La Fiscalía no actuará de oficio contra Belarra pero informará a favor de la admisión de una denuncia



La actualidad en Alicantur Noticias

La Fiscalía no actuará de oficio contra el consejero de Derechos Sociales y líder de Podemos, Ione Belarra, pero informará a favor de admitir una denuncia en su contra cuando sea presentada al Tribunal Supremo. La Belarra acusó al Tribunal Superior en redes sociales el pasado viernes de haber cometido un delito de prevaricación tras haber condenado al exdiputado de la formación viola, Alberto Rodríguez.

En un comunicado, la Comisión Permanente de Consejo General de la Judicatura (CGPJ) mostró su «absoluto y rotundo rechazo» a las manifestaciones de Belarra «con mayor fuerza que en otras ocasiones» porque atribuir «la comisión de un delito a sus magistrados». Un comunicado que, según el CGPJ, «sobrepasa absolutamente los límites del derecho a la libertad de expresión», además de «generar una sospecha inaceptable sobre la actuación del máximo tribunal de la nación».

Fuentes tributarias consultadas por Libertad digital asegurar que la Fiscalía Penal Suprema crea que la mayoría hay «relevancia criminal» en las graves acusaciones del ministro y gerente de Podemos contra los magistrados del Tribunal Supremo acusados ​​por él de haber cometido un delito de prevaricación.

Sin embargo, excluyen actuar de oficio porque en la reunión informal del lunes por la mañana, no todos los representantes del Ministerio Público presentes se manifestaron a favor de iniciar una acción oficial contra Belarra. La Fiscalía General del Estado no participó de esta reunión, Dolores Delgado, quien, siendo una cuestión de política, debe abstenerse, después de haber sido ministra de Justicia con el PSOE

Las mismas fuentes consultadas por este diario están convencidas de que la denuncia contra el Ministro de Derecho Social es inminente y es precisamente en ese momento que la Sección Penal del Tribunal Supremo los trasladará e informará a favor de su ingreso: «No actuará de inmediato, pero tan pronto como se presente una denuncia, actuará».

Como publicado LD, La acusación de Belarra de abuso del Supremo constituye «un delito de difamación propagado a través de publicidad, por lo tanto, la pena puede ser de hasta dos años de prisión. Además, cuando se ataca a las autoridades, es necesario investigar de oficio. Por tratarse de un delito que puede ser perseguido de oficio cuya comisión es evidente y notoria, el Ministerio Público y, en su defecto, y en el caso de un delito cometido por un medidor ante la Corte Suprema, el Fiscal de la Corte Suprema. Tribunal, tiene la obligación de presentar una denuncia o denuncia de los hechos ante el Tribunal Superior contra Belarra ”.

«Podría ser la Sección Segunda de la Corte Suprema misma actúa de oficio y, luego de la declaración del viernes, la Comisión Permanente del CGPJ está obligada a contactar al Fiscal General del Estado o al órgano judicial competente (Sección Segunda de la Corte de Casación) e informar de los hechos. A pesar de todo lo anterior, cualquier ciudadano puede acudir a la Sección Segunda de la Corte Suprema y denunciar los hechos, e iniciar el trámite o presentar la denuncia relacionada en el ejercicio de la acción popular ”, agregaron las mismas fuentes.

Tampoco se excluye que Las acusaciones de Belarra podrían formar parte de un crimen contra instituciones estatales Artículo 504 del Código Penal: «Quienes calumnien, insulten o amenacen gravemente al Gobierno de la Nación, al Consejo General de la Judicatura, al Tribunal Constitucional, al Tribunal Supremo, al Consejo de Gobierno o al Tribunal Superior de Justicia de una Comunidad.

Belarra tras los pasos de Rodríguez

Y lo que es más, los magistrados calumniados «también pueden ejercer la acción correspondiente», aunque han sido calumniados por cumplir con los deberes de su cargo, se espera que la Comisión Permanente del CGPJ y la Procuraduría General de la República cumplan con sus obligaciones que justifican su existencia ”, recalcan.

Belarra podría seguir los pasos de Rodríguez y perder su asiento y ministerio. «La conexión de la calumnia con su actuación política es más que evidente y esto justificaría el accesorio de inhabilitación especial que la expulsaría del gobierno, pero también porque la pena de prisión llevaría a la aplicación de 6.4 LOREG y su destitución de la Tribunales por incompatibilidad o ‘inelegibilidad sobreviviente’ ”, especifican.

.