La izquierda intenta acaparar las protestas de las Mareas Blancas en defensa de la salud en Andalucía



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

Actualizado

Manifestaciones en Sevilla, Granada, Huelva y Cdiz para que 8.000 empleados de SAS contratados como refuerzos de Covid no tomen las calles

Concentración en Las Setas de Sevilla este sábado.
Concentración en Las Setas de Sevilla este sábado.PODEMOS ANDALUCA

Los partidos de izquierda andaluza -PSOE, Unidas Podemos, Podemos Andaluca, Adelante Andaluca y Dña Pas Andaluca- han intentado acaparar las protestas en defensa de la salud pública organizadas por el marea blanca, a la que asistieron miles de personas en Sevilla, Cdiz, Granada y Huelva. La oposición ha encontrado en el descontento de la ciudadanía con la salud un elemento para atacar al gobierno andaluz del PP ya la ciudadanía.

Numerosos representantes de los partidos de izquierda andaluza participó activamente en las protestas, ya sea saliendo a la calle o enviando mensajes a través de sus cuentas en las redes sociales. En la legislatura anterior, el gobierno del PSOE de Susana Daz sufrió un excelente desgaste por las movilizaciones en defensa de la salud, que vuelven a salir a las calles con un gobierno de carácter político diferente.

Con el lema «Recuperemos la salud pública», la coordinadora andaluza de Mareas Blancas movilizó a miles de personas de cuatro provincias para pedir presupuestos sanitarios suficientes que permitan el buen funcionamiento del sistema público y rechacen el desvío de fondos públicos hacia el sector privado.

También pidieron a la Junta de Andalucía, que preside Juanma Moreno, que renueve a los 8.000 trabajadores del Servicio Andaluz de Salud (SAS) que han sido contratados como refuerzos contra Covid y que saldrán a las calles a finales de mes. De los 20.000 empleados registrados en la pandemia, solo 12.000 renovarán. El Consistorio sostiene que no todo el mundo puede seguir trabajando porque el gobierno de Pedro Sánchez no envía los recursos extra que se destinan a la comunidad en la primera parte de la crisis del Covid a Andalucía.

Fuentes de mareas blancas informadas a Europa Press, Sobre Cdiz Calcularon unas 3.000 personas concentradas, un «llamamiento importante» para criticar «las decisiones favorables del gobierno andaluz con la sanidad privada». «Bajan de las casas y la gente se suma y aplaude, por eso creemos que se ha logrado la movilización», indicó.

Por ello, solicitaron la contratación «inmediata» de 4.000 profesionales en el atención sanitaria básica que, según Mareas Blancas, cuesta unos 375 millones de euros, mientras que en el presupuesto propuesto por el Consistorio «hay 550 millones para conciertos sanitarios privados, pero no hay voz para mejorar la voz pública». «Sabemos cuál es su estrategia política: vaciar al público», dijeron.

Según información difundida por el coordinador, el evento en Sevilla comenzó en el Palacio de San Telmo y terminó en Las Setas, mientras que en granada hubo una concentración en Fuente de las Batallas y en Huelva, en la Plaza de las Monjas. Sobre Cdiz, por su parte, se realizó una marcha desde el Hospital Puerta del Mar hasta la Delegación Territorial de Salud y Familia. Todas las acciones tuvieron lugar a las 12.

Esta protesta se produce luego de que cientos de personas participaran el 12 de junio, también convocadas por White Tides, en diversas protestas en todas las provincias. excepto Jan y Almera, para solicitar «un plan de recuperación urgente» para la atención primaria.

Entre los que asistieron a la manifestación en Cdiz se encontraba la portavoz de Adelante Andaluca, Teresa Rodríguez, quien criticó que el presidente del Gobierno «sonríe muy bien y es muy simpático», pero que «está arruinando la salud pública en Andalucía».

Los 8.000 «despidos»

Rodríguez criticó que el gobierno del PP y la ciudadanía «están muy satisfechos consigo mismos y se sienten muy cómodos con las encuestas», pero sus decisiones sanitarias son «insostenibles», como «el despido de 8.000 trabajadores sanitarios» contratados temporalmente por la pandemia «. la transferencia de dinero público a fondos privados, cada vez más en cantidad para el cordura privada«, o la situación de la atención primaria.

“No entendemos cómo los centros especializados de pruebas diagnósticas no abren por la tarde, no entendemos cómo los quirófanos no funcionan por la tarde, cómo no podemos aprovechar al máximo el potencial de la salud pública andaluza, que sin duda es el mejor que hay en Andalucía «, subrayó Rodríguez, quien destacó que el problema de listas de espera, «no es que fuera idílico con el gobierno anterior [del PSOE]Pero ahora ha empeorado ».

Diputado Unidos Podemos Ismael Sánchez Participó este sábado en la protesta de la marea blanca en Sevilla e insistió en que «no permitiremos el desmantelamiento de la sanidad pública para que el sector privado pueda recaudar fondos con dinero público».

Por su parte, Podemos Andaluca ha defendido a través de su cuenta de Twitter que «hoy salimos a la calle a poner los puntos sobre temas de salud». «No queda nadie en nuestra salud pública, así que simplemente despida a los trabajadores de la salud», dijo.

Por otro lado, el portavoz de salud del Grupo Parlamentario Socialista, Javier Carnero, pidió a Juanma Moreno «que escuche a los sanitarios que hoy les gritan en la calle a través de las mareas blancas y que no despidan a 8.000 sanitarios, para recuperar realmente su presencia y no desviar fondos al sector privado».

Carnero recordó que «el Ayuntamiento tiene más de 2,3 mil millones euros del gobierno español, que los invierte en sanidad y no despide a 8.000 trabajadores sanitarios. ”“ La sanidad pública andaluza está por debajo del mínimo ”, ha dicho el dirigente socialista.

Los socialistas también participaron en las protestas con la presencia en Cdiz del secretario provincial del PSOE de Cádiz, Irene García, quien defendió esta movilización «porque hay más motivos que nunca para rechazar el desmantelamiento de la salud pública que se ha producido y especialmente en los últimos meses».

“Están intentando torpedear la información para que no sepamos cómo afectan los despidos previstos para el 31 de octubre a los trabajadores sanitarios de Cádiz”, finalizó.

La coordinadora general de la Sra. Pas Andaluca, Esperanza Gmez, también salió este sábado. «Una atención primaria desbordada, municipios sin urgencias las 24 horas del día, listas de espera quirúrgicas que no se reducen, precariedad laboral en el personal sanitario … Hoy acompañamos a la Marea Blanca de Sevilla a pedir sanidad pública sin recortes ni privatizaciones», puntualizó. dijo en su cuenta de Twitter.

.