La familia Franco debe devolver el Pazo de Meirs al estado el 10 de diciembre



El periódico digital de Alicantur Noticias

Actualizado

Viernes 6 de noviembre de 2020 –
16:37

El magistrado ordenó el desalojo «inmediato» de la propiedad en caso de que no fuera entregada voluntariamente

La familia Franco debe devolver el Pazo de Meirs al estado el 10 de diciembre

10 de diciembre a las 11.00 horas. Ser el día y la hora en que el Estado consuma la victoria judicial contra la familia Franco por el patrimonio de la Pazo de Meirs, residencia de verano de Francisco Franco en la ciudad coruesa de Sada. Ese día, los herederos deberán entregar voluntariamente los bienes y, en caso contrario, se llevará a cabo un desalojo forzoso.

La fecha acaba de ser fijada por el Juzgado de Primera Instancia número 1 de La Corua, que en septiembre dictó sentencia aceptando la causa interpuesta por la Fiscalía del Estado, concluyó que Meirs es de titularidad pública y condenó a la familia del dictador a ceder el edificio.

El magistrado Marta Canales ha acordado, a solicitud del Estado, la ejecución provisional de la sentencia aunque aún no sea definitiva. Los herederos de Franco impugnaron la sentencia ante la Audiencia Provincial de La Corua, considerándola «notoriamente parcial, sesgada y sesgada» y que la sentencia no tuvo en cuenta sus argumentos en el juicio, actuando «como si no nos hubiéramos presentado».

El magistrado ha fijado la cesión voluntaria del inmueble por parte de la familia Franco el próximo 10 de diciembre a las 11 y, en principio, no se espera que haya ningún tipo de problema en la entrada, ya que en los últimos días los herederos y los imputados en este proceso judicial coincidieron con la ejecución provisional de la sentencia.

En este proceso, los seis nietos de Franco y una sociedad comanditaria aparecen como acusados ​​y, por tanto, responsables de esta restitución.

«Desalojo inmediato»

En todo caso, y como medida cautelar, el magistrado les advierte que «si no proceden con la entrega voluntaria en la fecha y hora indicadas, procederán con el mismo acto al desalojo inmediato».

Además, el juez también establece en esta orden trasladar esta orden de ejecución de la sentencia a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, para que conozcan el lugar y hora de la entrega y que la entrega sea verificada por la Comisión Judicial en su propio lugar «. por razones de seguridad «y» para preservar su integridad «.

La sentencia, que se ejecutará con carácter provisional, tiene en cuenta la demanda presentada por la Fiscalía del Estado, a la que se han sumado la Xunta de Galicia, los municipios de Sada y La Corua y la Diputación Foral de Coruesa, y concluye que el inmueble fue cedido a Franco en 1938 como jefe de Estado, no a título privado.

Esa donación se hizo, según el magistrado, «al autoproclamado jefe de Estado, Francisco Franco Bahamonde, por falta del requisito esencial de forma «y esta sentencia queda anulada.

«Franco no compra nada»

El magistrado también sostiene que tres años después de esta donación, en 1941, el entonces jefe de Estado realizó una operación de compraventa para adquirir el pazo a su nombre, lo que constituyó una «simulación» para la inscripción de los bienes en el registro de la propiedad, un Compra «simulada» en la que «Franco no compra nada».

El juez, además de entender que la propiedad pertenece al Estado, declara nula la parte de la escritura con la que los herederos de Franco se hicieron cargo de la propiedad, así como la donación que se incluye en una escritura de noviembre de 1982 y ordena la devolución sin el La familia sería compensada por los gastos que afirmaron haber incurrido en el mantenimiento de la propiedad desde la muerte del dictador hasta ahora.

El magistrado sostiene que el Estado ha acreditado «de manera convincente» a la posesión pública, pacífica e ininterrumpida como propietario.

.