La Guardia Civil considera una organización terrorista a un grupo radicalizado de CDR separatistas



La actualidad en Alicantur Noticias

Actualizado

El informe Benemrita afirma que fabricaron explosivos y que habían buscado información sobre Pablo Casado

Inscripción en Sabadell tras la detención de nueve separatistas vinculados al CDR
Inscripción en Sabadell tras la detención de nueve separatistas vinculados al CDR

La Guardia Civil concluyó en un informe remitido a la Audiencia Nacional que el Equipo de Respuesta Táctica (ERT), integrado por miembros radicalizados de los Comités de Defensa de la República (CDR), fue una organización criminal con fines terroristas que tenía como objetivo «la planificación del asalto, ocupación y defensa del Parlamento de Cataluña» una vez llegara el llamado ‘día D’, para el que se manipulaban sustancias explosivas.

En el informe, de mayo de 2021 y basado en grabaciones realizadas en septiembre de 2019 que terminaron con nueve detenidos, la Guardia Civil afirma que “la ERT juega un papel clave en la planificación del asalto, ocupación y defensa del Parlamento de Cataluña, mostrando su naturaleza una organización criminal con fines terroristas de la que recoge todos los elementos ”.

La Benemrita, cuyo informe aparece en el resumen del caso -al que tuvo acceso Europa Press-, explica que «la organización gozó de un alto grado de cohesión favorecido por la anterior membresía común del CDR, que permite a todos sus miembros perseguir la mismo propósito en sus acciones, además de compartir un sustrato ideológico relativamente homogéneo favorable a la obtención de la independencia catalana a través del activismo radical ”.

La ERT fue un encargo del «colectivo clandestino denominado ‘CNI cataln'» de participar en el asalto al Parlamento en ‘da D’, fecha que los investigadores no pudieron determinar pero que según ellos pudo haber ocurrido después de la sentencia del 1-O, con el fin de «producir un efecto desestabilizador en el Estado español».

Como parte de los preparativos para la toma de la sede legislativa, se les instruyó «desarrollar sustancias incendiarias, explosivas y explosivas con el fin de llevar a cabo acciones contra diferentes objetivos que, al final, favorecieron la tarea» y, para ello, recopiló «los precursores necesarios, manuales detallados, datos y formulaciones manuscritas correctas y equipos de laboratorio necesarios para la síntesis de compuestos explosivos».

Según la Guardia Civil, «el grupo tenía la vocación de permanecer en el tiempo, como lo demuestra su constitución a finales de 2018 y las intensas relaciones entre sus miembros hasta el momento de las detenciones».

Los detenidos buscaron información sobre Pablo Casado, edificios oficiales e infraestructura

En su informe, la Guardia Civil asegura que los imputados Alexis C., Germinal T., Esther G., Rafael Joaqun D. y Sonia P. han «planificado» a través de la aplicación de mensajería Signal «la realización de diversas acciones violentas» contra el Parlamento de Cataluña, el Consejero del Interior o de Justicia, el cuartel del cuerpo e incluso el centro logístico de la Amazonia en Martorelles (Barcelona).

La institución lo deduce del «análisis de las pruebas que se produjo» durante el allanamiento del domicilio de Alexis C., en el que «se obtuvo información concluyente sobre su actividad encaminada al previo reconocimiento y vigilancia de posibles objetivos sobre los que llevar a cabo realizar acciones o intentar «. En efecto, tres de los sospechosos habían ido al lugar de algunos de los objetivos seleccionados para llevar a cabo «ataques» con el objetivo de «realizar un reconocimiento y fotografiar esos puntos».

En las imágenes tomadas por la Guardia Civil se recogen algunos aspectos de las estructuras, como los accesos, las cámaras de vigilancia o la ubicación de las torres eléctricas. Fotografías de la multinacional ferroviaria ALSTOM en Santa Perpetua de la Mogoda (Barcelona), la planta fotovoltaica ubicada en el polígono industrial de Can Baliarda en Sant Fost de Campsentelles (Barcelona), la empresa de maquinaria industrial ATFE, en el mismo municipio, y varias torres de tensión .

La Guardia Civil también encontró mapas de vías de comunicación y estaciones de ferrocarril donde se habían marcado como puntos de interés estaciones de servicio de Repsol y un centro de transformación de Endesa.

Paralelamente, durante el allanamiento de la vivienda del sospechoso Jordi Ros, el instituto armado intervino informando de otros «objetivos concretos» que el CDR «había elegido para llevar a cabo sus atentados», como la Delegación del Gobierno en Barcelona o la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

Entre estos emplazamientos, también se encontraron «pruebas» de que tenían previsto atacar la sede de la Comandancia de la Guardia Civil de Barcelona en Sant Andreu de la Barca, la Comandancia Naval de Barcelona y el Gobierno Militar de Barcelona, ​​así como y hacia miembros, vehículos y estructuras de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

“La información obtenida nos permite confirmar que Jordi Ros y otros miembros de la organización habían desarrollado actos preparatorios, consistente en una tarea de reconocimiento de los objetivos, vigilancia y control de las estructuras policiales, tomando fotos y vídeos de los objetivos predeterminados”, concluye el informe.

La Guardia Civil también apunta que Jordi Ros supuestamente jugó varios Búsquedas en Internet de personas vinculadas a partidos políticos opuestos a la independencia para cometer supuestamente una «acción» en su contra.

Entre las personas que busqué estaban el presidente del PP, Pablo Casado, el concejal del Ayuntamiento de Barcelona Manuel Valls (BCNxCanvi), la alcaldesa de Sabadell, Marta Farrs (PSC), la alcaldesa del mismo municipio Marta Morell (Podem ), el exdiputado del PP en las Cortes Generales Joan López, el exsecretario general del CS Jos Manuel Villegas, el excongresista Francisco Aranda (PSC) y un alcalde del BRIMO de los Mossos d’Esquadra.

.