La hermana y el cuñado del obispo de Orihuela-Alicante también fueron vacunados contra el coronavirus



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

Viernes 12 de febrero de 2021-20: 48h

La Consellera de Sanidad de la Generalitat Valenciana investiga cómo el prelado recibió la primera dosis en la Casa Sacerdotal

Jess Murgui, obispo de Orihuela - Alicante

Jess Murgui, obispo de Orihuela – Alicante

Conferencia Episcopal

La hermana y el cuñado del obispo de Orihuela-Alicante también recibieron la primera dosis de la vacuna contra Covid-19 el 8 de enero, el mismo día en que el prelado de esta diócesis, Jess Murgui, fue vacunada en Casa Sacerdotal. Asimismo, Vicente Martínez, vicario general del obispado de Orihuela-Alicante, lo recibió en la misma fecha.

Así lo afirma en un comunicado del vicario general de este obispado, en el que indica que, desde septiembre de 2012, la hermana del obispo y su esposo se encuentran presentes y conviven con el prelado. «Por eso están vinculados de manera saludable, como el Obispo, a la Casa Sacerdotal», donde «está su dirección de salud», reza el comunicado. Según el vicario general del obispado de Orihuela-Alicante, la hermana y el cuñado del prelado «recibieron la primera dosis de la vacuna cuando fueron convocados el 8 de enero, como en otras campañas de vacunación».

Como para la vacunación del Vicario General del Obispado de Orihuela-AlicanteEl propio Vicente Martínez explica en el comunicado que residió de noviembre de 2019 a septiembre de 2020 en la Casa Sacerdotal «por una aplasia espinal severa que requirió asistencia permanente del Hospital General y de las enfermeras de la Casa Sacerdotal».

«Aunque he mejorado de mi enfermedad, actualmente sigo recibiendo tratamiento, bajo la supervisión continua del mismo equipo de salud de la Casa Sacerdotal, aunque mi residencia está en el Teologado Diocesano que, como muchos saben, forma parte del mismo residencial complejo y está dentro de la Casa Sacerdotal ”, se lee en el comunicado.

“De hecho, comparte el mismo patio y el mismo personal de cocina y sanitarios. Esto me permite compaginar mi trabajo como rector en el Theologate y el adecuado seguimiento de mi enfermedad”, añade. El vicario general de la diócesis de Orihuela-Alicante afirma que el 8 de enero, por su «vínculo de salud con la casa sacerdotal y por ser una persona en riesgo», lo llamaron para «recibir la primera dosis de vacuna».

El consejero de Sanidad investiga esta inyección de la primera dosis al obispo de Orihuela-Alicante. Esta misma semana, el prelado de 74 años renunció a recibir la segunda dosis en el mismo centro donde se le administró la primera y anunció que se ponía «en manos de Salud Pública para completar su vacunación cuando, donde y como se le indique. . autoridad. salud «.

.