La familia que desde 1947 observa cuánto llueve todos los días



Las mejores noticias en Alicantur Noticias

Actualizado:

María Teresa Plaza Herrero grabó un recuerdo de su infancia, el de ir a la casa de las tías Gloria y María Teresa Plaza Selas y ver cómo los vecinos llegaban a hacer las mismas preguntas:

– «¿Cuánto ha llovido?»

Esta familia Alcolea de Calatrava acaba de ser premiada por la Aemet (Agencia Estatal de Meteorología) por tener el pluviómetro más antiguo de Castilla-La Mancha y por su inestimable servicio desde 1947.

«Nuestra tarea es muy sencilla. Es cuestión de señalar en los folletos que Aemet nos proporciona precipitaciones en forma de lluvia, granizo y niebla. También la dirección del viento y si se han producido fenómenos como tormentas, tormentas, huracanes … », explica Teresa Plaza. Los datos se registran todos los días y se envían todos los meses a Aemet y la Confederación Hidrográfica del Guadiana.

“Hoy el registro de lluvias ha perdido su importancia. Sin embargo, En el pasado no había forma de medirlos y la lluvia era muy importante porque la gente vivía fuera del campo.. Mis tías, como buenas maestras, lo tenían todo super organizado, con mapas antiguos de la tierra, almanaques, anécdotas … ”, agrega Teresa, que hace este trabajo desde 2011, cuando tomó el relevo de sus tías.

Alcolea de Calatrava es una zona relativamente seca. Hubo muchos vientos y muchas tormentas en los primeros años del espectáculo. En estos más de 70 años la precipitación media ha sido de 450 litros, pero hay unas muy secas y otras con lluvias más torrenciales «, comenta Paloma Castro, delegada territorial de Aemet en Castilla-La Mancha. Teresa lo confirma:» Aquí llueve Las precipitaciones vienen del oeste, del Atlántico, y cuando entran en nosotros desde el Levante es en forma de tempestad, de polvo … ».

En 1911 José Galbis, jefe del Observatorio Meteorológico Central, aprobó la creación de una red de colaboradores para completar la labor de los profesionales del clima. El periódico informó que cerca de 800 personas se ofrecieron como voluntarias, de las cuales más de la mitad eran maestros. Esa fue precisamente la ocupación de Gloria y María Teresa, y sigue siendo la de su sobrina.

Uno de los folletos que recopiló Gloria Plaza en 1948
Uno de los folletos que Gloria Plaza recopiló en 1948 – A B C

Ahora mismo unas 3.000 personas colaboran con Aemet en España, de las cuales 270 están ubicadas en Castilla-La Mancha. No solo miden la lluvia, como la familia Plaza. Hay quienes se encargan de registrar la temperatura y también están los observadores fenológicos, cuya labor es rastrear el comportamiento de plantas y aves en momentos clave como su crecimiento, la aparición de hojas y frutos, o cuándo y cuándo llegan. . ellos van.

“Es un trabajo altruista, muy bonito y muy sacrificado porque a las ocho de la mañana tienen que tomar los datos y luego enviarlos a las delegaciones territoriales”, dice Castro. El perfil de los colaboradores es el de «gente que se escapa con mucha facilidad porque la emisora ​​está en casa y hay garantía de que van a recoger datos a diario». En cualquier caso, «se requiere vocación».

“En Aemet cubrimos la península con un sistema de 15 radares, pero no son perfectos y hay zonas que están mucho más reforzadas por las observaciones de nuestros colaboradores voluntarios”, añade. Evidentemente la tecnología avanza. En Castilla-La Mancha ya hay unas 65 estaciones automáticas y los datos se obtienen por minuto. Sin embargo, «no todo el mundo tiene el dinero para crear una estructura de categorías», admite.

Míralos
Comentarios

.