La fatal golpiza a un hombre en A Coruña desencadena protestas del colectivo LGTBI en varias ciudades españolas



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

Un coro de aplausos seguido de un armonioso despliegue de paraguas este lunes en A Coruña rodeó a los amigos de Samuel Luiz, el joven asesinado en la madrugada del pasado sábado en la ciudad. Colectivos LGTBI de toda España han convocado movilizaciones en varias ciudades para exigir justicia para la enfermera, víctima fatal de un atentado con connotaciones homofóbicas cuyo motivo específico aún se investiga. La policía sigue examinando las cámaras de seguridad que registraron el asalto mortal al joven de 24 años, la principal prueba contra los perpetradores.

La Plaza de María Pita de La Coruña se llenó de miles de personas que preguntaron y mostraron su apoyo a los amigos y familiares de Samuel. También vieron la intervención de los amigos que acompañaron a Samuel en sus últimos momentos, en los que pidieron que se resuelva el caso y respeto a la familia del joven, quien decidió no participar en la concentración. Horas antes, Max Luiz, el padre de la enfermera, había exigido que el asesinato de su hijo no se utilizara como «bandera» y recomendó a los que participaron en la concentración dejar donaciones de alimentos para la Cruz Roja: «Sé que mi hijo habría sido feliz ”. Las ofrendas estaban apiladas detrás de una columna en las arcadas del Ayuntamiento, resguardadas de la lluvia intermitente que acompañaba la reunión.

Un representante del colectivo Avante LGBT + abrió las intervenciones aclarando que, a pesar de la continua investigación policial, es innegable que mataron a «uno de ellos» y advirtió que hace unos días una pareja homosexual fue agredida en La Coruña, también. como mujer trans en Santiago una noche después del crimen de Samuel. «Su amor vale más que tu violencia», reza uno de los carteles. A su alrededor, los amigos del joven de 24 años Llevaban camisetas con el lema #JusticiaparaSamuel. Este mensaje ha inundado las redes sociales desde el pasado sábado para denunciar el asesinato.

Manifestación celebrada este lunes en la Puerta del Sol, Madrid, para condenar el brutal asalto que acabó este sábado con la vida de Samuel Luiz.
Manifestación celebrada este lunes en la Puerta del Sol, Madrid, para condenar el brutal asalto que acabó este sábado con la vida de Samuel Luiz.Javier López / EFE

También se realizaron manifestaciones en Asturias, Aragón, Castilla y León, Cataluña, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, La Rioja, Murcia, Andalucía, Extremadura y Madrid. En la capital de España, miles de personas se dieron cita en la Puerta del Sol. El lema de la protesta fue: «No más muertes por odio, intolerancia y discriminación». La mayoría eran jóvenes, pero muchos adultos también expresaron su protesta. “A Samuel lo mataron por maricón. Queremos llamar a la insurrección ”, dijo un portavoz con un megáfono. Diego Rubia, de 21 años, sostenía un cartel que decía: «Nos quitaste la adolescencia, ahora nos quitas la vida». «Estamos aquí por Samuel, pero no solo por él, sino por todos los que sufren o pueden sufrir ataques homofóbicos», protestó Rubia, sin bajar los brazos. Cuando escuchó la noticia, sintió una «frustración» que pronto se convirtió en un «pánico horrible». “Tenía miedo como gay, pero no solo por mí, sino también por los niños que están sufriendo lo que yo he sufrido, lo que siguen sufriendo todos los homosexuales, las personas trans o las mujeres”. Cree que hay partidos políticos que, en lugar de ayudar a la sociedad, dan voz a la homofobia o al machismo. Por eso es importante que nos vean, que nos escuchen y den voz a los que ya no la tienen ”.

«No lo mataron, lo asesinaron»; «Saquen a los fascistas de nuestros barrios»; “Mataron a Samuel por maricón”… Fueron algunas de las consignas más repetidas en la plaza, llena de banderas arcoíris. Ondean en el aire, atadas a la cintura, en bolsas de tela, en brazaletes o máscaras. Sara Diéguez actúa como un manto. La joven llegó temprano con sus amigos, todos de 15 años. «Estamos aquí para protestar porque matar a alguien por su orientación sexual es un odio que no se puede permitir», dice Diéguez. Diego Chicharro, junto a ella, dice tener miedo. “No sé qué me puede pasar a mí oa alguien cercano a mí que es parte del colectivo. Siento que no puedo caminar con calma, o usar un brazalete como este «, explica mientras señala una bandera de arcoíris en su muñeca.» Se dan la vuelta, te gritan, te miran, es hora de decir basta. «

La Policía Nacional Antidisturbios rodeó a los manifestantes en el cruce de las calles Alberto Aguilera y Princesa en la madrileña zona de Argüelles, según informa Europa Press, por lo que la movilización no pudo continuar su marcha hacia La Moncloa o Plaza de España. La agencia denunció acusaciones policiales contra algunos de los participantes y un intento de enfrentamiento entre manifestantes y agentes. Los policías intentaron desalojarlos de la vía pública.

La portavoz de Más Madrid en la Asamblea Regional, Mónica García, y el líder de Más País, Íñigo Errejón, criticaron en sus cuentas de Twitter la «desproporcionalidad» de la actuación policial en la concentración en la zona de Argüelles. Ambos han anunciado que pedirán una explicación.

La investigación continúa

Han pasado apenas 48 horas desde que la Policía Judicial inició la investigación y varios implicados y testigos presenciales de la brutal paliza con dramático final han pasado por la comisaría de A Coruña para ser interrogados, pero sin ninguna detención. Algunos de estos testigos acudieron voluntariamente a declarar, según fuentes de la delegación del Gobierno en Galicia. El propio delegado José Miñones ha pedido cautela mientras la investigación esté en curso e informó que la policía trabaja con absoluta discreción y bajo secreto sumario para detener a los perpetradores. «Estamos en un momento clave en un trámite normal donde la toma de declaraciones y detalles es muy importante», explicó.

Con respecto al móvil del crimen, Miñones aclaró que la homofobia es una de las hipótesis abiertas en esta investigación, pero «ninguna de las vías está excluida en esta primera fase de la investigación», pendiente de la determinación del tribunal que investiga el caso. . “Pido prudencia y responsabilidad en este momento, ante hechos absolutamente reprobables por la brutal agresión de Samuel, y en la sociedad en la que nos encontramos, no podemos permitir esta violencia”, dijo el delegado.

Manifestación en A Coruña en memoria de Samuel Luiz.
Manifestación en A Coruña en memoria de Samuel Luiz.CORRAL DE CICATRIZ

El tuit que publicó un amigo de Samuel Luiz tras el atentado, en el que aseguraba haber sido asesinado «por su orientación sexual», prendió fuego a las redes sociales y desató una ola de reacciones no solo del colectivo LGTBI, sino también de políticos y partidos que se han pronunciado y rechazado las supuestas connotaciones homofóbicas del crimen.

“Estoy seguro de que la investigación policial pronto encontrará a los autores del asesinato de Samuel y arrojará algo de luz sobre los hechos. Fue un acto salvaje y despiadado. No retrocederemos en derechos y libertades. España no lo tolerará. Todo mi apoyo a su familia y seres queridos «, el presidente del gobierno expresó en Twitter, Pedro Sánchez. También participaron otros miembros del Ejecutivo, como la ministra de Igualdad, Irene Montero, que pidió «construir entre todos una sociedad más libre en la que no haya lugar para el odio».

La primera concentración se celebró al mediodía en la Plaza María Pita de A Coruña, donde se guardó un minuto de silencio. En este acto de negativa participaron varias instituciones, como el Ayuntamiento, presidido por la alcaldesa, Inés Rey, y la Xunta, a través de su delegado en A Coruña, Gonzalo Trenor. También estuvieron presentes la subdelegada del gobierno, María Rivas, y asesores de los grupos de oposición PP, BNG y Marea Atlántica. «Condenamos todo tipo de violencia y esta en particular, brutal e irracional», dijo el alcalde, quien también pidió «prudencia y respeto» a la labor de la Policía del Estado en el esclarecimiento de los hechos.