La irrelevancia tecnológica de España



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

MADRID

Actualizado:

No es ningún secreto que España está lejos de ser una potencia tecnológica. No tenemos músculos productivos ni tenemos músculos innovadores. Y la Unión Europea en su conjunto, aunque a un nivel más bajo, también está empezando a perder ese tren, como lo está demostrando la crisis de los semiconductores. Nuestro estado de bienestar y el nivel de los salarios europeos nos han llevado a trasladar la producción a Asia. La diferencia es que mientras los asiáticos, y en especial los chinos, saben transformarse y no solo fabricar lo que otros diseñan o inventan, sino que también empiezan a innovar, en Europa y, por supuesto, en España, nos vamos quedando atrás. Los expertos comentan que los fondos europeos

son una oportunidad que, bien explotada, puede ayudarnos a posicionarnos en ese mapa de la innovación tecnológica, con inversiones que nos permitan ser más competitivos. Pero los fondos por sí solos no son suficientes, se necesita formación de capital humano y un entorno fiscal, empresarial y regulatorio favorable que fomente la inversión y atraiga talento. Y queda un largo camino por recorrer.

Las batallas dentro del gobierno de coalición entre los ministros de Podemos y los del PSOE, que últimamente siempre ganan la viola, no van exactamente en la dirección correcta. Tras las luchas por el aumento del salario mínimo, ganadas por Yolanda Díaz, el debate ahora se centra en la contrarreforma laboral para derogar la ley aprobada por el gobierno de Mariano Rajoy en plena crisis económica, en 2012. La Comisión Europea tiene serias dudas de que los cambios que quiere hacer el Ejecutivo vayan en la dirección correcta y les asegura que Nadia Calviño está controlando, si no guiando, los cambios. Y por eso Pedro Sánchez, muy condescendiente desde el verano pasado con Yolanda Díaz, defendió este viernes a su vicepresidente económico en Bruselas. Hacer que el contrato del sector prevalezca sobre el contrato de la empresa o recuperar la ultraactividad de los convenios colectivos introduce más rigidez y no sirve para abordar el problema real de nuestro mercado laboral: la temporalidad.

Y cuando se trata de salarios, podría pensar que aumentar el salario mínimo puede ayudar a atraer talento, pero no se equivoque. En el ámbito de la tecnología, la inteligencia artificial, la innovación … no se cobra exactamente el salario mínimo. Los salarios deben ser más atractivos para evitar que nuestros jóvenes talentos huyan del país y, sin duda, ese es el trabajo de las empresas, pero el gobierno también tiene armas en la mano para atraer y no desalentar la llegada de capital humano preparado. La subida del IRPF a rentas altas o el incremento de las cotizaciones a la seguridad social de las empresas no parecen las mejores medidas para conseguirlo.

Superar la OCDE aplicando por ti mismo una tarifa de Google por la que casi nada se ha cobrado y que ahora nos hemos comprometido a eliminar, o aplicar ante el resto de países occidentales una tarifa mínima en las Empresas, tal y como prevén los Presupuestos, tan pronto ya que permite recaudar unos cientos de millones, pero pesa la imagen del país entre los inversores y, probablemente, también entre los emprendedores que están pensando en instalarse en España.

El uso correcto de la ganancia inesperada europea puede facilitar el despegue de nuestra actividad tecnológica e innovadora; Sin duda, es necesario fortalecer los vínculos entre las universidades y el mundo empresarial; Ayudaría subir los sueldos para atraer talento, pero las distintas administraciones no pueden ignorar su responsabilidad de facilitar las startups tecnológicas y las que apuestan por la innovación con menos burocracia e impuestos.

Crecen las inversiones en I + D

España invirtió el año pasado el 1,47% del PIB en Investigación y Desarrollo, un poco más que el año anterior, pero sobre todo por la caída del PIB, según datos de Cotec. Aun así, todavía estamos lejos de la media europea y de países como Alemania que destinan más del doble a este juego que nosotros.

Míralos
Comentarios

.