La izquierda busca el voto verde



El periódico digital de Alicantur Noticias

La izquierda busca el voto verde

Podemos quiere ser verde (aunque sin dejar el morado). El PSOE quiere ser eco, pero eco-socialista. La izquierda intenta seducir a un movimiento verde que se presenta como apolítico: los jóvenes que se manifestarán este viernes contra la inacción ante el cambio climático. Más de un millón de votantes están en juego con respecto a 2014, cuando, por ejemplo, nació Podemos, tenían 14 años. Es la Generación Z que no vivió en el 15-M, pero se politizó en el 8-M y ahora se espera que grite en Viernes para el futuro. Ambas formaciones han mostrado abiertamente su apoyo a este movimiento, aún incierto en España. Aunque ambos bandos defienden su pedigrí medioambiental.

En el caso del PSOE, sostienen que el primer ministro, el interés de Pedro Sánchez por el medio ambiente no es circunstancial ni temporal. En enero de 2013, el presidente reemplazó en la sede a Cristina Narbona, de quien heredó la portavoz de la Comisión de Estudio del Cambio Climático en el Congreso. Una responsabilidad que mantuvo durante año y medio. “Unos días después de ir al Consejo de Seguridad Nuclear, lo tenía en mi oficina. Empezaba a ser un economista que veía la importancia de la ecología ”, dice el Ministro de Medio Ambiente (2004-2008).

De la mano de Narbonne, ahora presidente de los socialistas, Sánchez introdujo la sostenibilidad medioambiental como una de las líneas de su proyecto. Por primera vez, el ecosocialismo apareció en un documento estratégico del partido como «garantía esencial de un progreso seguro, equitativo y duradero».

El programa del PSOE para mujeres municipales sitúa al ecologismo como diferenciador. “Uno de los problemas de la socialdemocracia europea y del discurso medioambiental es que ha dejado esta agenda en manos de partidos monotemáticos, muy minoritarios, que no se veían con capacidad de gestión. El hecho de que el PSOE lo incluya en su proyecto hace que adquiera una relevancia que hasta ahora no tenía ”, reflexiona Óscar Puente, alcalde de Valladolid y coordinador del programa de elecciones locales.

Podemos, en esta lucha con los socialistas, aliarnos una vez más con el partido ambientalista Justo. Confluence United We Can propone la Plan Horizonte Verdebuscando una reducción del 50% de las emisiones en 2030 y del 90% en 2040 respecto a las actuales. Equo, en su proyecto de ley de Cambio Climático, que inspiró este plan, propuso una reducción del 35% con respecto a 1990 para el 2030 y de hasta el 95% en el 2050. Para lograr estos objetivos, propone una inversión público-privada anual. alrededor del 2,5% del PIB español. Esta iniciativa, que no se elaboró ​​en el Congreso, se propone generar el 80% del consumo eléctrico a través de fuentes renovables.

Para conseguir estos objetivos, proponen una inversión público-privada anual en torno al 2,5% del PIB español. «Este nuevo modelo creará cientos de empleos de calidad, aumentará la innovación, recuperará el talento migrado», dijo Echenique.

Juan López Uralde, titular de Equo, fue uno de los primeros en acercarse a los estudiantes. “Tenemos que hacer atractivas nuestras propuestas, cualquier intento de cooptación política termina destruyendo este tipo de iniciativas”, dice. United We Can ha vinculado sus medidas a tratados internacionales y figuras que se encuentran entre los exponentes de los jóvenes de entre 18 y 24 años. Un sector de la población que en las últimas elecciones de 2016 representó el 10% de sus votos, según el barómetro postelectoral del CIS.

Esta semana el PSOE hizo explícito su apoyo a los estudiantes. “Estamos unidos y apoyamos a los jóvenes que han decidido rebelarse. Quien llora por no resignarse. Hacemos nuestro su grito con medidas, con ciencia y con determinación ”, es el mensaje de la campaña que los socialistas han lanzado en las redes.

Los socialistas aprobaron un importante programa climático en el Consejo de Ministros de febrero, dos meses después de la fecha límite fijada por Bruselas para que los países de la UE presenten sus planes medioambientales. El plan implementado por el Ministerio de Transición Ecológica de Teresa Ribera incluye un proyecto de ley que prevé una reducción del 20% de las emisiones de gases de efecto invernadero en 2030 con respecto a los niveles de 1990. Y un borrador de plan energético y climático, que fija la cuota de energía renovable en generación eléctrica al 74% en 2030.

Estas medidas (articuladas en el anteproyecto, anteproyecto de plan energético y climático y anteproyecto de estrategia para una transición justa) no han sido implementadas y dependerán del Ejecutivo que saldrá de las elecciones 28-A.

.