La Fiscalía mantiene abierta la investigación de Juan Carlos I a «presionar» a Felipe VI



El periódico digital de Alicantur Noticias

los La oficina del fiscal quien conduce Dolores Delgado mantiene abiertas las investigaciones Juan Carlos I por las presuntas comisiones en la construcción del AVE en La Meca por «presión» Felipe VI. Así lo confirman fuentes legales consultadas por Libertad digital quienes denuncian que la Fiscalía del Tribunal Supremo, pese a plantear la hipótesis de la investigación del rey emérito hace 8 meses, «no archiva ni procesa el caso».

En octubre, diversos informes indicaron que el Ministerio Público «cerró» este caso porque no se había probado que Juan Carlos I hubiera cometido delitos fiscales o blanqueo de capitales. El motivo fue que el rey emérito en el momento en que cometió los presuntos crímenes era inviolable. Pese a ello, el Fiscal no procedió a presentar el caso ni a procesarlo, remitiéndolo a la Sala Penal de la Corte Suprema.

Las mismas fuentes consultadas por LD informan que «cuando el Gobierno de Pedro Sánchez tiene problemas en los medios de comunicación, surgen nuevos datos sobre la investigación contra el rey emérito. Recordamos que Dolores Delgado pasó de ministra de Justicia en el Ejecutivo del PSOE a fiscal general del Estado.

Además, la investigación fue encomendada por Delgado al Fiscal de la Corte Suprema especializado en delitos económicos, Juan Ignacio Campos. Posteriormente, Delgado eligió a Campos como su mano derecha en la Fiscalía como abogado de la Corte Suprema, en sustitución del jubilado, Luis Navajas.

«Manteniendo abierta la causa, quieren presionar al rey Felipe VI y a la Corona. Luego de una investigación de 8 meses tan especial que no logró probar los delitos, el Ministerio Público ahora debe tomar una decisión. Delgado sabe que una vez que el caso llegue a la justicia, lo archivará la Sala Penal del Tribunal Supremo ”, añaden.

Cabe señalar que la conclusión de que Juan Carlos no podía perseguirse en este caso se obtuvo «hace mucho tiempo». Sin embargo, «la investigación se aceleró con mayor diligencia porque el asunto fue investigado por el fiscal suizo». En particular, por el fiscal Yves bertossa, cuyo padre era el fiscal general de Ginebra y amigo cercano del ex magistrado de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón.

La Fiscalía Suprema se hizo cargo de esta investigación el pasado mes de junio, que previamente había iniciado la Fiscalía Anticorrupción. Según indicó el Ministerio Público en un comunicado, la investigación se refirió a la Fase II de la construcción de la línea ferroviaria de alta velocidad, el llamado AVE del desierto que conecta las ciudades de Medina y La Meca, En Arabia Saudita.

La investigación se centró en delimitar o excluir la relevancia criminal de hechos ocurridos después de junio de 2014, momento en el que el rey emérito dejó de estar protegido por el «inviolabilidad que el artículo 56.3 de la Constitución Española reconoce al Jefe de Estado ”.

Los otros casos se abrieron contra Juan Carlos

En noviembre pasado, la Fiscalía anunció el inicio de una nueva investigación, la tercera, en Rey emérito Juan Carlos I, después de recibir información de «inteligencia financiera». En particular, un informe del Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales (SEPBLAC).

La nueva investigación se sumó a los otros dos casos ya abiertos en la Fiscalía Suprema por posibles cesiones de la construcción del AVE en La Meca y otro sobre unos pagos con tarjeta mate de un dólar de Juan Carlos I y sus demás familiares desde una cuenta en la que no figuran como titulares.

En relación con los pagos con tarjeta opaca, el rey emérito presentó una declaración de impuestos en diciembre «sin obligación previa» y pagó 678.393,72 euros al Ministerio de Hacienda para regularizar su situación fiscal, comunicando que está «como siempre» a disposición del Ministerio Público «para cualquier trámite o escritura que estime oportuno». Don Juan Carlos, que salió de España el pasado mes de agosto, Desde entonces ha residido en los Emiratos Árabes Unidos.

.