La Generalitat insiste en pedir al gobierno y al rey que se disculpen por la ejecución de Companys



Las mejores noticias en Alicantur Noticias

Día oficial de luto en Cataluña, banderas de media vara y crepes negros en los edificios públicos. La Generalitat conmemora el 80 aniversario de la ejecución de Lluís Companys con sentidas expresiones de duelo, ofrendas florales y ardientes discursos. El ex presidente suspendido, Quim Torra, su suplente, Pere Aragonès, la portavoz, Meritxell Budó, y el presidente de la Parlamento, Roger Torrent, forman el coro de dolientes con el acompañamiento de los líderes socialistas liderados por Miquel Iceta y los Podemitas catalanes, con Jéssica Albiach a la cabeza.

Homenaje de las autoridades regionales junto al sepulcro de Lluís Companys en el foso de la Pedrera del castillo de Montjuich, cerca de donde fue fusilado el presidente de la Generalitat un día como hoy hace ochenta años. Los discursos siguen al del 11 de septiembre de Torra, cuando pidió al Gobierno y al Jefe de Estado que se disculparan por la ejecución de Companys después de que fuera entregado a España por la Alemania nazi en 1940. En ese discurso estuvieron los embajadores . en España de Francia y Alemania que pidieron perdón. Ahora y en el discurso de Torrent, lo que está en juego ha aumentado y los presidentes históricos Helmut Kohl y François Mitterrand habrían estado mostrando el pesar y el pesar de sus países. Budó por su parte llamó a los catalanes a «luchar» por la «liberación de Cataluña» y «derechos humanos».

Tras los parlamentos de los líderes independentistas, les tocó el turno a Miquel Iceta y Jéssica Albiach, quienes pasaron por alto las supuestas virtudes de la ley de gobierno sobre memoria democrática. Iceta señaló que el juicio de Companys fue una «estafa» y Albiach mostró su satisfacción de que el gobierno hubiera cancelado los juicios del régimen de Franco. Y todo ello acompañado de grandes adjetivos sobre los valores que habría encarnado Companys, bajo cuyo mandato fueron asesinados miles de catalanes por los «delitos» de ser católicos, monjas y sacerdotes, conservadores y catalanistas moderados.

Víctimas silenciadas

Las miles de víctimas del terror desatado en Barcelona en los años 36 y 37, de las aceras, las sacas y los checos quedaron fuera por las feroces intervenciones de dirigentes nacionalistas e izquierdistas. Esta tarde se develará en la plaza de San Jaime una teja que recordará la figura de Companys, según dijo Budó el pasado martes. El acto contará con una intervención «académica» de la discapacitada Torra.

.