La Junta de Andalucía propone pensiones vitalicias para los ex presidentes del consejo de administración



La actualidad en Alicantur Noticias

De izquierda a derecha, Eli Maldonado y los ex presidentes de la Junta de Andalucía José María Rodríguez de la Borbolla, Manuel Chaves y Rafael Escudero, en un mitin del PSOE en 2006.
De izquierda a derecha, Eli Maldonado y los ex presidentes de la Junta de Andalucía José María Rodríguez de la Borbolla, Manuel Chaves y Rafael Escudero, en un mitin del PSOE en 2006.García Cordero

El gobierno andaluz de coalición PP y Ciudadanos pretende dar un retiro de oro a los expresidentes de la junta directiva del Consejo Asesor, el órgano asesor legal de la Junta de Andalucía y las corporaciones locales con competencias similares a las del Consejo de Estado . La reforma impulsada por el ministerio de la presidencia y comunicada al PSOE, grupo mayoritario en el Parlamento y la oposición, permite a los ex presidentes ser concejales permanentes con sueldos superiores de por vida, según fuentes del Gobierno y del PSOE.

Conforme a la legislación vigente, quienes hayan ocupado la presidencia de la comunidad pueden ser miembros permanentes del Consejo Asesor, hasta los 65 años, si así lo desean. Estos concejales perciben viáticos y dietas -la sede del órgano está en Granada- pero no un salario anual, y su nombramiento es incompatible con ser un cargo de primer nivel, miembro de las Cortes, parlamentario autonómico o concejal. Tampoco pueden ser funcionarios en activo.

Solo el primer presidente electo de Andalucía (1982-1984), Rafael Escuredo, estuvo cuatro años en su condición de expresidente (de 2005 a 2009), mientras que desde 2011 es electo concejal, desde 2014 con cargos a tiempo completo y dedicación. tiempo. Su salario anual, al igual que el de los otros cinco consejeros designados por decreto de la Junta de Andalucía, es de 68.149,92 euros. Escuredo (Estepa, Sevilla, 77) este año respeta el tiempo máximo que marca la ley para ocupar el cargo (10 años), por lo que tiene que dejarlo.

En este contexto, el Ministerio de la Presidencia que encabeza Elías Bendondo busca un acuerdo con todos los grupos del Parlamento para «dar dignidad y valor» a la figura de los ex presidentes, como subrayó el asesor el pasado lunes en un foro organizado por la Cadena SER. El gobierno autonómico ha propuesto modificar los artículos 7, 14 y 16 de la Ley del Consejo Consultivo. El primero define quiénes pueden ser nombrados consejeros permanentes: “Quienes hayan ocupado el cargo de presidente de la Junta de Andalucía serán consejeros permanentes, hasta que cumplan los 65 años. Su nombramiento se producirá por decreto del Consejo de Administración, sujeto a aceptación por parte del interesado ”. El límite de edad se elimina en la reforma de este artículo.

Se modifica el artículo 14 para someter a los consejeros permanentes al régimen de incompatibilidad de los altos cargos de la administración de la Junta de Andalucía, como ya ocurre con el presidente, los consejeros electos y el secretario general del Consejo Asesor.

La reforma del artículo 16 establece que los expresidentes «tendrán derecho a percibir una retribución en los conceptos y montos que anualmente se fijen en la ley de presupuestos de la comunidad autónoma», como ya ha hecho el presidente, los concejales elegidos puntualmente en pleno y el secretario general del órgano asesor jurídico del Consejo. Además, se propone reformar dos artículos del Reglamento del Consejo para adaptarlo a la nueva norma.

Según el portal de transparencia del Ayuntamiento, la retribución anual del presidente del Consejo es de 69.243,84 euros; 68.149,92 para los seis concejales electos y 58.352,06 para el secretario general.

De salir adelante esta propuesta, tres de los cinco ex presidentes andaluces, todos socialistas, podrían, si lo desean, acudir al Consejo Asesor con sueldo anual: Rafael Escuredo, José Rodríguez de la Borbolla y Susana Díaz, que aceptaron oficialmente la oferta. del nuevo líder del PSOE, Juan Espadas, que será nombrado senador por la comunidad autónoma. Manuel Chaves y José Antonio Griñán fueron condenados a nueve y 15 años de inhabilitación de cargos públicos respectivamente por el caso ERE, sentencia que se encuentra pendiente de revisión en la Corte Suprema.

Más información

La idea del Ministerio de la Presidencia es elaborar en una sola lectura la reforma de la ley ya en el último Pleno del Parlamento previsto para la próxima semana, pero que requiere la improbable unanimidad de la Cámara.

La nueva dirección del grupo socialista lleva días proponiendo reformar la ley, aunque todavía no ha dado el visto bueno definitivo, según fuentes consultadas por Alicantur.

En la etapa de Manuel Chaves como presidente del consejo, el parlamento andaluz aprobó en marzo de 2005 la ley que regula la condición de los ex presidentes de la Junta de Andalucía, como lo han hecho otras comunidades autónomas.

El objetivo era «reconocer el papel jugado» por quienes ejercían la mayor responsabilidad política en la comunidad. Además de dotar a los ex presidentes de una oficina de apoyo, la ley también estableció que al cumplir los 65 años y cese de la actividad, podrán percibir un complemento de pensión mensual equivalente al 60% del salario del Primer Ministro en ese país. momento. En ese momento, el PP fue el único grupo que votó en contra de lo que el entonces portavoz popular y hoy consejero adjunto de la Presidencia y número dos di Bendodo, Antonio Sanz, lo describió como una «gran pensión». La paradoja no acaba ahí: fue el presidente Griñán quien modificó la ley en 2011 para eliminar el cargo de ex presidentes andaluces.