La Fiscalía condena al juez del ‘caso Púnica’ por haber cerrado el caso contra las empresas y desmentido el proceso sobre el PP



El periódico digital de Alicantur Noticias

La Fiscalia condena al juez del caso Punica por haber

En las últimas semanas, la Fiscalía Anticorrupción ha impugnado varias órdenes del juez Manuel García Castellón en las que ha presentado causas abiertas por corrupción contra importantes empresas y en las que ha denegado algunos procedimientos para investigar la presunta financiación ilícita del PP de Madrid a través de el gobierno de Esperanza Aguirre.

Las decisiones del juez están relacionadas con la Caso púnico, una de las principales causas de corrupción que señala García Castellón por el Juzgado número 6 de la Audiencia Nacional. El caso Púnico investiga una conspiración -con una decena de ramificaciones- vinculada a las administraciones públicas y que afecta a muchos altos funcionarios madrileños del PP. La expresidenta Esperanza Aguirre y su sucesor, Ignacio González, están acusados ​​de este juicio.

Dos denuncias populares (ADADE y PSOE) se han sumado a los recursos de la Fiscalía Anticorrupción contra los expedientes del juez de instrucción. Estas acusaciones populares también exigen nuevos procedimientos de investigación en un momento decisivo del caso. García Castellón tiene la intención de ultimar la instrucción de realizar un juicio oral y ha dado a las partes tres días para discutir lo que consideren oportuno.

ADADE y el PSOE recuerdan que el instructor acordó en 2018 incorporar en el resumen las pruebas obtenidas en diferentes registros de los dirigentes del PP, pero que hasta hace unos días -tres años después- no era posible consultar estas indicaciones. lo que impidió una adecuada investigación de los hechos. Asimismo, señalan que el juez no ha ordenado a las fuerzas de seguridad en los últimos dos años que recopilen informes sobre las pruebas recabadas por la presunta financiación ilegal del PP-Madrid.

Por su parte, la Fiscalía Anticorrupción ha impugnado en los últimos meses hasta tres actos separados de Caso púnico. Los fiscales condenan enérgicamente las decisiones tomadas por el juez García Castellón.

Reurbanizaciones en Valdemoro

Anticorrupción impugnó el pasado mes de marzo el expediente provisional de la causa contra dos contratistas de la construcción de Valdemoro y los representantes de El Corte Inglés por una supuesta remodelación fraudulenta de suelo que dañó el ayuntamiento de la ciudad, gobernado por el PP.

El Fiscal acusó al instructor de haber violado su derecho «a la tutela judicial efectiva», de haber presentado la causa contra los constructores «sin esperar a conocer el resultado de un dictamen pericial», y de haber respondido a los recursos de la acusación y ADADE. “Negar valor a datos objetivos extraídos de las fuentes de evidencia utilizadas en el caso”. Según Anticorruzione, el juez incurre en «contradicciones y razonamientos ilógicos» y acuerda un «despido anticipado». El fiscal incluso sugirió que el investigador «parece estar defendiendo a los sospechosos».

La Sala Cuarta de la Sección Penal de la Audiencia Nacional revocó el expediente decretado por el juez el 1 de julio y ordenó continuar la investigación, deteniendo a los constructores como imputados.

Desvío de fondos de la Comunidad de Madrid

El juez desestimó por «inútiles e inútiles» los nuevos trámites solicitados por la Fiscalía Anticorrupción para investigar el presunto desvío de fondos públicos de la Comunidad de Madrid a diversas empresas privadas, entre ellas Indra, en el marco de la financiación ilegal del PP. . «Este es un hilo en la solicitud de trámite sin ninguna justificación en base a los datos que se encuentran en el resumen desde 2017», argumentó el juez.

La Fiscalía amonestó al instructor durante tres años sin incorporar en el resumen las pruebas encontradas en el registro de varios ejecutivos del PP en relación a la financiación ilegal de este partido. También criticó al juez por rechazar nuevos procedimientos de investigación sobre Indra, a pesar de que esta empresa admitió que pagó por servicios nunca prestados a empresas que supuestamente financiaron ilegalmente al PP madrileño. «No se explica el cambio de criterio del instructor», escribieron los fiscales en su recurso de apelación.

El despido de Indra

El juez firmó una orden el 23 de marzo sobreseyendo provisionalmente la causa contra Indra. «No se ha constatado incumplimiento grave de los deberes de control, fiscalización o fiscalización del organismo sobre el trabajo de sus empleados, así como haber verificado la adopción y ejecución, antes de la comisión del delito, de una eficaz prevención supervisada modelo por un organismo autónomo «.

El juez encontró a varios ejecutivos de Indra acusados ​​de presunta corrupción, vinculada a la financiación del PP de Madrid, pero entendió que la empresa no tenía responsabilidad por lo sucedido porque había aplicado sistemas precisamente para evitar la comisión de delitos entre sus empleados.

La Fiscalía constató que Indra «colaboró ​​en el pago de empresas amigas del PP-Madrid por contratación fraudulenta de las mismas» y impugnó el expediente provisional, atribuyendo al juez de instrucción «un razonamiento ilógico y arbitrario. El Anticorrupción recordó que Indra identificó a los responsables y despidió a los que aparecieron como sospechosos, pero lo hizo el 10 de diciembre de 2019, cinco años después de los hechos. Y se preguntó: «Un programa de cumplimiento normativo es efectivo cuando no solo no detecta los hechos, ¿Pero se necesitan cinco años para identificar irregularidades y actuar? ”La orden del juez García Castellón“ carece de lógica en cuanto a las causas del sobreseimiento pactado ”y genera“ una vulneración del derecho a la tutela judicial efectiva, provocando desamparo ”.

Los fiscales anticorrupción, conscientes de la intención del juez de poner fin a las investigaciones sin aceptar las medidas solicitadas y aprobando el sobreseimiento del proceso contra Indra, denunciaron «la extraña posición procesal». [del instructor], incompatible con los principios de celeridad y protección de los derechos fundamentales ”.

La fiscalía popular de ADADE y el PSOE apeló por su parte para rechazar el procedimiento que solicitaron hace casi un año pero al que ahora ha respondido el juez. «Llama la atención», denuncian, «la diligencia del tribunal para cerrar la investigación, sus referencias a los años en que se investigó el caso y que no encontraron el tiempo para poner el proceso a disposición de las partes».