La Justicia considera que los ejecutivos de Glovo no violaron la libertad sindical de sus distribuidores



La actualidad en Alicantur Noticias

La Justicia considera que los ejecutivos de Glovo no violaron

Los ejecutivos de Glovo no violaron la libertad sindical de sus trabajadores cuando mantuvieron una serie de reuniones con ellos en noviembre de 2020, momento en el que la Corte Suprema ya había fallado a favor de la contratación de sus distribuidores. Así lo decretó el martes el Juzgado de lo Social de la Audiencia Nacional, que desestimó el recurso de casación presentado por la UGT, en el que se acusa a la empresa de haber actuado de manera «antisindical».

MÁS INFORMACIÓN

El sindicato aseguró que durante estas reuniones, que tuvieron lugar los días 19 y 20 de noviembre por videoconferencia, el cofundador de Glovo, Sacha Michaud, y el titular de relaciones públicas de la empresa, Miguel Ferrer, en presencia de 400 distribuidores, habían mantenía «referencias peyorativas de los sindicatos» y había promovido a sus empleados a asociarse como autónomos, lo que consideraban un «acto de injerencia antisindical». Sin embargo, la Audiencia Nacional, cuya sentencia recoge todo el contenido de ambas reuniones y a las que ha tenido acceso EL PÁIS, considera que en las mismas «no se infiere que el empleador haya intervenido con voluntad antisindical, mucho menos con la ‘intención de dañar a UGT ”.

Además, asegura que «el propósito de las reuniones no era que los distribuidores se afilien a un sindicato auspiciado por el empleador, ni insultar a la actriz de UGT como tal organización en defensa de los trabajadores, ni amenazar a los distribuidores si así lo pretendían a favor del relación laboral contractual o su afiliación a UGT, sino más bien para intentar convencerlos de que mantener una relación de trabajo por cuenta propia con la plataforma era más ventajoso que una relación laboral ”. Por ello cree que «no se agradece ninguna acción que califique como antisindical».

La audiencia también explica en su sentencia que «ninguna norma legal impide que un empleador se reúna con sus empleados», quienes han decidido conectarse voluntariamente y que no existe ninguna norma que impida que tales reuniones tengan como objetivo la expresión de sus criterios. “La convocatoria de reuniones que Glovo celebra los días 19 y 20 de noviembre con sus distribuidores encuentra amparo legal en el derecho de reunión, artículo 21.1 de la Constitución, y lo que se discute en el artículo 20.1”, subraya la sentencia.

Autónomo asalariado y no falso

El 23 de noviembre de 2020, la Corte Suprema asestó un duro golpe a las empresas de reparto como Glovo al descubrir que los repartidores, conocidos como caballerosSon asalariados y no autónomos, condición en la que desarrollan su actividad. «La relación entre un comerciante (piloto) y la empresa Glovo tiene carácter laboral «, lee la nota informativa emitida por el Supremo.

Objeto de esta resolución, el Consejo de Ministros aprobó el 11 de mayo lo que se denominaría la ley de caballeros, con lo que aseguró que se considerarán distribuidores de plataformas digitales De hecho como asalariados y no como falsos autónomos. Esta ley fue presentada luego de seis meses de negociaciones entre gobierno, sindicatos (UGT y CC OO) y empresarios (CEOE y Cepyme).

Además del reconocimiento a los empleados, otro de los aspectos más importantes de la caballeros Es obligatorio para todas las empresas concienciar a sus empleados de la fórmula matemática de los algoritmos que utilizan para coordinar las relaciones laborales.