La justicia de La Haya se declara competente para investigar crímenes de guerra en Palestina



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

Desalojo de familias palestinas por parte del ejército israelí, miércoles en Humsa al Baqaia (Cisjordania).
Desalojo de familias palestinas por parte del ejército israelí, miércoles en Humsa al Baqaia (Cisjordania).Majdi Mohammed / AP

los Corte Penal Internacional (CPI) el viernes declaró su jurisdicción sobre los crímenes de guerra cometidos en los territorios palestinos. La decisión abre la puerta a la apertura de una investigación contra Israel, que no es signatario del Estatuto de Roma, tratado con el que fundó la Corte en 2002. El estado judío está impugnando la jurisdicción, considerando que Palestina no es un país internacional. Estado reconocido. Desde julio de 2015, la Autoridad Palestina es signataria del Tratado de Roma, que regula la justicia penal internacional. La jurisdicción también se extiende a las acciones de milicias palestinas como Hamas.

Después de casi cinco años de estancamiento, la máquina de justicia penal mundial se lanzó en diciembre de 2019 cuando la fiscal de la CPI, Fatou Bensouda, pidió al tribunal que abriera una investigación por crímenes de guerra. «Hay indicios racionales para proceder con una investigación sobre la situación en Palestina», especificó en la petición, debido a la intervención de las Fuerzas Armadas israelíes y milicias palestinas, como las de Hamas o la Jihad Islámica. «Estoy convencido de que se han cometido o se han cometido crímenes de guerra en Cisjordania, la Franja de Gaza y Jerusalén Este», concluyó Bensouda, antes de pedir a los jueces que se pronuncien sobre su «jurisdicción territorial» ante la «muy controvertida situación jurídica y fáctica». «Existente en el suelo.

Por dos votos contra uno, los jueces de la Sala de Cuestiones Preliminares que examinaron su petición finalmente decidieron que, de acuerdo con el derecho penal internacional, la CPI se declara competente para investigar crímenes de guerra en Palestina, sin que ello presuponga considerarla como un estado o por determinar sus fronteras. «La jurisdicción de la Corte sobre la situación en Palestina se extiende a los territorios ocupados desde 1967», afirma la resolución. «La Cámara no tiene autoridad para impugnar y revisar el resultado del procedimiento de adhesión».

El anuncio cayó como una jarra de agua fría en Israel en medio de la festividad del sábado judío, marcada por la inactividad oficial. El primer ministro Benjamin Netanyahu acusó el viernes a la Corte Penal Internacional de «violar la capacidad de los países democráticos para defenderse del terrorismo». En 2019, el jefe de gobierno acusó a la justicia internacional de ser «un arma política para deslegitimar al Estado judío». Israel argumenta que la Corte Penal de La Haya no tiene jurisdicción sobre Israel, que no ha firmado el Estatuto de Roma. El fiscal general israelí asegura que las demandas interpuestas por Palestina, que se encuentra bajo la jurisdicción de la CPI desde 2015, «carecen de validez», ya que la Autoridad Palestina no es «un estado soberano de derecho internacional» y por tanto no cumple los criterios. por intervenir ante ese tribunal.

Tras la incorporación de Palestina a la jurisdicción de la Corte Penal Internacional en julio de 2015, la fiscalía de La Haya inició procedimientos preliminares sobre la expansión de asentamientos palestinos y la demolición de viviendas palestinas en Cisjordania y Jerusalén Oriental, y sobre la guerra de 2014 en Gaza (en la que murieron 2.500 palestinos, dos tercios de ellos civiles). Las investigaciones en la Franja también podrían involucrar a milicias de enclave, como Hamas y la Jihad Islámica, para el lanzamiento indiscriminado de cohetes masivos contra la población israelí durante el conflicto.

Estos procesos, iniciados por documentos proporcionados por la Autoridad Palestina y diversas ONG, también responden a una demanda palestina por la muerte de cerca de 300 manifestantes tras los disparos de tropas israelíes en la frontera de Gaza entre 2018 y 2019, así como por la amenaza de desalojo y expulsión de sus hogares por familias beduinas en la Ribera Occidental.

Al gobierno israelí le preocupa especialmente que la apertura de una investigación penal internacional en La Haya pueda dar lugar a acusaciones de funcionarios militares y civiles israelíes sospechosos de cometer crímenes de guerra o crímenes de lesa humanidad en los territorios palestinos y que, como resultado, puedan ser detenidos. en el extranjero bajo orden de arresto emitida por La Haya La CPI no tiene su propia fuerza policial para hacer cumplir sus resoluciones y requiere la cooperación de los estados para ejecutarlas.

El Ministerio de Relaciones Exteriores palestino mostró de inmediato su disposición a colaborar con los jueces y en un comunicado celebró la decisión del tribunal en «un día histórico para el principio de responsabilidad» de las naciones. «Es una victoria para la ley, la justicia y los valores morales», agregó el ministro de asuntos civiles, Hussein al Sheikh, responsable de las relaciones con Israel en la Autoridad Palestina.