierta volatilidad y que solo estamos en el inicio del proceso de recuperación que esperamos se consolide ”, subrayó el organismo que preside. Antonio Garamendi. Hay que ver el comportamiento de la ocupación en los próximos meses, hay que ser prudente y no triunfante ”. Es cierto que vamos camino de un repunte económico y una recuperación en algunos sectores económicos, pero la realidad también es que hay muchos autónomos y muchas empresas que actualmente están atravesando una situación muy difícil ”, recuerda, por su parte, el presidente. por ATA, Lorenzo Amore.

Y es que agosto fue malo para los autónomos. 7.358 autónomos se perdieron en el mes, lo que deja el total en 3.315.603 afiliados frente al crecimiento de 402 registrado en agosto de 2020. Desde Cepyme insisten en que las pymes siguen atravesando una situación muy delicada por las restricciones de actividad y la falta de ayudas, a lo que se suman las mayores los costos de las materias primas y la electricidad y la incertidumbre ante los nuevos aumentos de costos derivados del aumento del salario mínimo y las reformas anunciadas, como la laboral y la seguridad social, «que pueden terminar afectando la competitividad empresarial, incluso la vitalidad de algunos, y la recuperación del empleo ”, subrayaron.

Negociaciones a la vista

Ahora la pregunta es si el ERTE Tendrán una nueva prórroga al expirar a finales de septiembre. El ministro de Trabajo se reunió con el sector de la hostelería y su mensaje fue que la fórmula de protección laboral se extenderá «mientras sea necesario». Díaz tranquiliza así a un sector que aún se encuentra a mitad de camino del gas por las restricciones y que lleva meses pidiendo una prórroga del apoyo al menos hasta fin de año.

Ahora queda por ver si la decisión de Díaz es compartida por el titular de la Seguridad Social, José Luis Escrivá. Ambos se han enfrentado en extensiones de sus diferentes puntos de vista sobre cómo deben hacerse. La vicepresidenta siempre se ha mostrado partidaria de mantener los estímulos en las mismas condiciones, sin restricciones, en su caso, contra la posición de Escrivá y otros miembros del gobierno como la vicepresidenta Nadia Calviño, o la del jefe. de Hacienda, María Jesús Montero, defensores recortando ayudas y promoviendo la vuelta al trabajo.

En estas negociaciones, los agentes sociales han estado más cerca de Yolanda Díaz y han defendido la misma posición, que no es más que ampliar ERTE hasta que sea necesario.

Míralos
Comentarios

.